La tempestad calmada

    La tempestad calmada

    Subiendo después a una barca, le siguieron sus discípulos. Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y se acercaron y le despertaron diciendo :

    -¡Señor, sálvanos que perecemos!

    Jesús se despertó y les dijo:

    -¿Por qué estáis acobardados, hombres de poca fe?

    Entonces se puso de pie en la barca y mandó al viento y al mar:

    -¡Calla, enmudece!

    Inmediatamente cesó el viento y se hizo gran bonanza.  Los discípulos, maravillados, comentaban:

    -Hasta los vientos y las aguas le obedecen.

                (Mateo 8,23-27;  Marcos 4, 35-40)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 190) 





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Tener fe y confianza en Jesús.

          Contenido.- Jesús les tranquilizó con estas palabras: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Es como si les dijera: ¿no sabéis que Yo voy con vosotros, y que esto debe daros una firmeza sin límites en medio de vuestras dificultades? Y levantándose, increpó a los vientos y al mar, y se produjo una gran bonanza. Los discípulos se llenaron de asombro, de paz y de alegría. Comprobaron una vez más que ir con Cristo es caminar seguros, aunque Él guarde silencio. Y dijeron: ¿Quién es éste, que hasta los vientos y el mar le obedecen? Era su Señor y su Dios. Más adelante, con el envío del Espíritu Santo a sus almas el día de Pentecostés, comprendieron que les tocaría vivir en aguas frecuentemente agitadas y que Jesús estaría siempre en su barca, la Iglesia, aparentemente dormido y callado en ocasiones, pero siempre acogedor y poderoso; nunca ausente. Lo entendieron cuando, poco después, en los comienzos de su predicación apostólica, se vieron asediados por las persecuciones y sintieron el zarpazo de la incomprensión de la sociedad pagana en la que desarrollaban su actividad. Sin embargo, el Maestro los confortaba, los mantenía a flote y les impulsaba a nuevas empresas. Y lo mismo que entonces hace ahora con nosotros.

        (Fernández Carvajal, Francisco. Hablar con Dios. Tomo IV. Página 43. Ediciones Palabra.)

         Actividades.- 

  1. Hacer teatro leído con este texto, con tres personajes: narrador, un discípulo y Jesús.
  2. Contestan a estas preguntas:

a) ¿Qué pasó en la travesía hacia la tierra de gerasenos?

b) ¿Por qué despertaron a Jesús?

c) ¿Qué les contestó?

d) ¿Cómo se explica que Jesús hiciera cesar el viento?

  1. Puesta en común.




 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Formación: El PadrenuestroOtros: Vida de Jesús mayores |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)