Arrimar el ascua a su sardina


    ARRIMAR EL ASCUA A SU SARDINA

    Aprovecharse de circunstancias favorables o hacer un uso egoísta de determinada situación. Según José Maria Sbarbi, denota la inclinación que todos tenemos a defender lo que nos pertenece o nos acomoda, que no es la misma cosa. Francisco Rodríguez Marín explica a su manera el origen del dicho: Dicen algunos que antaño solían dar sardinas a los trabajadores de los cortijos, que ellos asaban en la candela, en la lumbre, de los caseríos. Pero cuando cada uno cogía ascuas para arrimarlas a su sardina la candela se apagaba, con lo cual tuvieron que prohibir el uso de ese pescado y evitar altercados entre los trabajadores... No obstante, el refrán es muy corriente y no precisamente andaluz. Así pues, en el libro de José Gella e Iturriaga, el Refranero del Mar, vienen dos variantes: “Cada uno lleva la brasa a su Sardina” y “Cada uno, huelga llevar a la brasa a su sardina puesta a asar”, refrán que realmente es difícil incluso de pronunciar.

Miguel A. Pérez Abad






| Página principal | Utilidades | Ortografía | Frases | Arriba | AnteriorSiguiente |






| Formación: La AnunciaciónOtros: Vida de Jesús pequeños |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL