What's wrong with Lawrence
Public Schools?

What’s wrong with Lawrence Public Schools?

By Dalia Díaz

      The President of the Lawrence Teachers’ Union, Frank McLaughlin, sent a letter to Dr. Thomas Sharkey, principal at Lawrence High School on November 8, stating his concern for the safety of students when leaving the premises.  He referred in his letter to an incident on November 5, in which a student was hurt and taken by ambulance to the hospital, bleeding profusely from a head wound.

      Although Principal Sharkey said that “the boy was hit from behind and possibly hit his head on the concrete pavement,” said Mr. McLaughlin’s letter. “All students who were milling around watching the medical personnel work on the victim said that he had been stabbed,” continued the letter.  Upon checking with Chief John J. Romero, he explained that the student was in fact, hit from behind and, “although it was not a stab wound, it is no less important,” explained the Chief.

      This is not an isolated case because Mr. McLaughlin mentioned other incidents going back to September of this year where students have been involved in spontaneous fights resulting in several arrests; a student was assaulted in another instance and slashed with a razor blade, having to be rushed to the hospital by ambulance.

      Some teachers that I spoke to told me that they feel perfectly safe inside Lawrence High School and the problems are on the outside.  They are also quick to tell me that Mr. McLaughlin is addressing the wrong issue and he is not representing the interests of the teachers.  For example, what is the justification for not having teachers in several classrooms at Lawrence High School?  This is the time into the school year that there are vacancies in Biology, English, Math, etc. and teachers are forced to double up their classes in order to entertain students they don’t know and are not aware of their levels in those subjects.

      The school is in chaos according to these teachers courageous enough to talk to me.  The discipline problem is so serious that there is no room for detention.  There is great disorder caused by the lack of coordination and poor scheduling.  Teachers and students are constantly moving from room to room creating loss of concentration.

      Disabled students are placed next to the main exit doors and in case of emergency, it could create a traffic jam.  They have scaffolding obstructing traffic; they are painting during school hours and the fumes are affecting students and staff.

      Special needs students on wheelchairs have to enter through the same doors where trucks unload milk crates and milk is spilled all over the floors, making it very unsanitary.

      But the problems are not limited to Lawrence High School.  A few weeks ago, there was a fight at the Oliver School and the police had to be called in.  Also, last month, there was a stabbing at the Tarbox School.  The school was locked down until 1:30 but the knife was never found.  The fact remains with one student stabbed and these are elementary grades.

      The Rollins School is the most active.  The ambulance has to be called almost daily.  The neighbors don’t know if the reason is medical or troubles inside.  The police have had to go there many times.  A couple of weeks ago, there were five police cars at the same time.

      But LHS remains the worst case within the system.  New students arriving to Lawrence have been rejected from attending day classes and instead are told to attend evening classes.  Although the reason given to these parents is that there is no space, the real reason is because of their limited English language skills. This is against Massachusetts General Laws.

      I don’t have a vendetta against the superintendent and this is not personal.  Rumbo has no access to the schools and you can bet that the problems are more severe than shown here.

      Parents are complaining about the lack of transportation for their children and the only excuse given is that there is no money for that, blaming the City Council’s cuts to the schools’ budget. How come, Superintendent Laboy hired an editor to produce a newspaper for the school system?


Los problemas de las Escuelas Públicas de Lawrence

Por Dalia Díaz

      El Presidente de la Unión de Maestros de Lawrence, Frank McLaughlin, envió una carta al Dr. Thomas Sharkey, director de Lawrence High School el 8 de noviembre, enumerando sus preocupaciones por la seguridad de los estudiantes cuando salen de la escuela.  El se refirió en su carta a un incidente el 5 de noviembre, en el cual un estudiante fue lesionado y llevado al hospital en ambulancia, sangrando mucho por una herida en la cabeza.

      Aunque el Director Sharkey dijo que “al muchacho le dieron por la parte de atrás y posiblemente se dio un golpe con el pavimento de concreto en la cabeza,” dice la carta de McLaughlin.  “Todos los estudiantes que estaban mirando cómo el personal médico se ocupaba de la víctima dijeron que él había sido apuñalado,” continuó la carta.  El Jefe de Policía John J. Romero me explicó que es estudiante fue golpeado realmente por atrás y, “aunque no haya sido una puñalada, no es menos importante,” dijo el Chief.

      Este no es un caso aislado porque el Mr. McLaughlin mencionó otros incidentes ocurridos desde setiembre de este año donde estudiantes han estado involucrados en peleas espontáneas resultando en varios arrestos; un estudiante fue asaltado en otra ocasión y cortado con una navaja, teniendo que ir al hospital por ambulancia.

      Algunos maestros con quienes he hablado me dijeron que se sienten perfectamente seguros adentro de la escuela secundaria y que los problemas son afuera.  También se apresuran a decirme que el Sr. McLaughlin está haciendo frente al asunto equivocado y no está representando los intereses de los maestros.  Por ejemplo, ¿cuál es la justificación para que varios salones de clase de Lawrence High School no tengan maestros?  Esta es la época del año en que todavía tienen plazas vacantes en biología, inglés, matemática, etc. y los maestros están forzados a enseñar a dos clases a la vez para mantener a los estudiantes ocupados sin saber quiénes son ni a qué nivel están en esas materias.

      Las escuelas están en un caos según me cuentan estos maestros que han tenido el valor de hablar conmigo.  El problema de la disciplina es tan serio que no hay forma de darles detención a los estudiantes como castigo.  Hay un gran desorden causado por la falta de coordinación y mala programación de clases.  Los maestros y los estudiantes están constantemente moviéndose de un aula a otra creando pérdida de concentración.

      Los estudiantes discapacitados son colocados próximos a las puertas de salida y en caso de una emergencia, pudiera crear un problema de tráfico.  Tienen andamios obstruyendo el tráfico; están pintando durante horas escolares y el vaho está afectando a los estudiantes y al personal.

      Estudiantes de necesidades especiales en sillas de ruedas tienen que entrar por la misma puerta que los camiones descargan la leche y se riega por los pisos, haciéndolos antihigiénicos.

      Pero los problemas no están limitados a Lawrence High School.  Hace unas semanas hubo una pelea en la Escuela Oliver y la policía tuvo que intervenir.  También el mes pasado, un muchacho fue apuñalado en la Escuela Tarbox.  La escuela fue cerrada hasta la 1:30 p.m. pero no pudieron hallar el cuchillo.  Aún así, la realidad de la situación fue que un estudiante resultó herido y estos son grados elementales.

      La Escuela Rollins es la más activa.  La ambulancia tiene que venir casi a diario.  Los vecinos no saben si la razón es médica o problemas adentro.  La policía ha tenido que ir muchas veces.  Un par de semanas atrás, cinco carros patrulleros respondieron a la vez.

      Pero LHS continúa siendo el peor caso dentro del sistema.  Nuevos estudiantes que llegan a Lawrence han sido rechazados para las clases diurnas y tienen que ir de noche.  Aunque la razón que dan a los padres es que no hay espacio en la escuela, la verdad es porque están limitados con el inglés.  Esto es ilegal según las Leyes Generales de Massachusetts.

      Yo no tengo una vendetta contra el superintendente y ésto no es personal.  Rumbo no tiene acceso a las escuelas y puede apostar cualquier cosa a que los problemas son peor de lo que muestro aquí.

      Los padres se quejan de la falta de transportación para sus hijos y la única excusa que les dan es que no hay dinero, culpando al Concejo Municipal por los cortes en el presupuesto.  ¿Cómo es que el Superintendente Laboy creó la posición de editor para producir un periódico dentro del sistema escolar?

      Me han dicho que la persona que lo ayudó a pasar el famoso examen que el estado le requería es quien Laboy ha escogido como  editor de este periódico que está planeando publicar.  Acaso, ¿ha sido publicada esa posición para que otras personas puedan solicitarla?  Lo peor es que él sigue repartiendo plazas y nadie lo llama a contar.

      ¿Hay alguien preguntando dónde estaba escondido en el presupuesto el costo de la impresión y el salario del editor?

      Hay dinero disponible para las cosas que le interesan al Sr. Laboy.  Los niños pueden caminar.


Con la autorización de:  www.rumbonews.com





 Página principal

 Inglés

 Arriba

 Anterior

 Siguiente





| Artículo: La sobredosis de televisión daña la salud de los niñosOtros: Televisión

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL