En el huerto de Getsemaní

    En el huerto de Getsemaní

    Jesús salió con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón donde había un huerto en el que entró Él con sus discípulos. Dejó a algunos a la entrada y se llevó con Él a Pedro, Santiago y Juan, y les dijo:

    -Mi alma está triste; esperad aquí  y velad conmigo.

    Se separó de los tres a corta distancia, se arrodilló apoyando el rostro en tierra.  Su oración era:

    -Padre mío, si es posible pase de mí este cáliz de tormentos; mas no se haga mi voluntad, sino la tuya.

    Así estuvo un largo rato.  Por dos veces volvió adonde estaban los tres, y los encontró dormidos.  Los reprendió dolido por no acompañarle con la oración en aquellos momentos de honda tristeza.  Durante la oración fue tanta su angustia que llegó a sudar gotas de sangre.  De la oración salió confortado y decidido a afrontar lo que le aguardaba.  En el silencio de la noche oyó pasos sigilosos que se acercaban.  Despertó a los Apóstoles:

    -¡Basta, levantaos!  Llega ya el que me entrega.

    Judas había avisado a un pelotón de soldados y a los representantes de los sacerdotes que lo acompañaban.

    -Al que yo bese, ‚se es; prendedlo y llevadlo con cautela.

    Se adelantó, se acercó a Jesús y lo besó.

    -Amigo, ¿con un beso entregas al Hijo del Hombre? -le dijo Jesús y, dirigiéndose a la tropa, les preguntó:

    -¿A quién buscáis?

    -A Jesús Nazareno -le contestaron.

    -Yo soy; pero si me buscáis a mí, dejad marchar a éstos.

    Los Apóstoles huyeron y Jesús se dejó prender.

             (Juan 18, 1-12; Mateo 26, 36-56)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 226) 





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Aprende de Jesús a hacer oración.

          Contenido.- La escena, rica en contrastes, manifiesta la grandeza del Señor. Judas, con un beso, signo de amistad y veneración, le traiciona; en cambio, para Jesús, Judas es el amigo que no conoce siquiera su verdadera función en el drama. Jesús es apresado a escondidas, por un gran gentío armado, aunque una sola petición suya al Padre echaría por tierra todos aquellos planes. En el fondo, Jesús se entrega porque quiere, porque su decisión de cumplir las Escrituras es irrevocable aunque sea con la entrega de su vida.

    (Sagrada Biblia. Nuevo Testamento. EUNSA. Ediciones de la Universidad de Navarra. 1999. Páginas 129 y 130. Nota 26,47-56)

          Actividades.- 

        1. Leer en voz alta el texto y comprobar la comprensión.

        2. Cada chico contesta por escrito a estas preguntas:

a)  ¿Por qué estaba triste Jesús?

b) ¿Cuál fue la oración de Jesús?

c) ¿Qué hicieron los tres apóstoles?

d) ¿Cómo entregó Judas a Jesús?

e) ¿Qué pasó al final?

        3. Varios alumnos leen sus respuestas.



 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Artículo: El poder y la autoridad

Otros: Familia

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)