2. María e Isabel
Juego de palabras


  1. Visitación de María a Isabel

    Por aquellos días, María se levantó, y marchó deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y en cuanto oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó de gozo en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando en voz alta, dijo: Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. ¿De dónde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme? Pues en cuanto llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno; y bienaventurada tú que has creído, porque se cumplirán las cosas que se te han dicho de parte del Señor. (Luc 1,39-45)
---
   Este hecho de la vida de la Virgen tiene una clara enseñanza para los cristianos: hemos de aprender de Ella la solicitud por los demás. No se puede tratar filialmente a María y pensar solo en nosotros mismos, en nuestros propios problemas. No se puede tratar a la Virgen y tener egoístas problemas personales.
(Pintura: La familia de Juan Bautista visitada por la familia de Cristo.  SCHORR VON CAROLSFELD, Julius. Galería Gremalda. Dresden)

  2. El Cántico de María: Magnificat

   María exclamó:
   Mi alma glorifica al Señor,
   y mi espíritu se alegra en Dios mi Salvador:
   porque ha puesto los ojos en la bajeza de su esclava;
   Por eso desde ahora me llamarán bienaventurada todas las naciones.
   Porque ha hecho en mí cosas grandes el Todopoderoso,
   cuyo nombre es Santo,
   cuya misericordia se derrama de generación en generación
   sobre los que le temen.
   Manifestó el poder de su brazo,
   dispersó a los soberbios de corazón.
   Derribó a los poderosos de su trono
   y ensalzó a los humildes.
   Colmó de bienes a los hambrientos,
   y a los ricos los despidió sin nada.
   Acogió a Israel su siervo,
   recordando su misericordia,
   según había prometido a nuestros padres,
   a Abrahan y a su descendencia para siempre.
María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.
---
   Hemos de pedir al Señor que no nos deje caer en esta tentación de orgullo. La soberbia es el peor de los pecados y el más ridículo. La soberbia es desagradable, también humanamente: el que se considera superior a todos y a todo, está continuamente contemplándose a sí mismo y despreciando a los demás, que le corresponden burlándose de su vana fatuidad.
(Pintura: La Visitación. GIOTO de Bondone. Iglesia de San Francisco. Asís. Italia)

  3. Nacimiento y circuncisión de Juan Bautista

   Entre tanto le llegó a Isabel el tiempo del parto, y dio a luz un hijo. Y oyeron sus vecinos y parientes la gran misericordia que el Señor le había mostrado, y se congratulaban con ella. El día octavo fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías. Pero su madre dijo: De ninguna manera, sino que se ha de llamar Juan. Y le dijeron: No hay nadie en tu familia que se llame con este nombre. Al mismo tiempo preguntaban por señas a su padre cómo quería que se le llamase. Y él, pidiendo una tablilla, escribió: Juan es su nombre. Lo que llenó a todos de admiración. En aquel momento recobró el habla, se soltó su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios. Y se apoderó de todos sus vecinos el temor y se comentaban estos acontecimientos por toda la montaña de Judea; y cuantos los oían los grababan en su corazón, diciendo: ¿Quién pensáis ha de ser este niño? Porque la mano del Señor estaba con él. (Luc 1,57-66)
---
Con Zacarías hace el milagro y vence su incredulidad; pero ordinariamente Dios nos exige fe y obediencia sin realizar nuevos milagros. Por eso reprendió y castigó a Zacarías. Al apóstol Tomás le dijo: "Porque me has visto has creído; bienaventurados los que sin haber visto han creído".

(Pintura: Sagrada Familia con el niño San Juan. MURILLO, Bartolomé Esteban. Museo de Bellas Artes. Budapest)

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para escribirla después en el juego de palabras: bras: bras:


 El niño de Isabel saltó de...
 Isabel quedó llena del Espíritu...
 Dijo Isabel a María: Bendita tú entre las...
 Bendito es el fruto de tu...
 Dios ha puesto los ojos en la bajeza de su...
 La llamarán bienaventurada a María por su...
 María estuvo tres meses en casa de...
 A Juan lo circuncidaron el día...
 Le dieron una tablilla a Zacarías porque estaba...
 ¿Quién le dijo a Zacarías que su hijo se llamara Juan?...

Juego de palabras

Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:




 
Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Vida de Jesús |
Para los mayores | Para imprimir |
Interactivo |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.