The Octave for Christian Unity

The Octave for Christian Unity
 By Federico Gómez Pardo

    Each year the Catholic Church celebrates the Octave for Christian Unity.  Pope John Paul II and Benedict XVI have devoted many efforts to ecumenism in general, and in particular to the unity of churches who believe that God exists between different persons: Father, Son and Holy Spirit. They also believe that the Son assumed human nature about two thousand years ago by intervening in the humanity history as Jesus Christ.

    It would be a mistake to think that such unity can be achieved through a religious syncretism which takes things from all of them, or as a kind of give-and-take where one another yield in important doctrinal issues. In my opinion, this is about we try to be faithful to the gospel message and seek with humility the identification with Christ, where we can be part of one flock with one shepherd.

    On the occasion of this octave, the daily newspaper "The Vanguard" interviewed Brother Roger, Prior of Taize (a religious community of ecumenical character) many years ago. He was asked about the unity of different Christian confessions and he responded that it was good to pray for this intention, but we could do something else: "start to live the unity between Catholics". I believe such words are still part of the present.

    Lately opinion groups of believers, theologians and priests, with very persistent characters, which frequently oppose to decisions of the hierarchy or to specific points of church teaching have begun to proliferate within the Church. We have a recent sample in the position of various Catalans religious about the new abortion law promoted by the government. Some of these religious are highly relevant and we have already been given extensive information in the Forum Libertas. It is true that bishops also disagree sometimes, but this usually happens in debatable issues. Essentially, they have always shown great unity with the Pope in matters of faith and ethics. I do not think that Jesus Christ's divinity, women’s ordination, church’s democratization, homosexual relations or abortion acceptance in some cases are matters of opinion. I do not think that these discrepancies are good for ecumenism and for the desired unity.

    If we are believers seize the Octave for prayer for Christian unity and also for catholic unity. We must try to be very faithful to the Pope’s teachings, whoever he is, and the bishops in communion with him.

   Original de http://indeforum.wordpress.com/


El Octavario por la Unidad de los Cristianos
Por Federico Gómez Pardo

    Entre el 18 y el 25 del mes de enero pasado, la Iglesia Católica celebra el Octavario por la Unidad de los Cristianos. Tanto antes Juan Pablo II, como actualmente Benedicto XVI  han dedicando muchos esfuerzos al ecumenismo en general, y en particular a la unidad de las iglesias que creen que Dios subsiste entres personas distintas: Padre, Hijo y Espíritu Santo; y que la segunda de ellas, el Hijo, asumió naturaleza humana hace dos mil y pico de años interviniendo en la historia de la humanidad como Jesucristo.

    Sería un error pensar que tal unidad puede conseguirse mediante un sincretismo religioso que toma cosas de todas ellas, o como una especie de toma y daca en que unas y otras cedan en cuestiones doctrinales importantes. De lo que se trata, en mi opinión, es de que todos nos esforcemos en ser fieles al mensaje evangélico y busquemos con humildad la identificación con  Cristo, en donde unos y otros podremos encontrarnos formando parte de un solo rebaño y con un solo pastor.

    Con  motivo de este octavario, hace bastantes años, le hicieron una entrevista en “La Vanguardia” al Hermano Roger, Prior de Taizé, que como se sabe es una comunidad religiosa de carácter ecuménico. Al preguntarle sobre la unidad de las distintas confesiones cristianas, respondió que era bueno rezar por esta intención, pero que podíamos hacer algo más: “comenzar viviendo la unidad entre los católicos”. Pienso que tales palabras continúan siendo de actualidad.

    Últimamente han comenzado a proliferar, dentro de la Iglesia, grupos de opinión de creyentes, de teólogos y  de sacerdotes, con carácter marcadamente reinvidicativo, que con cierta frecuencia se oponen a decisiones de la Jerarquía o a puntos concretos del magisterio de la Iglesia. Una muestra reciente la tenemos en la postura sobre la nueva ley del aborto promovida por el gobierno, de distintos religiosos y religiosas catalanes, -algunos de ellos de gran relevancia- de la cual se nos ha dado amplia información en Forum Libertas. Es cierto que también los obispos discrepan a veces, pero suele ser en cuestiones opinables. En lo esencial, tanto en cuestiones de fe como de moralidad, siempre han mostrado una gran unidad entre ellos y con el Papa. Y no me parece que la divinidad de Jesucristo, la ordenación de mujeres, la democratización de la Iglesia, las relaciones homosexuales o la aceptación del aborto en determinados casos, sean cuestiones opinables. No creo que estas discrepancias supongan ningún bien de cara al ecumenismo y a la tan deseada unidad.

     Aprovechemos pues el Octavario si somos creyentes para rezar por la unidad de los cristianos, pero no estaría mal que lo hiciéramos también por la unidad de los católicos. Y que en coherencia procurásemos ser muy fieles a las enseñanzas del Papa –sea el que sea- y de los obispos en comunión con él.

Original de http://foroin.wordpress.com/






 Página principal

 Inglés

 Arriba

 




| Formación: Creo en la vida eternaOtros: Religión mayores |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL