El primer mártir

    El primer mártir

    Los Apóstoles necesitaban más tiempo para dedicarse a la oración y a la predicación. Impusieron sus manos sobre siete varones a los que llamaron diáconos, para confiarles la misión de ayudarles. Uno de estos diáconos era Esteban.

    Algunos judíos que pertenecían a la sinagoga de Jerusalén, conocida como de los libertos, empezaron a discutir con Esteban; pero no podían rebatir sus argumentos ni el espíritu con que les hablaba. Entonces incitaron a unos hombres para que gritaran:

    -¡Éste ha blasfemado contra Moisés y contra Dios!

    Azuzaron al pueblo que se arrojó sobre él y lo arrastraron hasta el senado. Después de declarar algunos testigos falsos, el Sumo Sacerdote le preguntó:

    - ¿Es verdad todo lo que dicen contra ti?

    Esteban tomó la palabra y en un largo discurso recorrió la historia del pueblo de Israel, recordando los momentos en que se rebeló contra Dios y contra sus enviados. Terminó así:

    -¡Duros de cerviz! Como vuestros antepasados, estáis chocando contra el Espíritu Santo. Ellos mataron a los que anunciaron la venida del Justo, y vosotros lo habéis traicionado y asesinado.

    Al oír estas palabras la rabia contra Esteban les bullía en el corazón. Él clavó los ojos en el cielo y exclamó:

    - Veo los cielos abiertos y al Hijo del Hombre de pie a la derecha de Dios.

    Ellos, tapándose los oídos y dando grandes voces, se precipitaron con furia contra él; lo sacaron a empellones de la ciudad y lo apedrearon. Esteban rezaba bajo la lluvia de piedras:

    - Señor Jesús, no les tengas en cuenta este pecado.

    Aquel día empezó una gran persecución contra la Iglesia de Jerusalén. Los creyentes, a excepción de los Apóstoles, buscaron refugio en las naciones de alrededor. Con esta dispersión se inicio la expansión del Evangelio.

    (Hechos de los apóstoles 6, 8-15; 7; 8, 1-4)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 252) 





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Manifestar nuestra condición de cristianos abiertamente.

         Contenido.- San Esteban es el primer mártir cristiano. De aquí que Lucas le dé tanto relieve: narra su muerte fijándose especialmente en el modo con que Esteban siguió al Maestro, en las palabras y el las obras. Esteban tiene la sabiduría irresistible que Jesús había prometidos a sus discípulos. También, como Jesús, es acusado por medio de un falso testimonio. Más tarde, antes de su muerte contempla la visión del Hijo del Hombre triunfante; la misma que había profetizado Jesús. Finalmente, al igual que Cristo, perdona a quienes le dan muerte y se abandona al designio de Dios. "Así convenía que fuese el primer mártir de Cristo, para que por ser, con su gloriosa muerte, modelo de los mártires venideros, no sólo hiciese de pregonero de la pasión del Señor, sino que le imitase también en mansedumbre e inmensa paciencia" (San Cipriano, De bon. patient. 16).
    Con la expresión "sinagoga llamada de los libertos" parece que Lucas designa a aquellos judíos que procedían de regiones helenistas de la diáspora. Estos judíos son probablemente los mismos que poco después discutirían con Pablo y querían matarle. Del mismo modo que ahora no pueden resistir la sabiduría de Esteban, tampoco después podrán resistir la pujanza de la nueva fe.

    (Sagrada Biblia. Nuevo Testamento. EUNSA. Ediciones de la Universidad de Navarra. 1999. Página 492 y 493. Nota 6, 8-15.   )

          Contenido.- 

          Actividades.- 

1.Hacer copias del texto para los chicos.
2.Contestar por escrito a estas cuestiones:
           
a) ¿Qué es un mártir?
           
b) ¿De qué le acusaron a Esteban?
           
c) ¿Qué le dijo Esteban al Sumo Sacerdote?
           
d) ¿Qué dijo Esteban mirando al cielo?
           
e) ¿Cómo mataron a Esteban?
           
f) ¿Qué favoreció la expansión del Evangelio?
3. Puesta en común leyendo algunas respuestas. 





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Artículo: Cómo hacer para que el pequeño ayude y colabore

Otros: Familia

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)