25. La fraternidad


    A) La fraternidad

    La mejor forma de tratar al prójimo es "la de comprender a todos, convivir con todos, disculpar a todos; no crear divisiones ni barreras; comportarse -¡siempre!- como instrumentos de unidad. No en vano existe en el fondo del hombre una aspiración fuerte hacia la paz, hacia la unión con sus semejantes, hacia el mutuo respeto de los derechos de la persona, de manera que ese miramiento se transforma en fraternidad. Refleja una huella de lo más valioso de nuestra condición humana: si todos somos hijos de Dios, la fraternidad ni se reduce a un tópico, ni resulta un ideal ilusorio: resalta como meta difícil, pero real" (Amigos de Dios, 233).

   El espíritu de servicio, actitud fundamental para la solidaridad humana, tiene una interpretación atrayente en las enseñanzas de San Josemaría. Por supuesto esa actitud hará real la ayuda material en trabajos y dificultades;  pero también se ha de hacer intervenir a la alegría. El intento constante de "hacer agradable la vida a los demás": "que sepas, a diario y con generosidad, fastidiarte alegre y discretamente para servir y para hacer agradable la vida a los demás. -Este modo de proceder es verdadera caridad de Jesucristo" (Forja, 150).

     Víctor García Hoz. Ideas para la educación. Editorial Rialp. Pág. 104-105.

    Ejercicio interactivo de La caridad, virtud suprema.   Otros ejercicios

    B) Fomentar la actividad

    Estos y parecidos medios debe emplear el educador para despertar la actividad de sus educandos y emplearlos con el mayor celo y perseverancia, bien convencido de que toda su misión se cifra en fomentar esa actividad; que la educación no es un simple modelado, aunque tantas veces se la haya comparado con esta labor, porque el niño no es materia inerte que se ha de modelar de un modo meramente pasivo, un tronco, un bloque de mármol: es un ser vivo, y los seres vivientes no de modelan.

    P. Valentín Caballero, Sch. P. Orientaciones pedagógicas de san José de Calasanz. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. pág. 67.

   Ejercicio interactivo de  Laboriosidad.   Otros ejercicios

   C) Primacía del maestro

    Entre los elementos que integran la obra educativa, desde el punto de vista de la dirección intencional del proceso, el Padre Poveda da la primacía al maestro:

   "Ante todo y sobre todo, debemos contar con el profesorado, si queremos que nuestra labor sea provechosa. Sin contar con el maestro no podemos dar un paso".

  San Pedro Poveda. Itinerario pedagógico. Estudio preliminar de Ángeles Galino. Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Pág. 61.

   Tertulia dialogada de las Relaciones padres-tutor.  Otras tertulias






Ideas educativas | Aplicaciones didácticas | Ejercicios interactivosOtros | Valores





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL