74. El noviazgo

    A) El Príncipe Azul

    Para encontrar al novio ideal, las chicas pueden hacer dos cosas: aguardar a que se presente un hombre bueno o tratar de buscar al Príncipe Azul siguiendo una estrategia personal.

    Este plan de acción podría tener estos principios:

    1. Cuidar la salud tanto física como mental, comiendo correctamente, haciendo ejercicio sano y descansando lo necesario. Leer buenos libros, revistas y periódicos para estar al tanto de lo que ocurre en el mundo. De esta forma se tiene algo de qué hablar cuando se sale. Cuidar el vestido para dar buena impresión, resultando elegante pero no seductora.

    2. Ser educada. Hay que comportarse como una verdadera señora, sabiendo lo que se quiere y manteniéndose firme en ello. No decir palabrotas delante de los hombres porque se perdería la dignidad femenina. Respetar a todos los chicos aunque parezcan poco formales; si se respetan se gana la estima de los que se acerquen a la chica.

    3. Programar la vida social. Se puede preparar un plan de acción para buscar el Príncipe Azul. En primer lugar, fijar cuánto tiempo se va a dedicar, que podría ser dos noches a la semana.

    También se puede pensar a qué lugares se puede ir, teniendo en cuenta que los bares y discotecas no suelen ser los sitios más adecuados para encontrar un buen marido. Se puede ir a una boda o a una fiesta en donde poder encontrar personas de ideas afines. También se puede asistir a reuniones de movimientos pro-vida y a otras actividades como clases de baile, lecciones tenis o asociaciones diversas. En todas las circunstancias la chica ha de defender ser bien tratada. Si un chico no se comporta correctamente, hay que buscar el momento oportuno para hablar seriamente y dejar las cosas claras. No hace falta ser maleducada pero hay que exigir un trato respetuoso.

    4. Buscar por Internet. Actualmente se pueden encontrar páginas web con posibilidades de conocer a uno o varios chicos con los que intercambiar correos electrónicos y chatear. Pero hay que extremar las precauciones a la hora de dar información personal y fotografías.

    Si un chico vive lejos e invita a ella a visitarle, en principio, ella no debe ir. Podría encontrarse sola en una ciudad desconocida y tener problemas. Se deben evitar los hoteles.

    Si él desea conocer a la chica y a ella le parece bien, podría venir a su ciudad y reunirse en un café o algo así. Es bueno conocer al chico personalmente y hablar de muchos temas antes de pasar a un noviazgo serio.

    5. Vivir la castidad cristiana, desde el principio de empezar la relación. La transigencia sólo es fuente de problemas. También conviene conocer si el chico es piadoso, aunque hay averiguarlo indirectamente. Se puede preguntar por las cosas esenciales para él, como el trabajo, los deportes, la fe, las excursiones o la música. Si contesta que sólo le interesa la lectura, se le podría hablar con naturalidad de las propias actividades religiosas y esperar a su reacción. Si no responde, puede no estar interesado. También puede ocurrir que se alargue el tiempo y él no muestre ningún interés de casarse. Será el momento de terminar una relación que no va a ninguna parte.

    Arturo Ramo García

    B) La Mujer Soñada

    En general, el hombre es el conquistador, el perseguidor y la mujer la conquistada, el premio. Ordinariamente a las chicas les encanta que los hombres lleven la iniciativa en el noviazgo y el hombre es quien ha de hacer el primer movimiento.

    Si al chico le gusta una chica no debe perseguirla como un enamorado insatisfecho. Es mejor salir con naturalidad durante unos dos meses como buenos amigos e invitarla a cenar, a dar un paseo en bici o hacer otras actividades divertidas.

    El hombre ha de ser un verdadero caballero con su doncella, saber cederle el sitio, dejarle pasar en la puerta, hacerle sonreír con un trato amable y tratarla con respeto. Pero el caballero ha de perseguir a la doncella no groseramente ni de modo machista, pero con decisión. Si la chica da señales de estar interesada es el momento de lanzarse y proponerle un noviazgo que termine en matrimonio.

    Si se pretende alcanzar la Mujer Soñada, el chico ha de ser el Príncipe Azul, es decir, un caballero bien formado humanamente y espiritualmente. Ha de ser decidido y amable, seguro de si mismo y humilde, que conoce sus limitaciones. Ha de tener en alta estima a las mujeres y respetarlas con amabilidad. Ha de buscar un buen trabajo y aprovechar todos los talentos que Dios le ha dado, como la inteligencia, la voluntad, las habilidades y la salud.

    Con el desarrollo actual de Internet puede buscar una novia en páginas web dedicadas a ofrecer servicios de relación de pareja. No todo lo que hay es positivo, pero es posible encontrar esposas buenas en estos servicios. Se pueden recorrer listas de chicas hasta encontrar a alguien que parezca interesante. Durante dos o tres meses se puede comunicar con ella por e-mail, por chat o por teléfono y más tarde se puede ir a visitarla a su ciudad para conocerla personalmente y hablar ampliamente de sus ideales y proyectos futuros. Con este conocimiento ya podrás tener criterio para seguir o no con la relación.

    Otro buen lugar para encontrar a la Mujer Soñada es en las bodas, en donde se pueden ver a muchas chicas con las que hablar con naturalidad. Otras ocasiones pueden ser reuniones de amigos, partidos de tenis, clases de baile o actividades deportivas. En algunos lugares se organizan cenas o fiestas entre amigos, en las que se pueden organizar juegos y dejar tiempo para hablar.

    Cuando se decide a pedir una cita con un a chica hay que preparar un plan concreto y no proponer salir en general. Es preferible proponerle ir a un sitio específico como un paseo por el parque, ir al cine, escuchar un concierto o cenar. Después hay que ser valiente para conquistarla aunque ella pueda rechazar. Hay que recordar que un corazón débil nunca conseguirá a la doncella.

    Ya en el noviazgo se han de crear situaciones románticas con interés e imaginación. A las mujeres les gusta que les regalen rosas o flores a iniciar una cita; en el día de su cumpleaños o de su santo no se puede olvidar de ir a cenar a un buen restaurante; en otras ocasiones se puede escribir una poesía o copiarla de un libro; salir de excursión al campo, con una buena merienda y terminar con una larga conversación. Con imaginación y espíritu innovador se pueden crear encuentros románticos para demostrarle el amor.

     Arturo Ramo García

    C) Noviazgo casto

    Los novios actuales se enfrentan a un reto importante: vivir castos durante el noviazgo.

    En el Evangelio se lee: “porque del interior del corazón de los hombres proceden las malas intenciones, las fornicaciones, robos, homicidios, adulterios, codicias, maldades, engaños, deshonestidad, envidia (…) Todas estas cosas proceden del interior y hacen impuro al hombre.” (Marcos 7, 21-23).

     Fornicar se define como “tener cópula carnal o unirse carnalmente fuera del matrimonio”. Se ve claro que Jesús se oponía a las relaciones prematrimoniales y la fornicación es pecado mortal. Pero se puede perdonar acudiendo a la confesión. Por otra parte, el sexo en sí mismo es bueno, porque lo ha puesto Dios en la naturaleza humana, pero la función sexual tiene auténtico sentido y rectitud moral solamente en el verdadero matrimonio.

    Toda actividad sexual fuera de este ámbito –tal como las relaciones prematrimoniales, el adulterio, la masturbación y los comportamientos homosexuales- es gravemente pecaminosa. El sexo es un símbolo del compromiso de amor entre los esposos y puede dar lugar a hijos que serán concebidos y educados en una familia estable.

    También son pecaminosas las caricias estimulantes que provocan una excitación sexual. La lujuria es la búsqueda del placer sexual en desacuerdo con la recta razón. La excitación sexual prepara a la persona a la relación sexual u orgasmo, pero si sólo hay excitación, se trivializa la sexualidad, es decir, se está usando como un juego.

    Los novios en sus citas y salidas pueden compartir su amistad, su afecto y el amor de donación que serán el fundamento del futuro matrimonio. Esto es bueno y deseable, pero los besos apasionados o cualquier otro acto que estimule el deseo del sexo es claramente inmoral.

    La pornografía consiste en dar a conocer actos sexuales, reales o simulados, fuera de la intimidad de los protagonistas, exhibiéndolos ante terceras personas de manera deliberada. Ofende la castidad porque desnaturaliza la finalidad del acto sexual. Los que se dedican a la pornografía, ya sean actores, cineastas y espectadores atentan contra la dignidad del hombre y la mujer a los que tratan como objetos de un placer rudimentario y buscan una ganancia ilícita. Es falta grave.

    Los besos con lengua o frends kiss tampoco son aceptables. Puede ser que a alguna chica no le exciten pero está claro que a los chicos normales les produce excitación. Si a un hombre no le produce placer un beso con lengua es posible que esté insensibilizado, y esto puede suponer que anteriormente haya habido mucha experiencia sexual.

    ¿Y los besos prolongados de una pareja estando sentados en el coche? Aunque se piense que es una muestra de cariño o afecto, lo habitual es que produzca excitación sexual en los dos novios. Por otra parte, el objetivo del noviazgo es conocerse en profundidad y hacer proyectos futuros. Los besos en el coche no persiguen esos objetivos fundamentales.

    En ocasiones las simples manifestaciones de afecto o cariño, que de suyo son buenas, pueden producir excitación por el principio del doble efecto. En todo caso, lo importante es no buscar el placer carnal y evitar las muestras de afecto demasiado prolongadas evitando ponerse en peligro de pecar.

    Por la psicología diferencial se conoce que los chicos se excitan con mayor rapidez que las chicas, por lo que ellas han de preocuparse en cómo reacciona su pareja. Si el chico insiste en continuos abrazos y besos es seguro que está sobrepasando la frontera del afecto de amistad y amor de donación. Con mucha delicadeza y sin ofender, ella ha de dar marcha atrás y ser consciente de que es responsable de todo lo que hace el chico y del daño que se hace a sí misma.

     Arturo Ramo García

   D) Noviazgo cristiano

   En el mundo actual se observa una gran confusión moral. Algunos piensan que vivir inmoralmente traería más felicidad y que el chico y la chica pueden mantener relaciones sexuales con quien quieran y cuando quieran utilizando el preservativo, las pastillas anticonceptivas u otros medios. Si aún así llega un embarazo, la solución es el aborto. Pero la realidad es que el sexo es más que un juego y las personas son algo más que un objeto de placer.

    La ley moral es la instrucción de Dios para nuestro correcto comportamiento, que llevará a la felicidad completa y eterna en el Cielo. Esta ley moral está adaptada a nuestra naturaleza humana como personas y ordenada a nuestra realización y perfeccionamiento como seres humanos racionales y sensibles.

    Si en el mundo se cumpliera la ley moral de Dios no habría divorcios, ni madres solteras, ni enfermedades venéreas, ni faltas de respeto, ni maltrato entre los casados. La mejor información sobre la ley moral la encontramos en la Sagrada Escritura y en el Magisterio de la Iglesia. Se puede pedir bibliografía a algún sacerdote de confianza.

    Algunos matrimonios reconocen que tienen muy pocas cosas en común aparte del sexo y carecen de base para su amistad porque durante el noviazgo se dedicaron fundamentalmente a la búsqueda del placer carnal. Pero algunos defienden esta postura diciendo que también cuando compramos un coche es prudente probarlo. Se puede dar una vuelta y ver cómo funcionan los frenos, el cambio y el modo de conducción. El coche es un objeto, que se puede usar durante unos años y después llevarlo al desguace o venderlo. Pero el novio o la novia no es un objeto que se pueda usar y tirar, sino una persona con una gran dignidad.

    El acto conyugal significa el don recíproco entre los esposos con el que se enriquecen mutuamente en un clima de gozosa amistad y este amor fecundo no termina en el egoísmo de los dos, sino en una nueva vida.

    “Esto coincide con nuestro análisis de los cuatro amores. La amistad, el afecto y especialmente el agape (amor de donación) son amores que afirman la personalidad, mientras que la actividad sexual sin esos amores se ha convertido en un hábito arraigado negativo. Sin la entrega que implica, el sexo tiende a despersonalizar al otro. Hace de la otra persona objeto para mí, no una persona unida a mí por el amor. Sólo cuando una persona se relaciona con su pareja correctamente, obtendrá experiencia de la alegría de un amor profundo y enriquecedor.” (1).

    En las relaciones prematrimoniales de esta moda sexual todos salen mal parados, pero las mujeres se han llevado la peor parte. Cuando una chica se acuesta con un chico, ella establece unos lazos afectivos y se siente comprometida, mientras que el chico no se siente comprometido. Ella tiende a soportar el mal comportamiento del chico porque teme perderlo. El resultado suele ser el maltrato de las mujeres antes del matrimonio y continúa en el matrimonio llegando desgraciadamente al homicidio en demasiadas ocasiones. Cuando empiezan los malos tratos en el noviazgo lo más prudente es cortar la relación aunque ella esté muy enamorada de su pareja.

    (1) T.G. Mrrow. Noviazgo cristiano en un mundo super-sexualizado. Editorial Rialp. Madrid. 2008. Página 71

    Arturo Ramo García
 


 Tertulia dialogada.

 Escribir las dudas sobre este texto y dos ideas interesantes. Contestar por escrito a estas cuatro preguntas y llevarlas después a la reunión general de la tertulia:

 1. ¿Qué estrategia seguir para conseguir el Príncipe Azul?

 2. ¿Cómo alcanzar la Mujer Soñada?

 3. Aspectos del noviazgo casto.

 4. El noviazgo y la ley moral.

   Bibliografía:

   Ramón Montalat. Los novios. Los misterios de la afectividad. Editorial Palabra.

   Enlaces de Internet:

Afectividad: no busque la abstinencia, busque el amor

El sacramento del matrimonio

Establecer contacto personal

10 razones para la abstinencia en el noviazgo

Embarazos adolescentes

La India y el sida

Ejercicios interactivos sobre el Príncipe Azul

Ejercicios interactivos de la Mujer Soñada

Ejercicios interactivos del noviazgo casto

Ejercicios interactivos del noviazgo cristiano

Ejercicios interactivos de grandes ideales


Tertulias dialogadas | Instrucciones | ListadoMás información | Para otro colegio

Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros ejercicios | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL