Alianza de Dios con Noé

    ALIANZA DE DIOS CON NOÉOÉ

    Las aguas dominaron sobre la tierra por espacio de ciento cincuenta días. 

    Dios, entonces, teniendo presente a Noé, y a todos los animales, y a todas las bestias que estaban con él en el arca, hizo soplar el viento sobre la tierra, con lo que se fueron disminuyendo las aguas. Y el arca, a los tres meses reposó sobre los montes de Armenia.

    Noé abrió la ventana que había hecho en el arca, y soltó un cuervo que estuvo yendo y viniendo, hasta que un desapareció. Luego soltó una paloma que, después de un largo vuelo, volvió al arca. Noé pensó que había regresado porque el agua le impedía posarse en el suelo. Pasaron varios días más, y la volvió a soltar. Al atardecer regresó con un ramo verde de olivo en el pico. Entendió Noé que era la señal de que ya podía salir.

    Retiró la cubierta del arca; miró y vio que ya estaba seca la superficie del suelo. Dio suelta a todos los animales para  que, en libertad, pudieran hacer crías y se multiplicaran.

    Noé hizo un altar y ofreció un sacrificio a Dios. Este miró con ojos de bondad a aquellas criaturas que se habían salvado, y dijo en su corazón: “Nunca más volveré a maldecir la Tierra por culpa del hombre, ya que, desde su niñez, lleva en el corazón los signos de la maldad.”

    Luego dijo a Noé y a sus hijos:

    -Multiplicaos y llenad la Tierra. Dominadla. Todo lo que vive os sirva de alimento. Todo es vuestro; yo os lo doy.

    Y añadió:

    -Hago un pacto con vosotros: ya no habrá otro diluvio. El arco de las nubes es la señal de mi alianza.

    En ese momento apareció el arco iris. Noé y su familia sintieron la bendición de Dios sobre ellos. Sem, Cam y Jafet tuvieron muchos hijos y empezaron a repoblar la Tierra.

            (Génesis 8; 9)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 34) 





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Agradecer a Dios los seres de la naturaleza.

          Contenido.- El envío del cuervo y de la paloma indican la ansiedad y la esperanza de los ocupantes del arca por alcanzar la salvación; además, pone de relieve la sabiduría de Noé y, una vez más, la armonía que debe reinar entre el hombre y los animales para conseguir efectos saludables. A partir de este memorable episodio, tanto la paloma como la rama de olivo han adquirido el simbolismo de paz y de colaboración que hoy tienen en la civilización moderna.
    En la tradición cristiana, la paloma vino a ser una figura del Espíritu Santo. Apoyándose en esta imagen, Ruperto de Deutz ofrece una aplicación espiritual  de todo este pasaje: "La paloma que Noé envió del arca, significa el Espíritu Santo. Y la envió tres veces, porque cada alma fiel saca de los sacramentos de Cristo o de la Iglesia una triple gracia del Espíritu Santo. La primera gracia es la remisión de los pecados; la segunda, la distribución de los diversos dones; la tercera, la remuneración en la resurrección de los muertos".

    (Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Sagrada Biblia. Pentateuco. Página 80. Nota 8, 6-12. EUNSA. Pamplona.)

          Actividades.-

    1. Imprimir el texto y leerlo en voz alta..

    2. Por equipos, los chicos contestan a estas preguntas:

        a) ¿Qué pasó con el cuervo y la paloma?

        b) ¿Qué ofreció Noé a Dios?

        c) ¿Qué dijo Dios?

        d) ¿Cómo agradecer a Dios los seres de la naturaleza?

    4. Comentar las contestaciones de los equipos





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Formación: Ministerio de Jesús en JerusalénOtros: Vida de Jesús mayores |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)