La trampa

    La trampa

Hace años leí el diario de una persona muy joven.  Me impresionó su contenido.  Hoy deseo copiarte uno de sus párrafos.  Creo que te servirá de aliento.  Decía así: «Estoy triste; sola; sin Dios en mi alma.  Necesito confesarme, pero no me atrevo.  Me da vergüenza.  Intento luchar, pero no puedo.  Siento un peso enorme.  Quizás vaya mañana.  Sí, de mañana no pasa.  Aun así no me quedo tranquila.  Sé que debo hacerlo ahora. ¿Seré capaz? ¿Podré vencer?  Señor, te necesito; quiero lograrlo pero me cuesta; dame fortaleza.  Parece que poco a poco me voy decidiendo.  Alguien me anima por dentro: "¡Vence!".  "¡Tú puedes!".  Voy a dejarlo todo.  Iré a confesarme.  Son las ocho de la noche.  Por fin me he confesado.  Tengo una alegría enorme.  Pienso que hoy debo aprender una lección importante: jamás caeré en la trampa de mi cobardía o de mi vergüenza.  Confesaré semanalmente».

En tu vida, como en la de esta joven, hay cosas que pesan y te llenan de tristeza: son tus pecados.  Tú, como ella, sientes necesidad de confesarte.  Pero ¿qué te sucede?  El demonio te pone dificultades: vergüenza, respetos humanos, desgana, pereza, dejarlo para más adelante... ¿Qué puedes hacer entonces?  Ten la bravura de saltar los obstáculos.  Lucha y vence.  No seas débil.  Confiesa con frecuencia.

    Miguel Ángel Cárceles. La aventura de acercarse a Dios. Juvenil Mundo Cristiano.





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS
 

            Objetivo.- Vencer las dificultades para confesar.
 

            Actividades.- 
 

1.-Hacer copias del texto y los alumnos lo leen en voz alta.

2.-Cada uno contesta a estas cuestiones:

            a) ¿Por qué estaba triste esta chica?

            b) ¿Cómo estaba después de confesar?

            c) ¿Cuándo es necesaria la confesión?

            d) ¿En qué consiste la trampa de esta joven?

            e) ¿Qué dificultades pone el demonio para confesar?
 

         3.-Leer varias respuestas.

Oración

Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles y enciende en ellos el fuego de tu amor.

V. Envía tu Espíritu y serán creadas todas las cosas.

R. Y renovarás la faz de la tierra.

OREMOS. ¡Oh Dios, que has instruido los corazones de tus fieles con la luz del Espíritu Santo!, concédenos que sintamos rectamente con el mismo Espíritu y gocemos siempre de su consuelo. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén.

Catecismo

                             NO TOMARÁS EL NOMBRE DE DIOS EN VANO (2142.2167).

 

192. ¿Quién toma el nombre de Dios en vano? 

- Toma el nombre de Dios en vano quien blasfema o lo usa sin el debido respeto. 

193. ¿Qué es blasfemar? 

- Blasfemar es decir palabras o hacer gestos injuriosos contra Dios, la Virgen, los Santos y la Iglesia. 

194. ¿Quién usa el nombre de Dios sin el debido respeto?

- Usa el nombre de Dios sin el debido respeto quien jura sin verdad, sin justicia o sin necesidad, y quien no cumple sus votos. 

195. ¿Qué es jurar? 

- Jurar es poner a Dios por testigo de lo que decimos o prometemos. 

                              SANTIFICARÁS LAS FIESTAS (2168-2195)

196. ¿Qué nos manda el tercer Mandamiento de la Ley de Dios? 

- El tercer Mandamiento de ­a Ley de Dios nos manda dar culto a Dios los domingos y días de fiesta escuchando la Santa Misa y absteniéndose de trabajos corporales innecesarios. 

197. ¿Qué pecado comete el que falta a Misa voluntariamente y sin causa grave los domingos y fiestas de guardar? 

- El que falta a Misa voluntariamente y sin causa grave los domingos y fiestas de guardar comete pecado grave. 

198. ¿Quiénes están obligados a oír Misa los domingos y fiestas de guardar? 

- Están obligados a oír Misa los domingos y fiestas de guardar todos los cristianos que han cumplido siete años y tienen uso de razón.





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Formación: Enfados festivosOtros: Novios |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)