17. Mejorar las relaciones

  1. Poner buena cara

   Para arreglar una situación familiar conyugal complicada hacen falta dos cosas: evitar las conductas negativas de los esposos e impulsar otras constructivas que sirvan de puente para el acercamiento.

   El poner buena cara puede ayudar a mejorar las relaciones. Estar en silencio no significa que uno no se esté comunicando. El lenguaje no verbal es tan importante como el verbal. Los esposos se pueden decir muchas cosas con los ojos, la mirada, los guiños, los gestos de la cara, la boca, la sonrisa y la voz. No se pueden descuidar estos factores porque a lo largo pueden causar problemas en la convivencia conyugal.

   Otra recomendación es utilizar palabras amables evitando las frases duras y cortantes que complican el diálogo. Evitar expresiones como: contigo es imposible hablar, no tolero que..., no vuelvas nunca más. En  vez de esto habría que intercalar una disculpa que facilite el acercamiento.

   Cuando la situación está muy deteriorada es bueno apoyarse en amigos de confianza, en los que uno se ampara buscando protección y respaldo.

(Pintura: Familia de campesinos. LE NAIN, brothers. Museo de Louvre. París)

  A. Contesta con una de estas palabras: negativas, positivas, agradables, sensación, desgana, cara, brazos, ojos, pies, duras, cortantes, amables, disculpa, agresión, bronca, infancia, confianza o juventud.

 Hay que evitar las conductas

 Es positivo poner buena

 Los esposos se pueden decir muchas cosas con los

 Utilizar palabras

 Es positivo intercalar una

 Es bueno apoyarse en amigos de


  2. Tener tiempo para estar solo

   La dedicación de tiempo al otro cónyuge es un factor importante para el éxito del matrimonio. Además de dedicar tiempo a los hijos, es imprescindible tener tiempo para estar solos con el fin de permitir la intimidad conyugal.

   Sería aconsejable tener un rato cada día para hablar de lo que pasó ese día o tomarse unas vacaciones al año sin niños. Es bueno llamarse desde el trabajo por lo menos una vez al día.

   La profesionalitis o adicción al trabajo consiste en una excesiva dedicación al trabajo profesional y puede provocar un descuido de la intimidad conyugal. Puede ocurrir que uno de los cónyuges pase más horas con los compañeros y compañeras de trabajo que con la mujer y los hijos. Ante este hecho el matrimonio debe encontrar su estabilidad y equilibrio en ellos mismos ya que el matrimonio y la familia es el lugar de la intimidad afectiva.

(Pintura: El pequeño concierto. LONGHI, Pietro. Pinacoteca de Brera. Milán)

  B. Pulsa una de estas palabras: acompañados, solos, en grupo, conyugal, social, vecinal, padres, suegros, hijos, trabajo, cine, paseo, sensatez, profesionalitis, cordura o afectiva.

 Los cónyuges buscarán tiempo para estar

 Estar solos favorece la intimidad

 Se pueden tomar unas vacaciones sin

 Es aconsejable llamarse desde el

 La dedicación excesiva al trabajo es la

 El matrimonio es el lugar de la intimidad






  3. Hacer la vida agradable al otro

   En el matrimonio es importante crear situaciones de pasarlo bien haciendo la vida agradable al otro. Es bueno buscar momentos para disfrutarlos hablando de las cosas que les afectan. A veces una esposa pede levantarse con buen ánimo y ser la primera en darle los buenos días o recibir al marido calurosamente cuando regresa a casa aunque el día haya sido caótico.

   Otro aspecto es estar interesado en las cosas del otro y contar con él para los diversos asuntos. Sería incoherente que cada cónyuge se hiciera un mundo aparte, sin dejar entrar al otro en él y sin interesarse por el mundo del otro.

   Puede haber un problema conyugal si uno de ellos se sintiera solo y poco valorado por el otro cónyuge. Cada uno necesita que el otro crea en él, reconozca su valía y le ayude a crecer. Se puede considerar feliz el que esta necesidad la vea satisfecha.

(Pintura: Conversación en el parque. GAINSBOROUGH, Thomas. Museo de Louvre. París)

  C. Selecciona la respuesta correcta: dura, áspera, agradable, bien, regular, mal, sueño, ánimo, cansancio, aparte, común, compartido, acompañado, en compañía, solo, poquedad, valía o inutilidad.

 Al otro cónyuge hay que hacerle la vida

 Hay que aprender a pasarlo

 Es bueno levantarse con buen

 No es positivo crearse un mundo

 Habría un problema si uno se sintiera

 Al otro hay que reconocerle su




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | La familia |
 Novios y familia | Para imprimir |
 Crucigrama |

| Formación: Sigue la conquista de la Tierra PrometidaOtros: Septiembre |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL