4. Las virtudes

  1. Las virtudes

   El hábito es una habilidad adquirida por la repetición de ejercicios. Para que se adquiera un hábito hace falta predisposición y memoria. La predisposición es la posibilidad de hacer una cosa. Ejemplo: el hombre puede jugar al fútbol, pero un árbol no. También hace falta la memoria, para recordar los actos anteriores y mejorar los siguientes.

   Cuando se tiene un hábito, los actos humanos son más perfectos, más rápidos y cuestan menos esfuerzo.    Hay hábitos físicos (trabajo manual), intelectuales (estudio) y morales (virtudes).

   La virtud es el hábito de obrar el bien. Es una perfección que se añade al entendimiento, a la voluntad o al apetito.

   Las virtudes son siete: tres teologales: fe, esperanza y caridad y cuatro cardinales: prudencia, justicia, fortaleza y templanza.

   La prudencia es la virtud o perfección del entendimiento; la justicia es la virtud que consiste en dar a cada uno lo suyo; la fortaleza es la virtud o perfección de la voluntad; y la templanza o moderación es la virtud o perfección del apetito.

   El paganismo no pasó de estas virtudes cardinales. Pero el cristianismo añadió las tres teologales. La fe es la virtud por la que se cree en las verdades de la Religión. La esperanza es la confianza en que Dios nos dé los bienes del cielo y la caridad consiste en amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos.

  A. Contesta con una de estas letras: a, b, c. (Si la letra toma el color rojo la respuesta es acertada)

  1. La posibilidad de hacer una cosa es la

    a. memoria
    b. predisposición
    c. atención

  2. Recordar los actos anteriores es la

    a. memoria
    b. predisposición
    c. atención

 3. El trabajo manual es un hábito

    a. intelectual
    b. moral
    c. físico

 4. El hábito de obrar el bien es la

    a. virtud
    b. costumbre
    c. rutina

 5. Fe y esperanza son virtudes

    a. cardinales
    b. teologales
    c. físicas

 6. La confianza en los bienes del cielo es la

    a. fe
    b. caridad
    c. esperanza






  2. Prudencia y justicia

   - Prudencia es la recta razón de lo que debe hacerse, por considerarlo justo, moderado o valeroso. Determina el objeto de las otras virtudes, hasta dónde han de llegar.

   En la historia de la filosofía se ha llamado el intelectualismo moral a considerar a la prudencia como la única virtud, pues basta para que un hombre haya perfeccionado su razón, para que sea sabio y para que sea enteramente bueno y virtuoso.

   - La justicia es el hábito de dar a cada uno lo suyo. El jurista romano Ulpiano (170-228) definía la justicia como la "constante y firme voluntad de dar lo suyo a cada uno"

   La justicia debe ser completada con la equidad o igualdad para acomodarse a los casos concretos y particulares.

   Por la justicia damos a cada uno lo suyo, pero por la amistad le damos algo más de lo que le pertenece, restándolo a lo nuestro.

   La caridad completa y perfecciona la justicia pues consiste en amar al prójimo y también amar a los enemigos.

  B. Contesta con una de estas letras: a, b, c.

  1. La recta razón de lo que debe hacerse es la

    a. prudencia
    b. justicia
    c. fortaleza

  2. El dar a cada uno lo suyo es la

    a. prudencia
    b. justicia
    c. fortaleza

 3. El intelectualismo tiene que ver con la

    a. fortaleza
    b. justicia
    c. prudencia

 4. El jurista romano se llamaba

    a. Sócrates
    b. Ulpiano
    c. Aristóteles

 5. El dar algo más a la justicia es la

    a. amistad
    b. equidad
    c. caridad

 6. Lo que completa y perfecciona la justicia es la

    a. amistad
    b. equidad
    c. caridad






  3. El progreso

   El progreso es el desarrollo continuo y general de la civilización y de la cultura. Podemos hacernos tres preguntas: ¿es posible que el hombre adquiera virtudes? ¿la humanidad progresa en el camino de las virtudes? ¿son suficientes las virtudes intelectuales?

   a) Posibilidad de adquirir virtudes. No se puede hacer de un hombre todo lo que se quiera, porque el hombre es libre y toma sus propias decisiones. En otras ocasiones el ambiente anula todo esfuerzo moral. Pero los hombres pueden ser mejorados por la educación, hasta llegar a ser hombres virtuosos. Los esfuerzos de los padres, profesores y el propio hombre, por su autoeducación, pueden conseguir la formación personal. Sin educación alguna es más probable que crezcan los vicios.

   b) Progreso de la humanidad en virtudes. Es una verdad incuestionable que la humanidad ha conseguido grandes progresos en la ciencia, la técnica, la medicina, la industria, etc. Pero los hombres de hoy ¿son mejores que los de ayer? El pesimismo moral responde que son iguales o peores. Se observan injusticias en las relaciones sociales, violencia en la familia entre padres e hijos, guerras en muchas partes, uso de drogas, alcohol prostitución infantil, robos, etc. Pero también en los tiempos anteriores existían problemas semejantes. La conciencia es el dictamen práctico de la razón, por el que juzgamos que algo debe hacerse porque es bueno o debe omitirse porque es malo.

   No obstante, la humanidad ha de hacer un gran esfuerzo para que progresen las virtudes cardinales y teologales como lo hace la ciencia y la técnica.

   c) Suficiencia de las virtudes intelectuales. Estas virtudes que favorecen el progreso científico son importantes, pero han que buscar el equilibrio con las demás. No basta instruir, hay que educar en todos los aspectos. No basta la virtud del entendimiento, es necesaria la de la voluntad y el apetito. La educación de la voluntad y los sentimientos requiere la práctica. Haciendo actos buenos, nos hacemos buenos.

  C. Contesta con una de estas letras: a, b, c.

  1. El hombre toma sus decisiones porque es

    a. intelectual
    b. sensible
    c. libre

  2. Puede perjudicar la adquisición de virtudes

    a. el ambiente
    b. el esfuerzo
    c. la educación

 3. Entre las virtudes se han de buscar

    a. las virtudes intelectuales
    b. el equilibrio
    c. solo las virtudes morales

 4. Los que defienden que todo va peor son del

    a. pesimismo moral
    b. optimismo moral
    c. indiferencia

 5. La educación de la voluntad requiere

    a. la teoría
    b. la práctica
    c. el estudio

 6. Haciendo actos buenos nos hacemos

    a. malos
    b. regulares
    c. buenos






 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:
 

  Contraseña:   

 

Información de la matrícula

Aplicaciones didácticas 

Atrás

En inglés

| Pintura: Goyen Jan VanOtros: Barroco (b)

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL