16. Resolver la crisis

  1. Ideas para una pareja en  crisis

    En ocasiones aparece la crisis en la pareja. ¿Qué hacer entonces?

   En primer lugar hay que desechar la lista de agravios padecidos por el otro cónyuge. Es fundamental no sacar a la luz las cosas negativas del pasado  que no se han superado, tales como desaires, daños, faltas, olvidos e interpretaciones deformadas. Hace falta perdonar y olvidar.

   En segundo lugar evitar las discusiones innecesarias. Ante los fallos más comunes, uno de los cónyuges puede dar una respuesta desproporcionada, inadecuada o sin base real. En ocasiones pueden terminar en auténticas batallas campales, insultos y desprecios.  El objetivo es evitar discusiones y que el más fuerte de la pareja debe callar, desaparecer y no combatir.

   En tercer lugar no mantener los pensamientos críticos hacia el otro cónyuge por reproches, recuerdos dolorosos o hechos ofensivos. Lo mejor es hablar con la otra persona, pidiendo disculpas, si uno piensa que ha tenido parte de la culpa. La actitud inteligente es salir al encuentro del otro, abrirle los brazos y gastar una broma o algo divertido, que rompa el hielo del momento.

(Pintura: El beso robado. FRAGOLANG. Museo El Hermitage. San Petersburgo)

  A. Contesta con una de estas respuestas: aciertos, agravios, simpatía, negativas, positivas, acertadas, recordar, rememorar, olvidar, innecesarias, obligatorias, necesarias, celos, batallas, caricias, discusiones o disculpas.

 Hay que desechar la lista de

 No sacar a la luz las cosas

 Hace falta perdonar y

 Evitar las discusiones

 Las discusiones pueden terminar en

 Es positivo pedir






  2. Cuidar el uno del otro

   El amor implica la preocupación por la vida del ser amado y cuidarlo.  El marido y la mujer expresan su amor cuidando el uno del otro. La persona amada, igual que una planta, necesita cuidados continuos: dedicarle tiempo diario sin prisas, ser acompañada, comprendida, apreciada, consolada, etc.

   Hay poca costumbre de cuidar al otro cónyuge. Ordinariamente se preocupan de los hijos, pero prestan poca atención a la pareja.

   La felicidad conyugal se fomenta borrando los malos recuerdos, la lista de agravios y los disgustos del día. No quedarse con las cosas malas del pasado; lo de hoy se arregla hoy y cada día comenzar sin rencores ni sentimientos no aclarados. Es una buena práctica no ir a la cama enfadados entre sí. Perdonar y olvidar y hacer las paces antes de irse a dormir.

(Pintura: El artista y su familia. LARGILLIERE, Nicolás de. Museo de Louvre. París)

  B. Contesta con alguna de estas palabras: cuidado, descuido, olvido, paloma, planta, casa, reloj, control, prisas, hijo, cónyuge, padre, recuerdos, gozos, triunfos, calle, plaza o cama.

 Los esposos expresan su amor en el mutuo

 Como se cuida a una

 Dedicar un tiempo diario sin

 Hay poca costumbre de cuidar al otro

 Es bueno borrar los malos

 No irse enfadados a la


  3. Resolver las dificultades 

   Además de evitar las discusiones, hace falta estudiar con objetividad las cuestiones que no van en la familia, ya sea entre los dos cónyuges, o con los hijos, o entre los propios hijos. Esto hace olvidar la subjetividad y el orgullo, que impiden estudiar las cosas con objetividad.

   Es bueno pedir al otro cónyuge que nos explique su pensamiento que le lleva a opinar o a obrar de un determinado modo negativo.

   Borghello afirma que el arte del diálogo se basa sobre el principio fundamental para la vida de los esposos: si quieres cambiar a tu cónyuge cambia tú primero en algo.

   El verdadero amor culmina siempre en entrega, en el olvido del propio yo y en preocuparse por el otro. Por otra parte, se han de comprender y aceptar las diferencias esenciales que provocan disensión y poner empeño por aprender a vivir con ellas.

(Pintura: El violinista. LIEVENS, Jan. Museo Stedelijk De Lakenhal. Leiden)

  C. Selecciona una de estas respuestas: orgullo, sujetividad, objetividad, pensamiento, imaginación, deseo, después, primero, más tarde, Borghello, Cervantes, Calderón, petición, entrega, egoísmo, afinidades, coincidencias o diferencias. 

 Hace falta estudiar las cuestiones con

 Pedir al otro cónyuge que explique su

 Si quieres cambiar al otro, cambia tú

 Esto lo dijo:

 El verdadero amor es de

 Comprender y aceptar las




 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:  

  Contraseña:   

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | La familia |
Novios y familia | Para imprimir |
 Sopa de letras |

| Artículo: Cualidades de la familiaOtros: Divorcio

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL