Una forma de creatividad

Una forma de creatividad

Nada puede pasarte tanto 

Como tu incapacidad para perdonar.

Y nada es tan trágico

Como vivir día y noche

Con el corazón lleno de rencor y odio.

Alguno, o tal vez muchos, 

Te han hecho daño

Y poco a poco te has desengañado.

Ya no eres aquel de antes.

 

Te comprendes.

Ya no eres tan amable,

Generoso, bueno.

Tu afecto se ha convertido en frialdad. 

La simpatía en antipatía.

Donde antes había un lazo

Hay un a rotura.

Estás mal.

La amistad se ha convertido

En enemistad.

Tu amor se ha transformado lentamente

En odio.

Sufres. Te has encarcelado.

Tus ventanas están cerradas.

El sol permanece fuera.

La vida se vuelve insoportable.

En lo más profundo de ti mismo

Aspiras a la liberación.

 

¡Créeme, hay un solo camino!

¡Perdón! ¡Perdona!

Cuesta mucho, lo sé,

Pero vale la pena.

 

PERDONAR es una forma

De creatividad;

Es generar “nueva vida”

Y “nuevas alegrías”.

Es crear nuevas posibilidades

en ti mismo y en los demás.

 

PERDONAR, debieras hacerlo

A menudo;

Debes, de hecho, perdonar

Setenta veces siete, hasta el infinito,

Porque también tú

¡tienes tanta necesidad de perdón!.

Phil Bosmans.

 





SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

            Objetivo.- Aprender a perdonar.

         Contenido.-

Perdón


   
Los resentimientos nos impiden vivir plenamente sin saber que un simple acto del corazón puede cambiar nuestras vidas y de quienes nos rodean


    En los momentos que la amistad o la convivencia se rompen por cualquier causa, lo más común es la aparición de sentimientos negativos: la envidia, el rencor, el odio y el deseo de venganza, llevándonos a perder la tranquilidad y la paz interior. Al perder la paz y la serenidad, los que están a nuestro alrededor sufren las consecuencias de nuestro mal humor y la falta de comprensión. Al pasar por alto los detalles pequeños que nos incomodan, no se disminuye la alegría en el trato cotidiano en la familia, la escuela o la oficina.

    Sin embargo, no debemos dejar que estos aspectos nos invadan, sino por el contrario, perdonar a quienes nos han ofendido, como un acto voluntario de disculpar interiormente las faltas que han cometido otros.

    En ocasiones, estos sentimientos son provocados por acciones o actitudes de los demás, pero en muchas otras, nos sentimos heridos sin una razón concreta, por una pequeñez que ha lastimado nuestro amor propio.

    La imaginación o el egoísmo pueden convertirse en causa de nuestros resentimientos:    

    - Cuando nos damos el lujo de interpretar la mirada o la sonrisa de los demás, naturalmente de manera negativa;
    - Por una respuesta que recibimos con un tono de voz, a nuestro juicio indiferente o molesta;
    - No recibir el favor que otros nos prestan, en la medida y con la calidad que nosotros habíamos supuesto;
    - En el momento que a una persona que consideramos de "una categoría menor", recibe un favor o una encomienda para lo cual nos considerábamos más aptos y consideramos injusta la acción.

    Es evidente que al ser susceptibles, creamos un problema en nuestro interior, y tal vez enjuiciamos a quienes no tenían la intención de lastimarnos.

    Para saber perdonar necesitamos:

    - Evitar "interpretar" las actitudes.
    - No hacer juicios sin antes de preguntarnos el "por qué" nos sentimos agredidos (así encontraremos la causa: imaginación, susceptibilidad, egoísmo).
    - Si el malentendido surgió en nuestro interior solamente, no hay porque seguir lastimándonos: no hay que perdonar. Lamentamos bastante cuando descubrimos que no había motivo de disgusto... entonces nosotros debemos pedir perdón.

   Si efectivamente hubo una causa real o no tenemos claro qué ocurrió:

    - Tener disposición para aclarar o arreglar la situación.
    - Pensar la manera de llegar a una solución.
    - Buscar el momento más adecuado para platicarlo con calma y tranquilidad, sobre todo de nuestra parte.
    - Escuchar con paciencia, buscando comprender los motivos que hubo.
    - Exponer nuestras razones y llegar a un acuerdo.
    - Olvidar en incidente y seguir como si nada hubiera pasado.
x

Con autorización de:    www.encuentra.com

            Actividades.- 

1.-Un  alumno lee un párrafo y se comenta su significado.

2.-Cada alumno contesta a estas preguntas:

            a) ¿Qué es lo que suele pesar mucho al alma?

            b) ¿Por qué puede estar lleno el corazón de rencor y odio?

            c) ¿Qué cambio se ha producido en el alma del hombre descrito?

            d) ¿Cuál es el único camino para la liberación?

            e) ¿Por qué perdonar es una forma de creatividad?

            f) ¿Cuántas veces podemos perdonar?

            3.-Leer algunas de las contestaciones.





 Aplicaciones didácticas 

Atrás




Artículo: La ampliación del léxico

Otros: Técnicas de estudio

| Formación: El fracaso matrimonialOtros: La familia |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)