A don Quijote le rompen los dientes



Nombre_____________________________Curso:____Fecha:_______

Escribe sobre el guión la letra que falta.


Sancho le metió los ojos  _asta  la mismísima garganta,

y justo entonces el b_lsamo  hizo su efecto:

don Quijote no logró aguantarse las ganas de _omitar,

y soltó desde el  est_mago  una perdigonada de aceite

que le dejó a Sancho las  _arbas  perdidas.

Al ver aquello, el pobre escudero sintió tanto  _asco

que también él se puso a vomitar  so_re  su señor,

con lo que _edaron los dos como de perlas.

-Dime lo que _as  visto, Sancho -dijo don Quijote.

-Que no le queda un  s_lo  diente.

-¿Est_s  seguro?

-Le digo que le  _an  dejado las encías más lisas

que la  p_lma  de mi mano.

-¡Desventurado de mí!  -e_clamó don Quijote-.

Mejor _ubiera  perdido un brazo,

Porque un diente _ale  más que un diamante

y una _oca  sin muelas es la peor cosa del mundo.

Aquella jornada, los  sorprendi_  la noche

en lo más espeso del  _osque,

adonde habían entrado  _uscando  agua

para be_er   y asearse.

y ya sonaba el  _umor  de una cascada

cuando empezaron a  o_r  un gran estruendo

que dejó a Sancho tem_lando  de miedo.

-¿Qu_ es eso señor?

-dijo el pobre escudero con los ojos  a_iertos

de par en par como una  lie_re  asustada.

Sonaban los golpes a  comp_s,

como si estuvieran  marti_eando  en un gran hierro,

y no parecía sino que un _igante

 estu_iese  dando saltos con una cadena a cuestas.


Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es





| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El QuijoteAnterior | Siguiente |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL