10. Inmortalidad del alma

  1. El alma del hombre es inmortal

   El alma no puede morir y existirá siempre. Y esto lo sabemos por dos razones: porque el alma es incorruptible y porque no depende de la vida del cuerpo.

   Incorruptible quiere decir que no se puede corromper o descomponer. La muerte es la descomposición o la separación de las partes de un hombre, como son el cuerpo y el alma. El cuerpo se corrompe porque se separan sus elementos físicos y químicos.

   El alma es incorruptible porque es simple e indivisible. No tiene partes, luego no puede descomponerse, ni disolverse, ni morir.

   Además la vida del alma no depende de la vida del cuerpo, porque es espiritual.

2. Comentario

JUAN: Yo pienso que los hombres tenemos el deseo de vivir para siempre, con una felicidad perfecta y además eternamente.

MARÍA: Pero esa felicidad perfecta no la podemos tener en esta vida, luego la podremos alcanzar después de morir y por tanto el alma no muere.

JUAN: El cuerpo está compuesto de muchas partes como sangre, músculos y huesos y por eso puede descomponerse y morir.

MARÍA: Pero el alma no tiene partes y por tanto no se puede dividir ni morir.

  A. PRUEBA DE COMPRENSIÓN. Contesta con una de estas letras: a, b, c. (Si la letra toma el color rojo la respuesta es acertada)

  1. El alma humana no puede morir, es decir, es

    a. incorruptible
    b. divisible
    c. compuesta

  2. La separación del cuerpo y el alma produce

    a. la vida
    b. la muerte
    c. la salud

 3. El cuerpo se puede descomponer porque tiene

    a. espíritu
    b. unidad
    c. partes

 4. Es simple e indivisible el

    a. cuerpo
    b. alma
    c. hombre

 5. Todos los hombres tienen el deseo de

    a. felicidad eterna
    b. ir a la luna
    c. ser artistas

 6. El alma no depende de la vida

    a. del deseo
    b. de la inteligencia
    c. del cuerpo




  3. Existencia del del cielo e infierno

   Vemos que los hombres cometen muchos delitos y pecados, como robar, matar, desobedecer las leyes, etc. y sabemos que Dios dará a cada uno según sus obras. Pero no en esta vida sino en la vida eterna.  Es otra prueba de que el alma no morirá y es inmortal.

   La sabiduría de Dios pide que el alma sea inmortal para establecer premios para los hombres que han obrado el bien y castigos para los que han obrado el mal.

   La inmortalidad del alma prueba la eternidad del cielo y la eternidad del infierno. Si el alma buena vive para siempre también será feliz en el cielo para siempre.

 4. Comentario

MARÍA: Yo pienso que en el mundo no hay verdadera justicia, porque los malos no son castigados siempre ni los buenos son premiados, aunque hay excepciones.

JUAN: Eso prueba que en la otra vida tendrá que cumplirse la justicia definitiva.

MARÍA: Y los buenos gozarán del cielo para siempre.

JUAN: Y los malos estarán por toda la eternidad en el infierno.


  B. PRUEBA DE COMPRENSIÓN. Contesta con una de estas letras: a, b, c.

  1. Dios dará a cada hombre según sus

    a. deseos
    b. obras
    c. peticiones

  2. Algunos hombres cometen delitos y

    a. pecados
    b. favores
    c. premios

 3. La justicia definitiva será en la vida

    a. presente
    b. pasada
    c. eterna

 4. Para recibir el premio en la otra vida el alma ha de ser

    a. inmortal
    b. mortal
    c. temporal

 5. El hombre bueno será feliz en el cielo para

    a. un tiempo
    b. siempre
    c. unos días

 6. En el otro mundo se cumplirá la verdadera

    a. injusticia
    b. desgracia
    c. justicia




 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:
 

  Contraseña:   

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas |
 Filosofía |
Para imprimir |

| Formación: Santa María de GorettiOtros: Octubre |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL