27. La familia


    A) La familia

    La familia es el ámbito natural de la solidaridad. Basta con usar otra palabra sinónima,, la fraternidad, para expresar la raíz de las relaciones entre los hombres. La familia es la comunidad donde nacen los hermanos; es, no solo el ámbito sino fuente de fraternidad, la solidaridad más estricta entre los seres humanos. En tanto que la familia es comunidad de amor, la tendencia a la comunidad de vida es un  rasgo natural de  las relaciones familiares; y la familia misma es el ámbito natural para que la solidaridad nazca y tenga más posibilidades de desarrollo. La familia se puede considerar fuente de la que salgan  estímulos para que la  solidaridad fraterna sea un factor real en la vida huana. "Saber querer" es la exigencia que el Santo pone más alta entre las condiciones de los padres para que cumplan su misión. (Es Cristo que pasa, 27). La fe ensancha nuestra mirada, porque en ella nos sentimos hermanos y se descubre "con mayor hondura la fraternidad que nos une a la humanidad entera" (Es Cristo que pasa, 139).

   En la familia muestra más claramente su rostro humano la caridad. Como todo el mundo sabe, la caridad es amor, es amor de Dios y, por derivación, amor al hombre, al ser humano

   La caridad no es un mandato genérico o una costumbre social que nos lleva a dar limosna al necesitado. Es comprensión t hacerse uno con quien nos rodea. Una de las manifestaciones más claras de la caridad es el "cariño humano", en el cual amamos con el mismo corazón con que amamos a Dios y sentimos nuestra vida como algo participado con nuestros hermanos los hombres. Amor de Dios y cariño humano, que nace en la familia pero que vale la pena intentar llevar también a las relaciones que establecemos con quienes nos rodean.

     Víctor García Hoz. Ideas para la educación. Editorial Rialp. Pág. 107.

    Tertulia dialogada de Hacer familia.  Otras tertulias

    B) Formación del criterio

    La dirección del educando implica, en primer término, la formación del criterio, o sea de la prudencia, tanto científica, que guía al hombre en la investigación de la verdad, como la práctica, o sentido de la vida, que le ofrece normas de conducta basadas en los dictados de la eterna sabiduría.

   Por lo que respecta a la formación del criterio especulativo, debe, ante todas las cosas, el cooperador de la verdad prevenir a sus alumnos contra las innumerables fuentes o causas de error y de sofismas; contra las  ingerencias de la imaginación, que fácilmente da por falso lo que no puede ella representarse; d del corazón que pretende erigirse en juez, por ejemplo, en cuestiones jurídicas; o de los sentidos, que rechazan cuanto n0o pertenece a su dominio; o del hábito, que lleva a exigir en todas las materias igual género de certeza; contra el apriorismo, origen de innumerable errores y rémora de las ciencias naturales, históricas y sociales; contra la  observación de los hechos; contra los abusos de austeridad; contra las ilusiones, ídolos que llamaba Bacon, y tantas y tantas causas de error que es punto menos que imposible se vea el hombre libre completamente de ellas.

    P. Valentín Caballero, Sch. P. Orientaciones pedagógicas de san José de Calasanz. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. pág. 68.

   Tertulia dialogada de Valores.  Otras tertulias

   C) El papel de la mujer

    Sobre esta lucha de tensiones, el Padre Poveda no pasa de largo, al contrario, la situación en la crisis de nuestro tiempo puede ser decisiva:

   "La cuestión es de vida o muerte"... "El feminismo de nuestros días, tal y como lo enseñan los enemigos de la Iglesia, no es sino el cuerpo de doctrina, donde se contienen las enseñanzas para hacer prevaricar a la mujer".

   El contexto de este párrafo es más bien sombrío:

   "... No pensemos tanto como se necesita pensar en este asunto; entiendo que, como en  todo lo demás, carecemos de orientación; que no unimos nuestros esfuerzos, etc."

  San Pedro Poveda. Itinerario pedagógico. Estudio preliminar de Ángeles Galino. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Pág. 68.

    Tertulia dialogada de la Revolución sexual.  Otras tertulias






Ideas educativas | Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL