El dolor de muelas

    El dolor de muelas

    «Es que, puedes decir, no tengo ganas de comulgar».  Mira, si tienes un dolor de muelas vas al dentista. ¿Por qué?  Porque no puedes aguantarlo, no te deja vivir.  Pues con las cosas de tu alma, con la Comunión, ocurre lo mismo.  No puedes quedarte tranquilo pensando: «Ya se me pasará.  Esperaré a tener ganas».  Irás cada vez peor.  No puedes vivir así.  Tienes que poner remedio. ¿Cómo? Díselo a un sacerdote para que te aconseje.  Acércate al Señor en la visita o a la Virgen María, que es tu Madre y te ama, le cuentas tu problema y le pides ayuda.  Así sacarás fuerzas, vencerás y estarás contento.

    Miguel Ángel Cárceles. La aventura de acercarse a Dios. Juvenil Mundo Cristiano.







 

 

 

    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Pedir la ayuda de un sacerdote para vencer.

         Actividades.- 

1.-Se lee el relato y se contestan a estas preguntas:

            a) ¿Cómo nos quitamos el dolor de muelas?

            b) ¿Cómo podemos vencer en las cosas del alma?

            c) ¿A quién podemos acudir para obtener ayuda?

        2.-Leer las contestaciones.




 

                                        Salve Regina

    Salve, Regína, mater misericirdiae; vita dulcédo et  spes nostra, salve.  Ad te clamámus ‚éxules filii Hevae.  Ad te suspirámus geméntes et flentes in hac lacrimárum valle.  Eia ergo, advocáta nostra, illos tuos misericórdes óculos ad nos convérte, Et Jesum, benedíctum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium osténde. 0 clemens, o pia, o dulcis Virgo María.

    V. Ora pro nobis.  Sancta De­ Génitrix.

    R. Ut digni efficiamur promissiónibus Christi.

 

    Oremus

    Omnípotens sempiterna Deus, qui gloriósae Vírginis  Matris Mariae corpus et ánimam, ut dignum Filii tu­ habitáculum éffici mererétur, Spíritu Sancto cooperante, praeparásti: da, ut cuius commemoratióne laetámur; eius pia intercessióne, ab instántibus malis et a morte perpétua liberémur.  Per eúmdem Christum Dóminum nostrum.

    R. Amén.

    V. Divinum auxílium maneat semper nobíscum.

    R. Amén.

 

Catecismo

                                                       LA EUCARISTÍA (1322.1381; 1382-1419)

    Alimento de la vida divina.

    La eucaristía es el memoria­ de la Pascua de Cristo, es decir, de la obra de la salvación realizada por su vida, muerte y resurrección, y que se hace presente por la acción litúrgica (1409).  En cuanto sacrificio, la Eucaristía es ofrecida también en reparación de los pecados de los vivos y los difuntos, para obtener de Dios los beneficios espirituales o temporales.

    Con las palabras de la consagración se realiza la transubstanciación del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Cristo.  Bajo las especies consagradas del pan y del vino, Cristo mismo, vivo y glorioso, está presente de manera real y substancial, con su Cuerpo, su sangre, su alma y su divinidad.  La Comunión del Cuerpo y de la Sangre de Cristo:

* Acrecienta la unión del comulgante con el Señor;

* Le perdona los pecados veniales y le guarda de los pecados graves;

* Fortalece la unidad de la Iglesia, Cuerpo místico de Cristo, al reforzar los lazos de caridad entre los comulgantes. (1409,1413,1414,1416).

 

150. ¿Qué es la Eucaristía? 

- La Eucaristía es el Sacramento del cuerpo y sangre de Jesucristo bajo las especies de pan y de vino.

151. ¿Cuántas cosas hay que considerar en la Eucaristía?

- En la Eucaristía hay que considerar estas tres cosas:

La primera, que en la Eucaristía está real y verdaderamente Jesucristo.

La segunda, que en la Eucaristía se ofrece por nosotros Jesucristo en la Santa Misa.

La tercera, que en la Eucaristía recibimos a Jesucristo en la sagrada Comunión.

152. ¿Cuándo instituyó Jesucristo la Eucaristía? 

- Jesucristo instituyó la Eucaristía el día de Jueves Santo, en la última Cena.

153. ¿Cuándo empieza Jesucristo a estar en la Eucaristía?

- Jesucristo empieza a estar en la Eucaristía en el momento de la consagración en la Misa.

154. ¿Qué es la Hostia antes de la consagración?

- La Hostia antes de la consagración es pan de trigo.

155. ¿Qué es la Hostia después de la consagración? 

- La Hostia después de la consagración es el Cuerpo de Jesucristo.

156. ¿Qué hay en el cáliz antes de la consagración? 

- En  el cáliz antes de la consagración hay vino con unas gotas de agua.

157. ¿Qué hay en el cáliz después de la consagración? 

- En el cáliz después de la consagración está la Sangre de Jesucristo.

158. ¿Qué queda del pan y del vino después de la consagración? 

- Después de la consagración no queda pan y vino, sino sólo las especies o accidentes del pan y del vino, o sea, lo que perciben los sentidos, como la figura, el color, el olor, el sabor, etc.

159.¿Cómo está Jesucristo en la Eucaristía?

-Jesucristo está en la Eucaristía todo entero en todas y cada una de las partes de las sagradas especies.

160. ¿Cómo se llama la conversión del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo? 

- La conversión del pan y del vino en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo se llama Transubstanciación.

161. ¿Cuáles son nuestros deberes para con Jesús Sacramentado? 

- Nuestros deberes para con Jesús Sacramentado son: visitarle con frecuencia cuando está oculto en el Sagrario o expuesto en la Custodia, asistir a la Santa Misa y recibirle en la Comunión.

162. ¿Qué es la Santa Misa? 

- La Santa Misa es el sacrificio de­ Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, que se ofrece a Dios por ministerio del sacerdote en memoria y renovación del sacrificio de la Cruz.

163. ¿Por qué decimos que la Santa Misa es sacrificio? 

- Decimos que la Santa Misa es sacrificio porque en ella Jesucristo se ofrece como víctima en reconocimiento de la suprema majestad de Dios y en reparación de nuestros pecados.

164. ¿Cuáles son los fines de la Santa Misa? 

- Los fines de la Santa Misa son cuatro: adorara Dios, darle gracias, pedirle beneficios y satisfacer por nuestros pecados.

165. ¿Qué es la Sagrada Comunión? 

- La Sagrada Comunión es recibir al mismo Jesucristo bajo las especies de pan y vino.

166. ¿Para qué recibimos a Jesucristo en la Sagrada Comunión? 

- Recibimos a Jesucristo en la Sagrada Comunión para que sea alimento de nuestras almas, nos aumente la gracia y nos dé la vida eterna.

167. ¿Cuántas cosas son necesarias para recibir bien la Sagrada Comunión? 

- Para recibir bien la Sagrada Comunión son necesarias tres cosas: estar en gracia de Dios, guardar el ayuno eucarístico y saber a quién recibimos.

168. ¿Quién está en gracia de Dios? 

- Está en gracia de Dios el que está limpio de pecado mortal.

169. ¿Qué debe hacer para comulgar bien el que cometió pecado mortal? 

- El que cometió pecado mortal debe confesarse antes de comulgar, y por mandato de la Iglesia no basta hacer el acto de contrición, a no ser en caso de necesidad urgente si no tiene confesor.

170. ¿Qué pecado comete el que comulga en pecado mortal? 

- El que comulga en pecado mortal comete un horrible sacrilegio.

171. ¿Cuáles son los frutos de la Sagrada Comunión?

- Los frutos de la Sagrada Comunión son: aumenta la gracia santificante y las virtudes; nos une más a Jesucristo, es vínculo de caridad entre los cristianos, nos da fuerza para vencer las pasiones y es prenda de la gloria eterna.


| Página principal | Valores |

Vida cristiana | Anterior |

 Siguiente | Arriba |


®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999

Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)

| Artículo: Formas de familiaOtros: Familia