¿Qué hacen los otros por mí?

    ¿QUÉ HACEN LOS OTROS POR MÍ?

    Esteban y Antonia vivían en una casita. Un día, mientras hacían los deberes, Esteban dijo:

    -”¿Has pensado en nuestra casa? ¡Cuánta gente para construirla!. El albañil, el carpintero, el electricista, el pintor...”

    -”Ya lo creo! -contestó Antonia-, Nosotros no hubiéramos podido hacérnosla solos. ¿Te has fijado en que cada día necesitamos de los otros?”

    -”¿Qué quieres decir?” -preguntó Esteban.

    -”Por ejemplo, hoy hemos comido pan. Este pan, primero era trigo, que se sembró, se recogió el grano y se llevó a moler para hacer harina y el panadero ha hecho el pan. Imagínate cuánta gente hace falta para poder comer un trozo de pan.”

    -”Tienes razón. Los coches, los periódicos, los vestidos, las libretas que utilizamos en el colegio... Todo está hecho por mucha gente.”

    -”Además los bomberos, los médicos, los profesores, los electricistas, los arquitectos... Todos trabajamos para los otros. Todos nos necesitamos.”

    -”¿Sabes? -dice Esteban-. Me gusta que todos nos ayudemos cada día.”

    Citado por Ll. Carreras y otros. Cómo educar en valores.. Narcea Ediciones.





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

             Objetivo.- Comprender la necesidad de ser agradecidos a los demás por sus servicios.

            Contenido.-

Gratitud


   
De personas bien nacidas es ser agradecidas. ¿Cómo vivir mejor este valor?


    Dicen que de todos los sentimientos humanos la gratitud es el más efímero de todos. Y no deja de haber algo de cierto en ello. El saber agradecer es un valor en el que pocas veces se piensa. Ya nuestras abuelas nos lo decían "de gente bien nacida es ser agradecida".

    Para algunos es muy fácil dar las "gracias" por los pequeños servicios cotidianos que recibimos, el desayuno, ropa limpia, la oficina aseada... Pero no siempre es así.

    Ser agradecido es más que saber pronunciar unas palabras de forma mecánica, la gratitud es aquella actitud que nace del corazón en aprecio a lo que alguien más ha hecho por nosotros.

    La gratitud no significa "devolver el favor": si alguien me sirve una taza de café no significa que después debo servir a la misma persona una taza y quedar iguales... El agradecimiento no es pagar una deuda, es reconocer la generosidad ajena.

    La persona agradecida busca tener otras atenciones con las personas, no pensando en "pagar" por el beneficio recibido, sino en devolver la muestra de afecto o cuidado que tuvo. ¿Has notado como los niños agradecen los obsequios de sus padres? Lo hacen con una sonrisa, un abrazo y un beso. ¿De que otra manera podría agradecer y corresponder unos niños? Y con eso, a los padres les basta.

    Las muestras de afecto son una forma visible de agradecimiento; la gratitud nace por la actitud que tuvo la persona, más que por el bien (o beneficio) recibido.

    Conocemos personas a quienes tenemos especial estima, preferencia o cariño por "todo" lo que nos han dado: padres, maestros, cónyuge, amigos, jefes... El motivo de nuestro agradecimiento se debe al "desinterés" que tuvieron a pesar del cansancio y la rutina. Nos dieron su tiempo, o su cuidado.

    Nuestro agradecimiento debe surgir de un corazón grande.

    No siempre contamos con la presencia de alguien conocido para salir de un apuro, resolver un percance o un pequeño accidente. ¡Cómo agradecemos que alguien abra la puerta del auto para colocar las cajas que llevamos, o nos ayude a reemplazar el neumático averiado!
    El camino para vivir el valor del agradecimiento tiene algunas notas características que implican:

    - Reconocer en los demás el esfuerzo por servir
    - Acostumbrarnos a dar las gracias
    - Tener pequeños detalles de atención con todas las personas: acomodar la silla, abrir la puerta, servir un café, colocar los cubiertos en la mesa, un saludo cordial...

    La persona que más sirve es la que sabe ser más agradecida.

Con autorización de:     www.encuentra.com

     Todos recibimos muchos servicios de los demás y es de justicia que seamos agradecidos con ellos y que también prestemos servicios a los demás.

            Actividades.- 

            1. Hacer fotocopias para cada alumno de este texto.

            2. Lectura individual y silenciosa del texto.

            3. Contestar por escrito a estas preguntas:

                a) Escribir los profesionales que nos prestan servicios.

                b) ¿Qué cosas utilizamos o consumimos que las han hecho otras personas?

                c) ¿Sería posible vivir sin la cooperación de unos con otros?

                d) ¿Qué podemos hacer para que haya más ayuda entre los alumnos de la clase?

            4.Puesta en común leyendo las contestaciones a la pregunta d)





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Vídeo: 2) Consecuencias del aborto y su intervención


Otros: Violencia del aborto

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)