29. Sexualidad


    A) La sexualidad humana

   Las relaciones sexuales desempeñan un papel muy importante en la vida conyugal y para que funcione bien son necesarios unos aprendizajes sucesivos en los cuales se va conociendo en qué consiste la entrega total a la otra persona.

    El amor no puede reducirse a sentimiento ni a sexualidad y si estos dos factores no cumplen el papel que deben tener, se produce un vacío que puede tener consecuencias muy negativas.

    La sexualidad es comunicación total en la que el cuerpo tiene el máximo relieve. Se trata de integrar la sexualidad al proyecto común de la pareja. Cuando la sexualidad ocupa el primer lugar entonces se llega a la obsesión.

    Se debe distinguir el sexo, que es algo físico y que tiene unos resortes anatómicos y fisiológicos, y la sexualidad que es una realidad mucho más rica que abarca los apartados anteriores y además lo psicológico, lo espiritual y lo biográfico.

    Actualmente estamos invadidos por la cultura del preservativo, que ofrece sexo a precios devaluados, reduciéndolo a un instrumento de búsqueda de placer.

    Con relación a la sexualidad, el hombre es más primario e impulsivo, lo que significa que es más elemental y se excita de forma más rápida. Bastan unos estímulos para que todo el dispositivo fisiológico se ponga en marcha. Por este hecho puede ocurrir que el acto sexual vaya demasiado deprisa o que aparezca una eyaculación precoz, con lo que la mujer no participa del acto y se siente frustrada. Si se repiten con frecuencia estos hechos, la mujer perderá el interés por las relaciones sexuales y se volverá frígida.

    La mujer es más secundaria y reflexiva, es decir, que para excitarse sexualmente necesita más tiempo, tarda más en reaccionar y pide en la entrega más condiciones psicológicas favorables, gratas y positivas. Esta atmósfera psicológica que demanda la mujer se llama ternura y tiene para ella mucha importancia.

    La ternura es como el ungüento del amor y consiste en modales delicados, suaves y exquisitos en el trato. Los lenguajes verbal, no verbal y subliminal están llenos de emotividad. Ordinariamente el hombre no demanda estos factores.

    La sexualidad entre los esposos ha de ser más que sexo. Debe ser un medio de comunicación, de placer compartido, de colaboración y complicidad.

    Hace falta utilizar la inteligencia para que con el paso del tiempo las relaciones íntimas tengan sello propio y se vayan descubriendo nuevos modos y estilos para que no se acabe en una rutina tediosa, llena de monotonía, pesadez y saturación al repetir los mismos esquemas.

    Con la sexualidad inteligente se ha de combinar arte, talento y naturalidad, para procurar el bien a la otra persona y que el acto culmine en el orgasmo. Se ha de producir una relación íntegra, que reúna a la vez lo físico, lo psicológico, lo espiritual y lo histórico, en una gran melodía. Porque el amor de los esposos es la realización más completa de la persona.

    La sexualidad es algo muy valioso que debe considerarse con afecto y respeto; es parte del compromiso conyugal y lleva a la maternidad y a la paternidad.

    Arturo Ramo García

     B) La fecundación artificial

   La fecundación es un proceso biológico por el que se unen una célula reproductora masculina (espermatozoide) con una femenina (óvulo), formando el cigoto o embrión unicelular. Es cigoto pasa de la trompa de Falopio al interior del útero en el que se desarrollará durante nueve meses.

    Si la mujer no es fértil por la obstrucción de la trompa de Falopio u otras causas, se puede utilizar el procedimiento de introducir el esperma del varón o el óvulo ya fecundado en el aparato genital femenino. Para ello hay dos sistemas: la inseminación artificial y la fecundación in vitro.

    La inseminación artificial (IA) consiste en emplear algún artificio para introducir el semen masculino en el cuerpo de la mujer. A partir de este momento sigue el proceso normal de reproducción. El semen puede proceder del marido o de un donante anónimo.

    La fecundación in vitro es una técnica de laboratorio para poner en contacto los oocitos femeninos, extraídos del ovario con los espermatozoides. La fecundación se produce en una probeta y después de unos días se colocan en el útero.

    A pesar de las técnicas depuradas utilizadas, los éxitos obtenidos son escasos: entre el 20 y el 31%. Según un estudio del doctor Cohen de 2.342 casos de todo el mundo, la tasa de abortos espontáneos es del 26,2%. Los embarazos múltiples (gemelos o trillizos) es del 19,3%. La tasa de cesáreas en embarazos únicos es del 46% y en embarazos múltiples el 72%. El riesgo de parto prematuro y de hipotrofia fetal es tres veces superior al de los embarazos normales.

    La GIFT o Gamete intrafallopian transfer o transferencia intrafalopiana de gametos es una ayuda en el proceso de la transmisión de la vida. Las fases del proceso son:

    a) Recogida del esperma obtenido del acto conyugal por un preservativo perforado o desde el fondo vaginal.

    b) Capacitación del esperma en el laboratorio, si fuese necesario.

    c) Obtención de un solo oocito del ovario femenino.

    d) Transferencia del esperma y del oocito al cuerpo de la mujer donde tiene lugar la fecundación.

    Este proceso parece que cumple con exigencias de Pío XII en la Instrucción Donum vitae: "La conciencia moral no prohíbe necesariamente el uso de algunos medios artificiales destinados exclusivamente sea a facilitar el acto natural, sea a procurar que el acto natural realizado de modo normal alcance su fin".

    No obstante, algún autor defiende que este "procedimiento todavía está en discusión desde el punto de vista de sus consecuencias morales" (Spagnolo, A.G.)

  Arturo Ramo García

   C) El aborto

   Llamamos aborto a la expulsión prematura de un feto no viable, cuando no es posible la supervivencia fuera del seno materno. Cuando el feto ya es viable de habla de parto prematuro.

    Ordinariamente llamamos aborto a la expulsión y muerte prematura de un feto viable. Desde al punto de vista médico, el aborto puede ser espontáneo o involuntario cuando se produce en los primeros días de la gestación.

    El aborto es provocado, cuando se expulsa voluntariamente. En este apartado se incluye el aborto terapéutico. Hasta los años sesenta el aborto era un delito grave, aunque algunos países lo han legalizado en algunos supuestos:

    - Para salvaguardar la salud física o mental de la madre.

    - Cuando la madre ha sido violada o ha sufrido incesto o es menor de edad.

    - Si la madre ha padecido rubeola o ha estado expuesta a otros riesgos.

    - Cuando se diagnostica al feto con síndrome de Down.

    - Si los padres sufren una deficiencia mental y no podrían educar a su hijo.

    Podemos estudiar estas formas de abortar:

    - Aborto por raspado uterino. Se mete por la vagina y por el cuello uterino una cuchilla quirúrgica de extremo encorvado hasta alcanzar la pared de la matriz. Se raspa con la cuchilla para desprender el embrión de la matriz o feto y la placenta que lo envolvía y se van sacando los trozos cortados del cuerpo del no nacido. La persona que realiza el aborto ha de asegurarse que no quedan dentro del útero ningún trozo del cuerpo de la víctima, porque se podría producir una infección o hemorragia a la madre. Este método se aplica de las siete a las doce semanas después de la fecundación.

    - Aborto por succión. Se aplica al útero de la madre una fuerte bomba de vacío que aspira con violencia el pequeño cuerpo del feto y la placenta. Atraviesa un tuvo de succión y se deposita en un frasco de cristal. La operación dura menos de dos minutos. Se aplica antes de las doce semanas.

    - Aborto por cesárea. Se realiza la operación quirúrgica que consiste en abrir la pared abdominal y el útero de la madre para extraer al niño. Una vez cortado el cordón umbilical, se deja morir al niño sin asistencia. Esta forma de aborto se lleva a cabo cuando ya está muy avanzado el embarazo y no se pueden aplicar otros métodos.

    - Aborto por inyección intraamniótica. Se extrae a través del abdomen de la madre, de la bolsa placentaria, unos10 a 100 mililitros de líquido amniótico y se introduce en la misma bolsa una solución de sal al 20% o suero glucosado al 50%. Se destruyen las células y tejidos de la placenta y el feto tarde una hora en morir por envenenamiento salino. Después se provoca la expulsión de la víctima del vientre de la madre. Esta técnica garantiza la muerte del hijo después de las 16 semanas (4 meses)

    - Aborto por perfusión o baño de prostaglandinas. Se inyecta por vía intravenosa lenta una serie de prostaglandinas que actúan sobre la contractibilidad de los músculos uterinos. Después de pocas se expulsa el feto y muere. Esta técnica se aplica entre las 12 y 14 semanas. Puede sustituir a la técnica de aborto por inyección intraamniótica.

    - La RU-486. Es una de las técnicas abortivas más recientes, conocida como la píldora de aborto francesa. Se emplean dos fuertes hormonas sintéticas llamadas mifepristona y misoprostol, para inducir químicamente al aborto en mujeres con un embarazo de cinco a nueve semanas.

    Se suelen hacer tres visitas a un centro abortista.

    En la primera se toman los comprimidos de RU-486, que bloquean la acción de la progesterona, la hormona natural vital para mantener el rico recubrimiento nutritivo del útero. El feto muere por falta de alimento mientras se desintegra el recubrimiento nutritivo.

    En la segunda visita se le suministra a la mujer una dosis de prostaglandinas artificiales que producen contracciones uterinas y la expulsión del niño muerto.

    La tercera visita tiene por objeto comprobar si se ha producido el aborto o no. Si es necesario se practica el aborto quirúrgico, cosa que sucede en un 5 a 10% de los casos.

  Arturo Ramo García

    D) Argumentos abortistas

    La medicina actual puede prever con alta certeza cualquier malformación del embrión humano o embriopatía. En el caso de que el diagnóstico confirme una malformación se plantea a los padres una situación dramática, ante la elección de un aborto o continuar con el embarazo. Desde el punto de vista médico se puede acudir a un tratamiento prenatal cuando sea posible o a una rehabilitación. Pero nunca puede provocar directamente la muerte de un ser inocente.

    El no aceptar una minusvalía supone un cierto racismo de los sanos o como dice el doctor Lejeune un racismo cromosómico, que puede traer graves consecuencias para la humanidad.

    No puede valorarse una vida por su normalidad o por su falta de productividad, sino por su intrínseca dignidad.

    En otros casos se puede plantear el dilema de salvar la vida de la madre a costa de la vida del hijo. Actualmente este aborto terapéutico no tiene sentido por los avances de la Medicina. Las embarazadas, bien cuidadas y tratadas con los modernos adelantos de la ciencia, son capaces de llevar a cabo cualquier gestación.

    Tampoco tiene consistencia la justificación del aborto por la salud mental de la madre. Los psiquiatras pueden eliminar cualquier problema psíquico provocado por el embarazo. Por otra parte, son los abortos los que producen muchas perturbaciones mentales en la madre.

    Ciertos grupos feministas, con pancartas diciendo que "mi cuerpo es mío", consideran que el feto es un apéndice de la madre, que puede eliminarlo según su voluntad. Esto es un error biológico. El feto que vive en el seño materno tiene un código genético propio, distinto de su madre, es decir, un organismo completamente diferenciado y nunca puede ser considerado como parte del cuerpo de la madre. Ésta podría tener cierto derecho sobre su cuerpo, pero el prenacido no es parte de su cuerpo: el el cuerpo de otro ser.

    Otras veces se defiende el aborto cuando la mujer ha sido violada y puede sufrir un grave trauma. Pero en este caso el aborto ni resuelve el trauma ni lo reduce: al contrario, puede aumentarlo.

    En algunos lugares se recurre al aborto para frenar el crecimiento de la población. Estudios de economistas y demógrafos actuales afirman que, en la práctica, el crecimiento de la población acaba constituyendo un factor de desarrollo económico.

    Algunos justifican el aborto cuando el embarazo se ha producido por "error" y se preguntan: ¿para qué tener un hijo que no se desea? Sin embargo, los benjamines o los últimos nacidos de un matrimonio suelen ser los más mimados, a pesar de que la mayoría de ellos han sido los menos deseados.

    El doctor Lenoski en un estudio con 500 niños maltratados, comparó el trato recibido por los niños deseados y los que no, concluyendo que el 90% de los niños maltratados habían nacido tras un embarazo consciente y planeado.

    El poner como condición de un ser humano la de ser deseado o querido por alguien para poder tener derecho a la vida, es un concepto realmente pavoroso: por lógica se seguirá que aquel "no deseado" podrá ser eliminado.

    Otros están a favor del aborto para evitar los llamados clandestinos, que se suelen realizar sin los medios sanitarios necesarios y con personal no preparado. Esto no suele ser verdad, ya que el aborto clandestino se ejecuta, salvo en muy pocos casos, en lugares adecuados y por personal técnicamente bien adiestrado.

    Por otra parte, con la legalización del aborto, el número de los clandestinos no disminuye en la proporción anunciada por los promotores, sino que a veces, incluso aumenta.

  Arturo Ramo García
 


   Tertulia dialogada.

 Escribir las dudas sobre este texto y dos ideas interesantes. Contestar por escrito a estas cuatro preguntas y llevarlas después a la reunión general de la tertulia:

 1. Diferencias más importantes entre la sexualidad del hombre y de la mujer

 2. ¿Cuáles son las fases de la GIFT?

 3. Señalar los métodos de aborto más destacados

 4. ¿Cuáles son los argumentos abortistas más conocidos?

   Bibliografía:

 Mary Beth Bonacci. Tus preguntas sobre el amor y el sexo. Editorial Palabra

   Enlaces de Internet:

Fecundación in vitro

Otras posibilidades de fecundación

Fecundación artificial

Valoración ética de la fecundación artificial

La marea negra de la pornografía

Pederastia

El corrosivo avance de la pornografía

Infidelidad on-line

La ideología de género destruye la familia

El derecho humano a la procreación no es ilimitado

La madre es quien mejor sabe la verdad

Los campos de exterminio siguen abiertos

La supuesta superpoblación

Congreso Internacional Provida

Los derechos fundamentales del niño

Medicina: aborto, noción y formas

Un senador habla de la venta de órganos

Argumentos abortistas y su crítica

Ejercicios interactivos sobre la sexualidad humana

Ejercicios interactivos sobre la fecundación artificial

Ejercicios interactivos sobre el aborto

Ejercicios interactivos sobre los argumentos abortistas






Tertulias dialogadas | Para más información | Para otro colegio

Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros ejercicios | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL