14. El afecto
Juego de palabras

  Primera parte

 

   El afecto es una manifestación de cariño entre los hombres y entre los animales. La forma más original es el afecto de los padres por sus hijos y de éstos hacia sus padres. Se recuerda la imagen de una madre cuidando a un bebé, la de una perra o una gata cuidando a sus crías, jugando por el suelo, acariciándose unos a otros. Por eso al afecto se la ha llamado amor familiar, pero también es muy importante durante el noviazgo. Hay muchas formas de manifestar el afecto: un abrazo; un ligero beso en los labios no pasional, en la mejilla o en la frente; un ligero toque en el brazo, en la mano o en el cabello y una sonrisa cariñosa. Todos tienen necesidad de afecto y en ocasiones un gesto afectuoso es un modo acertado de comunicar el amor y a veces, el único. “Hace años, Ann Landers llevó a cabo una encuesta entre sus lectoras casadas, preguntándoles si preferían ser acariciadas a tener relaciones sexuales. En torno al 70 % prefirió las caricias. No creo que se debiera a que no les gustaban dichas relaciones, sino a que hacía mucho tiempo que nadie las abrazaba.” (1).

  Segunda parte

   Las manifestaciones de afecto han de hacerse con moderación. Actualmente está extendida la actitud hedonista del placer: “si me resulta agradable debo atracarme de eso”. Al que le gusta el fútbol le gustaría estar todo el día viendo partidos y hablando con sus amigos de las principales jugadas. Al que disfruta besando a su pareja, desea terminar durmiendo con ella. Pero en cualquier lugar en que se ponga el límite, ya sea un abrazo, un beso cálido o una relación sexual, siempre se quedará igualmente insatisfecho. ¿Por qué? Porque el hombre tiende a la felicidad infinita y los medios de que dispone (alcohol, droga, sexo) son siempre finitos y limitados. Cuánto más aspire a tener, más insatisfecho quedará al final. Sin embargo, si se mantiene en un nivel moderado y lícito, esto le capacita para estar desprendido del placer, y está libre para entregarse al amor desinteresado, sin estar esclavizado por las pasiones y sin usar a los demás para satisfacerlas.

  Tercera parte 

   Las chicas les pueden decir a los chicos lo que les gusta y lo que no. Esto es una forma de enseñarle cómo ha de ser el trato mutuo. Muchos novios no alcanzan la intimidad durante el noviazgo porque están muy atareados en besarse y abrazarse (entre otras cosas), cuando tendrían que estar hablando de sus sentimientos y del proyecto del futuro matrimonio. ¿Qué se puede decir de las expresiones de cariño en público? Estas manifestaciones deberían ser pocas y siempre en los lugares oportunos. Porque las caricias insistentes y los besos prolongados reclaman intimidad y vida privada. Resulta realmente incómodo y desagradable ver que un hombre y una mujer son incapaces de apartar sus manos el uno de otro.

(1) T.G. Morrow. Noviazgo cristiano en un mundo super-sexualizado. Editorial Rialp. Madrid. 2008. Página 48.

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para escribirla después en el juego de palabras: bras: bras:


 El afecto es una manifestación de...
 Es típico el afecto de los padres hacia sus...
 Al afecto se le ha llamado amor...
 El afecto se puede manifestar con una sonrisa...
 Las manifestaciones de afecto han  de hacerse con...
 El hedonista siempre quedará...
 El hombre tiende a una felicidad...
 Los novios deberían hablar de sus...
 Los novios hablan del proyecto de su futuro...
 Las manifestaciones de cariño han de hacerse en...

Juego de palabras

Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Los novios |
Para imprimir | Interactivo |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.