9. El respeto


   A) El respeto

    Bien entendido, el respeto se apoya claramente en  la dignidad humana. Pero no solo en la dignidad moral; el respeto nace simplemente porque un sujeto participa en la naturaleza de Dios, es semejante a Él; y esta condición de creatura y de hijo no se pierde por detestable que sea una conducta.  En el más inculto y en el más criminal se halla siempre la naturaleza humana que obra a semejanza de Dios con conciencia y con libertad.

   "Respetar a los demás es, en primer lugar, aceptarlos tales como son, lo cual no implica la renuncia a esa actitud educativa (propia de padres y maestros) de querer ayudarles a ser de otra manera; actitud que supone también otra forma de respeto: respeto a la verdad, a su auténtico ser, y, a la vez, confianza en que puedan lograrlo" (Gordillo, Respeto o confianza).

  Una aspiración que debe operar constantemente en la actividad de padres y profesores es "crear un clima de respeto y de confianza" en el ámbito donde transcurre la existencia del muchacho.

   Si trasladamos estas reflexiones al ámbito familiar o escolar, fácilmente podemos entrever la delicadeza y finura que una acción educativa exige cuando se intenta orientar hacia Dios.

     Víctor García Hoz. Ideas para la educación. Editorial Rialp. Pág 60-61.

     Tertulia dialogada de  Educar a los hijos.  Otras tertulias

    B) Vivir en la verdad

    Si la belleza es "esplendor del orden", ¿dónde adquiere éste una más subida expresión que en la personalidad humana, en que el cuerpo está sometido al alma, las pasiones a la razón, la razón a la verdad, esto es, al mismo Dios? ¿Qué orden, qué concierto, qué maravilla material hay comparable al orden y concierto del alma perfectamente equilibrada? "Este hombre, dice Platón, me ofrece la imagen de un concierto sublime, cuyas notas no arrancan ni de su lira ni de algún otro instrumento, sin de su vida templada en el tono más elevado"!

    P. Valentín Caballero, Sch. P. Orientaciones pedagógicas de san José de Calasanz. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Pág 39.

    Ejercicio interactivo de Orden.   Otros ejercicios

   C) Entusiasmar

    Para que la convivencia continuada sea realmente educativa, es preciso que el maestro sepa irradiar, sugerir, entusiasmar, pero todo ello, sin pesar de un modo absorbente, que si hoy consigue subyugar, mañana no le será perdonado por los mejores de sus discípulos. Mas este difícil tacto que, cuando estimula no desorbita y cuando limita no hiere, es solo atributo de quienes lograron aquel estadio de difícil impersonalidad en que el hombre se trasciende a sí mismo en aras de valores superiores.

   San Pedro Poveda. Itinerario pedagógico. Estudio preliminar de Ángeles Galino. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Pág. 50.

   Tertulia dialogada de La motivación.  Otras tertulias


Ideas educativas | Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL