27. Nacer y morir
Juego de palabras





  1. La eugenesia

    La eugenesia pretende conseguir un mejoramiento de la vida humana mediante el cuidado y selección de la especie. Este objetivo se remonta a la antigüedad. Platón por boca de Sócrates dice: "Es necesario que solo hombres escogidos tengan relaciones con mujeres selectas".

   A comienzos del siglo XX se promulgaron leyes en Estados Unidos que obligaban a la esterilización de todos los sujetos portadores de genes dominantes de ciertas enfermedades.

   En la Alemania nazi se pretendió la defensa de la raza aria poniendo en marcha programas de esterilización y más tarde de exterminio de deficientes mentales, malformados, etc.

   Actualmente algunos defienden la eugenesia mediante la esterilización, el aborto y la prohibición del matrimonio. De esta forma se conseguiría frenar el deterioro genético de la humanidad.

   Podemos distinguir la eugenesia positiva de la negativa. La positiva tiende a modificar el patrimonio hereditario mejorando las condiciones ambientales o sociales en las que se nace, vive y se desarrolla el individua. Entre ellos se pueden señalar: mejorar las condiciones de vida en el hogar y en el trabajo, mejorar la alimentación, protección de la madre durante el embarazo, fomento de la práctica de los deportes y la eliminación del uso de las drogas, el alcohol y el tabaco.

   La eugenesia negativa aspira a restringir en lo posible que nazcan seres deficientes, evitando la transmisión de enfermedades hereditarias o incluso impidiendo el nacimiento de los menos dotados.

(Pintura: El matasanos. STEEN, Jan. Mauritshuis. The Hague).

  2. La eutanasia

   Etimológicamente eutanasia procede del griego eu (bien) y thanatos (muerte) y significa buena muerte, muerte agradable, dulce y sin sufrimientos atroces. Actualmente eutanasia significa la terminación voluntaria de la vida para facilitar la muerte y liberarla de todo dolor, o para anticipar la muerte del enfermo deshauciado, o para suprimir vidas humanas "sin valor".

   Algunos pueblos antiguos no tenían escrúpulos en eliminar a los individuos considerados inútiles para la sociedad. Platón escribe: Establecerás en el Estado una disciplina y una jurisprudencia que se limite a cuidar a los ciudadanos sanos de cuerpo y de alma;  se dejará morir a quienes no sean sanos de cuerpo".

   Sin embargo, otros muchos han defendido la vida humana. El juramento hipocrático (450 años antes de Cristo) señala: "No daré ningún veneno a nadie, aunque me lo pidan, ni tomaré nunca nunca la iniciativa para sugerir tal cosa".

   El cristianismo promovió una renovación de las costumbres obedeciendo el mandato divino: "No matarás". Juan Pablo II dice que "la eutanasia es una grave violación de la Ley de Dios, en cuanto eliminación deliberada y moralmente inaceptable de una persona humana" (Encíclica Evangelium vitae n. 65).

(Pintura: Alegoría de la muerte. LAGRANÉE, Louis. Museo Nacional de Chateau. Fontainebleau).

  3. La clonación humana

   La clonación es la producción de un ser idéntico a otro, a partir del material genético de una célula del mismo ser que se va a copiar: El nuevo individuo sería una copia genética exacta del progenitor único. Para conseguirlo se introduce en un óvulo desnucleado el núcleo reprogramado de una célula somática, a fin de obtener una célula capaz de desarrollo embrionario portadora de un patrimonio genético idéntico al del donante del núcleo.

   En 1997 fue famoso el nacimiento de la oveja Dolly por medio de los científicos escoceses J. Vilmut y K.H.S. Campbell, que publicaron la noticia en la revista Nature el 27 de febrero de 1997. Dolly era un clon derivado del núcleo de una célula mamaria de una oveja adulta.

   Con relación al hombre, este tipo de experiencias fue objeto de un pacto científico de no realizarse. La Declaración de la UNESCO sobre Genoma y Derechos Humanos de q997 se recomendó a los gobiernos su prohibición. Las leyes de muchos países prohíben su práctica.

   Sin embargo, algunos justifican la cloración terapéutica que consiste en producir embriones clónicos para utilizarlos como cantera de la que extraer células, a partir de las cuales obtener tejidos u órganos para transplantar a otros seres humanos; una vez utilizados, esos embriones serán destruidos.

   La clonación humana es éticamente inaceptable: el ser humano ha de ser respetado, como persona, desde el primer instante de su existencia. Los embriones humanos son personas y no se les puede manipular produciendo su muerte.

   En la actualidad se está trabajando con material biológico obtenido del adulto a partir de células madre adultas, con resultados esperanzadores y éticamente correctos.

 (Pintura: Chica haciendo pompas de jabón. MIGNARD, Pierre. Castillo de Versalles. París).

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para escribirla después en el juego de palabras: bras: bras:


 1. Pretende la selección de la especie la...
 2. Se introduce en un óvulo un núcleo...
 3. Mejorar las condiciones ambientales es eugenesia...
 4. Eutanasia significa buena...
 5. Tratan de eliminar las vidas humanas sin...
 6. Defiende la vida humana el juramento...
 7. El mandato divino dice que no...
 8. La producción de un  ser humano idéntico a otro es la...
 9. Algunos justifican la clonación terapéutica...
 10. No es aceptable eliminar a un...

Juego de palabras

Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | La familia |
Novios y familia | Para imprimir |
Interactivo |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.