3. La moralidad

  1. Moralidad de los actos humanos

   La moralidad es una cualidad de los actos humanos. Si la acción es conforme a la ley moral y con la recta razón, es buena. En caso contrario, es mala. Hay  que tener en cuenta el objeto, el fin y las circunstancias.

   El objeto es lo que hacemos; el fin es el destino de ese objeto. Ejemplo: la construcción de un chalet es el objeto de mi voluntad; el fin de ese objeto es poder habitar el chalet en vacaciones. El objeto y el fin son conformes con la recta razón, luego son acciones buenas.

   Para estudiar las siete circunstancias pondremos otro ejemplo: un robo. Tanto el objeto como el fin de la acción son contrarios a la recta razón y la ley moral, luego esa es una acción mala.

   Las circunstancias son: quién, qué, con qué medios, para qué, de qué modo, cuándo y dónde.

   a) Quién es el agente que hace algo. No es igual que robe un niño que un hombre mayor; un hambriento que un rico.

   b) Qué es la cantidad o cualidad del acto. Se verá si robó mucho o poco. Si eran alimentos, dinero, joyas, etc.

   c) Con qué medios se hizo el robo, con una pistola, una escalera, etc.

   d) Para qué, con qué fin obró el agente, cuál era su intención: si robó para comer, para gastarlo en vicios, etc.

   e) De qué modo se hizo, si con violencia, a traición, etc.

   f) Cuándo, di de día o de noche.

   g) Dónde o en qué lugar: en una casa particular, en la calle, en una iglesia, etc.

   Si el objeto de la acción (robo) es contrario a la ley moral, la acción es mala. Las circunstancias pueden atenuar (suavizar) o abravar (empeorar) la maldad de la acción.

  A. Contesta con una de estas letras: a, b, c. (Si la letra toma el color rojo la respuesta es acertada)

  1. Lo que hacemos es

    a. el fin
    b. las circunstancias
    c. el objeto

  2. El destino de ese objeto es

    a. el fin
    b. el objeto
    c. las circunstancias

 3. Las circunstancias son

    a. seis
    b. siete
    c. ocho

 4. El objeto y el fin del robo son

    a. buenos
    b. malos
    c. regulares

 5. Si usó una escalera o una pistola es

    a. los medios
    b. el quién
    c. el para qué

 6. En qué lugar se cometió el robo es

    a. el cuándo
    b. el quién
    c. el dónde






  2. Sindéresis, ciencia moral y conciencia moral

   Ante la moralidad de los actos humanos, podemos hallarnos en tres situaciones:

   a) Ante los principios morales. Por ejemplo: hacer el bien y evitar el mal. Estos principios son evidentes. y universales. Pertenecen a sindéresis, por la que el entendimiento juzga inmediatamente.

   b) Ante algunas normas generales no evidentes. Por ejemplo: estudiar es bueno. Esto lo estudia la ciencia moral, Por razonamientos se establecen las verdades morales.

   c) Ante un caso práctico, particular y concreto. Por ejemplo: yo estudio. Este acto pertenece a la conciencia moral, que juzga los casos concretos que se presentan a cada individuo.

   En nuestro caso: la sindéresis nos dice: el bien se ha de hacer; la ciencia moral dice: el estudiar es bueno y el dictamen de la conciencia dice: estudiando hago el bien.

  B. Contesta con una de estas letras: a, b, c.

  1. Los principios morales hacen referencia a la

    a. sindéresis
    b. ciencia moral
    c. conciencia

  2. Las normas generales no evidentes se refieren a la

    a. ciencia moral
    b. sindéresis
    c. conciencia

 3. Ante un caso práctico y concreto vemos la

    a. ciencia moral
    b. sindéresis
    c. conciencia

 4. El bien se ha de hacer según la

    a. ciencia moral
    b. sindéresis
    c. conciencia

 5. Estudiar es bueno lo dice la

    a. sindéresis
    b. conciencia
    c. ciencia moral

 6. Estudiando hago el bien, es la

    a. ciencia moral
    b. conciencia
    c. sindéresis






  3. La conciencia

   La conciencia es el dictamen práctico de la razón, por el que juzgamos que algo debe hacerse porque es bueno o debe omitirse porque es malo.

   La conciencia es como el reflejo de la ley que llevamos en el alma. Es el testigo favorable o desfavorable de lo que hacemos. La conciencia nos aconseja, nos acusa o nos absuelve, nos remuerde o nos aplaude.

   Es muy importante tener una conciencia bien formada, mediante el estudio de la ciencia moral.

   No todos los hombres tienen igual conciencia. Unos tienen una conciencia verdadera o recta cuando juzga la bondad o malicia de un  acto en conformidad con la ley moral. Otros tienen una conciencia errónea o falsa, cuando se estima como buena una acción que en realidad es mala o viceversa. Hay que salir de la conciencia errónea o falsa, estudiando libros adecuados y preguntando a personas formadas.

   La libertad del hombre no significa no tener leyes. No hemos de hacer sencillamente lo que nos apetezca o nos guste. Se ha de hacer lo que se debe hacer. La libertad moral ha de ser educada de tal modo, que las leyes a que estamos obligados se cumplan con sentido de responsabilidad. Obedeciendo las leyes hacemos el bien y nos hacemos buenos y libres. Los hombres han de actuar libremente, con la voluntad guiada por el conocimiento y la conciencia bien formada.

  C. Contesta con una de estas letras: a, b, c.

  1. El dictamen práctico de la razón es la

    a. ciencia moral
    b. conciencia
    c. sindéresis

  2. La conciencia la llevamos en

    a. los libros
    b. los apuntes
    c. el alma

 3. La conciencia ha de estar

    a. iniciada
    b. dudosa
    c. bien formada

 4. Lo contrario de conciencia verdadera es

    a. conciencia errónea o falsa
    b. acertada
    c. recta

 5. La libertad del hombre es

    a. no tener leyes
    b. hacer lo que se debe hacer
    c. hacer lo que apetece o gusta

 6. Obedecer las leyes morales con sentido de

    a. responsabilidad
    b. conciencia errónea
    c. conciencia dudosa




 Si estás matriculado escribe tus datos:

  Nombre:
 

  Contraseña:   

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Filosofía |
Para los mayores | En inglés Para imprimir |

| Formación: El alumno que cogió dinero ajenoOtros: Junio |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL