7. Ambiente familiar


   A) Cualidades de la familia

   Actualmente vemos muchas familias en crisis, matrimonios que se separan y niños que sufren los efectos psicológicos de la ruptura o divorcio.

   Para analizar el problema podemos estudiar estas cualidades de la familia: la aceptación, la seguridad y el desarrollo personal.

  En el seno de la familia sus miembros se aceptan como personas, es decir, no por lo que hacen, sino por lo que son. La madre acepta al hijo, aunque a veces no esté de acuerdo con lo que hace. En la familia la persona tiene la convicción de ser aceptado y amado por lo que es. Sería negativo valorar y querer a un hijo por las notas que saca en el colegio o por un comportamiento determinado.

  La seguridad es una característica de la familia y una necesidad de los hijos para su desarrollo personal. Leo Kanner, en su obra Psiquiatría infantil, explica que los niños tienen seguridad en si mismos cuando en el hogar encuentran afectividad, estabilidad y comunicación.

  Los padres han de crear un ambiente familiar animado por el amor, la afectividad y el cariño humano entre todos sus miembros. Cuando un niño tiene carencias afectivas suele crear problemas de comportamiento y sus rendimientos escolares son bajos.

  Hay estabilidad en la familia cuando no hay altibajos, cuando las normas son conocidos y estables, cuando el chico puede deducir lo que pasará mañana, viendo lo que pasó ayer y anteayer.

  En la familia es necesaria la comunicación. Todos los niños tienen derecho a hablar, a contar sus cosas y los demás tienen la obligación de escucharles. Cuando un niño recibe afectividad, dentro de un ambiente estable y tiene posibilidades de comunicación, ese niño tiene seguridad en sí mismo.

  La tercera cualidad de la familia es la capacidad de desarrollo personal de sus miembros. En este ambiente de aceptación incondicional y de seguridad, todos buscan el bien de los demás y su perfeccionamiento personal. Como conocen las posibilidades de mejora de cada uno, tienen el deber de ayudarle en el crecimiento de valores como la solidaridad, la lealtad, la sinceridad, la generosidad, la fortaleza, etc. Puede decirse que la madurez natural del hombre es resultado del desarrollo armónico de estas virtudes humanas.

  Cuando los padres e hijos buscan estas cualidades de la familia, se crea un ambiente adecuado para la educación de sus miembros.

  Arturo Ramo García

   B) Valores de la familia

   En varias encuestas de opinión, la familia es la institución mejor valorada socialmente, aunque no se especifican el porqué ni cuáles son sus cualidades positivas y sus valores.

    Todos los niños tienen derecho a nacer dentro de una familia sencilla y normal, donde cada miembro se esfuerce por tener un trato cordial con los demás y procure una convivencia cada vez más amable, o dicho de otra forma, que promueva un hogar luminoso y alegre.

    Entre los esposos suele haber cariño sincero, espíritu de servicio, comprensión y deseos de hacerse mutuamente felices. Responden a la curiosidad de los hijos con explicaciones claras y les cuentan costumbres familiares y dichos populares llenos de sabiduría. Ambos cónyuges, y especialmente la mujer, se ocupan de educar a los hijos y sacar adelante las tareas del hogar.

    Los padres son los primeros educadores de sus hijos y la familia es una escuela de virtudes. Se aprende a resolver con sosiego los pequeños problemas que surgen en todos los hogares y todos se esfuerzan en cumplir con su propio deber. El cariño mutuo lo llena todo y se comparten las alegrías y los posibles sinsabores. Se aprende a sonreír, a escuchar al otro, a pasar por alto los pequeños roces que el egoísmo podría convertir en montañas y poner dedicación en los pequeños servicios de la convivencia diaria.

    Todos estos valores no solo benefician a la propia familia, sino a toda la sociedad. Se ha comprobado que la salud de una sociedad se mide por la salud de la familia. De aquí se deduce que los ataques a la familia, como es el caso del divorcio y del aborto, sean ataques s la sociedad misma, que pronto o tarde se resentirá. La consecuencia más negativa es la violencia de género provocada por hombres y mujeres, que tanto rechazo provoca socialmente.

    Algunas ideologías actuales, de origen marxista, tratan de introducir en la familia la lucha de clases entre el marido y la esposa y se proponen la disolución del matrimonio y de la familia. No obstante, la opinión pública mayoritaria sigue valorando positivamente a la familia y sus valores indiscutibles.

    Arturo Ramo García

   C) El rol de los padres

   Parece que hay algunas especies de animales en las que sacar adelante a sus crías es tarea del macho o de la hembra. En la especie humana esto no es así: la educación de los hijos compete tanto al padre como a la madre. Pero en la práctica, en no pocas ocasiones, la madre siente la responsabilidad de esta tarea y el padre está muy ocupado con sus trabajos, sus viajes, su preocupación por adquirir un chalet junto a la playa, etc. Es el caso del padre dimitido, que se inhibe de su responsabilidad y sólo actúa de vez en cuando para ejercer de ogro en la familia.

    Cuando la madre pretende imponerse a sus hijos les dice: Ya verás cuando venga papá; se lo diré a tu padre; él te ajustará las cuentas y otras frases similares. Conozco un caso que, cuando por la noche la madre le cuenta las desobediencias del hijo, entonces el padre se quita el cinturón y lo emplea con fuerza en el cuerpo del chico. Es el padre ejerciendo de ogro. Pero así no se arreglan las cosas.

    En la familia, tanto el padre como la madre tienen su papel, aunque a veces distinto, en la formación de los pequeños. Se precisa la comunicación necesaria para tener criterios comunes y objetivos claros. Lo que parece evidente es que los hijos confían en ambos padres, como matrimonio, y en cuanto padre y madre.

    Una buena forma de llevar a cabo esta difícil tarea es colaborar con los hijos en esta tarea, porque en última instancia, el artífice de la propia formación es el propio chico. Padres e hijos tienen un mismo quehacer y esto no es sólo de la madre. El chico necesita a los dos. No necesita chalets, ni regalos, sino la presencia y el cariño de los dos padres. Será positivo buscar actividades comunes: leer los mismos libros, pasear juntos, jugar al ajedrez, etc. Para conseguir la confianza y el trato sincero en el que basarse la mejora personal.

    Arturo Ramo García

   D) Las ocho claves del éxito matrimonial 

  "Lo fundamental es el compromiso”, dice un experto de la Universidad de Navarra.

   Pesimistas ante las estadísticas de rupturas matrimoniales, temerosos ante el compromiso, deslumbrados por el sexo fácil y la pasión: así afrontan los jóvenes actualmente sus relaciones de pareja. ¿Cómo “infundir optimismo en los jóvenes” frente al matrimonio? “Lo fundamental es el compromiso”, asegura el profesor Gerardo Castillo, doctor en Pedagogía del Departamento de Educación de la Universidad de Navarra.

   Basándose en los testimonios de 29 personajes populares y con una plena y satisfactoria experiencia matrimonial, el profesor Castillo ha escrito el libro Confidencias de casados, famosos y felices. Claves para crecer como matrimonio. El objetivo que persigue con esta publicación es el de “infundir optimismo a los jóvenes con respecto al matrimonio; hacerles ver que no hay que tener miedo a casarse si las cosas se hacen bien desde el noviazgo, porque el matrimonio no es una lotería”.

   Para el también autor de otros 24 libros sobre educación, amistad, amor, matrimonio y familia, los protagonistas de su último trabajo “son famosos con fama bien ganada, como consecuencia del talento unido al trabajo bien hecho; con una unión conyugal estable, prolongada y exitosa que es para ellos fuente de felicidad; con una actitud desinteresada y generosa en sus declaraciones; con capacidad y disposición para hablar de su intimidad sin incurrir en impudor”.

   Inspirados en las declaraciones de Castillo a la agencia ZENIT y en un artículo colgado en la web de la Universidad de Navarra, ForumLibertas.com resume sus tesis en 8 claves para obtener el éxito matrimonial que se resumen en una, la fundamental, el compromiso ‘para siempre’.

   1. Optimismo frente al matrimonio

   Actualmente existen muchas estadísticas de rupturas matrimoniales, pero “se echa en falta conocer y difundir también datos e historias de éxito conyugal”, asegura el autor del libro. Por lo tanto, los jóvenes pueden y deben adoptar una actitud optimista frente al matrimonio.

   2. Contra el miedo, información

   En los tiempos que corren, con unas cifras estadísticas sobre rupturas matrimoniales como para ser de lo más pesimista ante la perspectiva del matrimonio, dice el profesor Castillo que, “cuando las cosas se hacen bien, el miedo desaparece, porque el miedo suele ir ligado a la falta de información”.

   “El noviazgo es un tiempo de formación: qué es el matrimonio, qué supone, que responsabilidades conlleva, qué es luego la relación de vida conyugal, cómo aprender a convivir. Para eso hay libros, y en este libro se habla muchísimo de ello”, aclara el experto.

   3. Compromiso, ‘para siempre'

  La sola idea de adquirir un compromiso ‘de por vida’ es algo que asusta a los jóvenes cuando piensan en las relaciones de pareja. Sin embargo, aunque “hoy se está perdiendo el sentido del compromiso” y crece el “fenómeno del pasotismo”, como alerta Castillo, “la libertad sin compromiso es una libertad inmadura; el amor sin compromiso es un amor inmaduro”, asegura.

   “Lo fundamental es el compromiso, es decir, el pacto conyugal entre él y ella, el libre consentimiento, es decir, ‘te querré siempre’. De hecho, el experto sintetiza todas las claves para conseguir que el matrimonio funcione en una fundamental: el compromiso.

   4. Inconformismo en el amor

   “El pasota no es un rebelde, como a veces se ha dicho; es un conformista”, dice el autor de Confidencias de casados, famosos y felices, quien considera que actualmente “hay mucho conformismo en el amor”. “Yo aliento a los jóvenes a que sean inconformistas en el amor. Que no se conformen con el amor que se reduce a sexo, que se reduce a pasión, sino que aspiren a que esa pasión y ese amor estén integrados en un encuentro interpersonal dentro de un amor de entrega total”, añade.

   5. Elegir lo que te influye

   No es ninguna novedad que las relaciones e influencias externas hacen tambalear las relaciones de pareja con bastante asiduidad. El profesor Castillo las resume así: “Las situaciones externas pueden ser ciertos programas de televisión, me refiero a los programas ‘basura’; ciertos libros -también libros ‘basura’- sobre el tema, que presentan el amor y el matrimonio de forma degradada; ciertos malos ambientes, quizá de costumbres que no son presentables”.

   Contra esas influencias, “creo que hay que elegir bien las amistades, los libros, los programas de televisión, los ambientes, porque todo eso nos influye, querámoslo o no”, constata el experto. “En el matrimonio hay que procurar no distraerse con cosas ajenas al matrimonio”, dice uno de los personajes del libro de Castillo y fundador de la empresa BIMBO, Lorenzo Servitje.

   6. Realidad sobrenatural

   Cabe destacar que la realidad natural del matrimonio, esto es el contrato natural de uno con una para siempre, abiertos a los hijos, una realidad indisoluble, se ve sobrepasado, para los creyentes, por el matrimonio como realidad sobrenatural. Se trata del “Sacramento del matrimonio, instituido por Jesucristo, quien lo eleva de realidad natural a realidad sobrenatural; ya no son dos (él y ella), sino tres: ahí está Dios. Y cuando Dios está presente en ese matrimonio, se juega con mucha ventaja [...] y ayuda a vencer las dificultades diarias”, recuerda el profesor Castillo.

   7. Crisis de crecimiento

   ¿Qué relaciones de pareja no atraviesan con el paso de los años alguna situación de crisis? Ante esta pregunta, el experto señala que “muchas veces las crisis son sólo crisis de crecimiento, crisis de edad. Con los años, hay replanteamientos, hay dudas, y es una ocasión de volver a empezar. Esa crisis da una pausa para retomar lo que se ha hecho, para intercambiar experiencias y para empezar una nueva etapa en la vida conyugal”.

   “Las crisis pueden tener y deben tener una lectura positiva, por ejemplo: ‘¿Qué hemos aprendido del pasado para no incurrir en los mismos errores? ¿Qué nuevas oportunidades nos dan las nuevas etapas de la vida conyugal?’. Siempre existe una lectura positiva”, considera Castillo.

   8. Pensando en el otro

   Gerardo Castillo, en lo que se podría considerar como una última clave del éxito conyugal, hace una síntesis de las declaraciones de los protagonistas de su libro, con respecto a cómo reforzar y mantener una excelente relación dentro del matrimonio, sobre todo si se tiene en cuenta siempre en cuanta al otro:

   “Aceptar al otro como es, sin pretender cambiarle; encontrar tiempo diario para estar juntos y conversar de cosas personales; vivir la mutua comprensión hasta el grado de la complicidad; descubrir y admirar de modo permanente nuevas facetas y cualidades en el otro cónyuge; conquistar al otro cada día, sin tomarse descansos en el amor; cuidar los pequeños detalles en la convivencia; mantener el mutuo respeto de palabra y de obra”.

 Con la autorización de: www.foumlibertas.com

 Tertulia dialogada.

 Escribir las dudas sobre este texto y dos ideas interesantes. Contestar por escrito a estas cuatro preguntas y llevarlas después a la reunión general de la tertulia:

 1. ¿Qué hacer para que los niños tengan seguridad?

 2. ¿Qué valores aprenden los pequeños en la familia?

 3. ¿Cómo educan el padre y la madre a los chicos?

 4. ¿Cómo conseguir el éxito matrimonial?

   Bibliografía:

 Gerardo Castillo. La camisa del Casado Feliz. Editorial Amat

   Enlaces de Internet:

El valor de matrimonio

La influencia del ambiente familiar

Desarrollo de las virtudes

Un sabio consejo

Aprovechar los primeros años

La familia y los jóvenes

Ámbitos de la vida social

Instrucción y educación

El Parlamento Europeo reconoce que la familia es el mejor ambiente para los hijos

Un sabio consejo

Desarrollo de las virtudes

El futuro de la humanidad se fragua en la familia

Carta de un hijo a todos los padres del mundo

La responsabilidad de ser padres

Formas de familia

Tres oleadas contra la familia


Tertulias dialogadas | Para más información | Para otro colegio

 

Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros ejercicios | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL