Paso del Mar Rojo

    Paso del Mar Rojo

    Dios condujo a su pueblo por el camino del desierto, que está cerca del mar Rojo. Los hijos de Israel salieron de la tierra de Egipto armados. E iba el Señor delante para mostrarles el camino, de día en una columna de nube y por la noche en una columna de fuego, sirviéndoles de guía en el viaje, día y noche.  Era la protectora presencia de Dios extendida sobre los viajeros.  En dos jornadas más llegaron a las orillas del mar Rojo.

    El faraón se dio cuenta de que había dejado partir un pueblo de esclavos que le rendían importantes servicios, y se arrepintió de haberlo permitido, por lo que decidió darles alcance para obligarles a regresar a Egipto.

    Se puso al frente de un ejército de seiscientos carros de guerra con sus mejores oficiales, sacó la numerosa caballería, además de la tropa en los transportes de combate.  La persecución se inició a toda marcha.  El estruendo de los carruajes y la polvareda que levantaban se podía apreciar desde lejos en el desierto.

    Los israelitas los vieron avanzar y el temor se apoderó de ellos.  Tenían algunas armas, pero no eran guerreros expertos.  Clamaron a Dios y se quejaron ante Moisés por haberlos sacado a morir en el desierto, pues el mar Rojo les impedía proseguir su huida.

    Moisés les dijo que no temieran, que se quedaran tranquilos e inmediatamente verían de qué portentosa forma 1ograban la salvación.  Extendió una mano y un viento fuerte empezó a soplar abriendo el mar y separando las aguas, dejando un paso seco. El pueblo podía cruzarlo a pie, sin mojarse.

    El ejército del faraón los siguió, penetrando en el lecho seco del mar. Cuando los israelitas    acabaron. de pasar a otra orilla Moisés extendió de -nuevo la mano, cesó el viento y las aguas volvieron a su nivel, pereciendo en ellas el faraón y todos sus soldados, jinetes y caballos.

    El pueblo de Israel lo presenció desde la otra orilla del mar Rojo y por boca de Moisés entonó un canto triunfal a Dios Todopoderoso.

               (Éxodo 14)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 72) 




    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Aprender a confiar en Dios, siguiendo sus mandatos.

          Contenido.- El paso del Mar Rojo, como gesta grandiosa de Dios con su pueblo frente al faraón y los suyos, es frecuentemente recordado en el Antiguo Testamento. Así como la muerte de los primogénitos es el último de los prodigios antes de iniciar el éxodo, el paso del mar es el  primero en el peregrinaje del pueblo por el desierto. Pero es de tal relevancia que viene a ser considerado como punto culminante y de referencia obligada en la manifestación del poder divino y de su amor al pueblo. Mencionar el paso del Mar Rojo, es hablar de la liberación del pueblo por parte de Dios. Cuando los israelitas entran en la tierra prometida, el paso del Jordán se narrará de modo semejante. y ambos acontecimientos serán contados como reconocimiento del poder liberador de Dios.

    (Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Sagrada Biblia. Pentateuco. Página 338. Nota 14, 1-31. EUNSA. Pamplona)

          Actividades.- 

1.  Hacer copias para los alumnos.

2.  Leer el texto en voz alta comprobando la comprensión

3.  Formar equipos y contestar a estas preguntas:

            a) ¿Qué hacía la nube?

            b) ¿Por qué los egipcios perseguían a los israelitas?

            c) ¿Por qué se quejaban los israelitas?

            d) ¿Qué ocurrió cuando Moisés extendió la mano?

            e) ¿Qué le pasó al ejército del faraón en el mar?

            f) ¿Qué hizo al final el pueblo de Israel?

4.  Los secretarios leen las respuestas. 





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Formación: La Ascensión del SañorOtros: Vida de Jesús pequeños |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)