División del reino

    División del reino

    Salomón puso al frente de su escolta personal a Jeroboán, un hombre honesto y valiente. Un día le profetizaron que el reino de Salomón se dividiría en dos en castigo de sus idolatrías, y que a él le tocaría reinar sobre diez tribus. Más adelante tuvo que huir a Egipto.

    Muerto Salomón, su hijo Roboán marchó a Siquem donde el pueblo lo proclamaría rey. Después de coronarlo, tanto Jeroboán, que había sido hecho venir para la ceremonia, como el pueblo entero pidieron al nuevo rey que atenuase la servidumbre a que los había sometido su padre, a lo que él, siguiendo el consejo de los jóvenes, respondió con dureza, diciéndoles que si su padre, Salomón, los había castigado con azotes, él lo haría con escorpiones.

    Como consecuencia de tanta injusticia el pueblo se sublevó, mató al recaudador de impuestos y proclamó rey a Jeroboán en Siquem. Le siguieron las diez tribus del norte, cumpliéndose así la profecía.

    En Jerusalén se mantuvieron fieles a Roboán la pequeña tribu de Benjamín y la de Judá. Ésta organizó su ejército para ir a pelea contra sus hermanos de Israel y rehacer así la unidad. Desistieron porque un profeta les dijo que aquella división era cosa de Dios.

    Jeroboán fortificó Siquem para reinar desde allí, haciendo construir el grandioso templo de Jerusalén, en Betel y Dan, en los que implantaron la idolatría adorando una estatua en forma de toro en lugar del Dios verdadero. Estando un día quemando incienso en el altar de Betel llegó un enviado de Dios, proclamando a grandes gritos que un descendiente de David sacrificaría sobre él a todos los sacerdotes. Al punto el altar se partió y la ceniza grasa se derramó, en señal de que había hablado en nombre de Dios.

    El reino de Israel, que perduró durante doscientos cincuenta años, acabó con Oseas. Durante su reinado el rey de Asiria, Salmanasar, Conquistó Samaria, se llevó cautivos a todos sus habitantes y la repobló con gentes de otras tierra.

         (I Reyes 11, 28-40; 12; 13, 1-5; II Reyes 17)

    (Texto adaptado por D. Samuel Valero. Biblia infantil. Editorial Alfredo Ortells, S.L. Valencia. página 110) 





    SUGERENCIAS METODOLÓGICAS

    Objetivo.- Aprender a amar a Dios y a los demás.

    Contenido.- Conociendo los efectos causados por los matrimonios de Salomón con mujeres extranjeras, el autor sagrado le aplica retrospectivamente una ley que en realidad se establecería más tarde.
    La verdadera causa del pecado de Salomón fue que "sus mujeres le pervirtieron el corazón" haciendo no sólo que él mismo aceptase el culto a los ídolos a los que ellas adoraban. De este modo Salomón dejó de adorar al Dios de Israel con todo su corazón, compartiendo al mismo tiempo el culto a otros dioses y cayendo en un sincretismo religioso. "La idolatría no se refiere sólo a los cultos falsos del paganismo. Es una tentación constante de la fe. Consiste en divinizar lo que no es Dios. Hay idolatría desde que el hombre honra y reverencia a una criatura en lugar de Dios. Trátese de dioses o de demonios (por ejemplo, el satanismo), de poder, de placer, de la raza, de los antepasados, del Estado, del dinero, etc. "No podéis servir a Dios y al dinero y al dinero", dice Jesús. Numerosos mártires han muerto por no adorar a "la Bestia", negándose incluso a simular su culto. La idolatría rechaza el único señorío de Dios; es, por tanto, incompatible con la comunión divina (Catecismo de la Iglesia Católica, n. 2113)

        (Facultad de Teología de la Universidad de Navarra. Sagrada Biblia. Libros históricos. Página 549. Nota 11, 1-10. EUNSA. Pamplona.)

    Actividades.- 

1. Los alumnos van leyendo en voz alta y el profesor comprueba la comprensión. Cada alumno contesta a estas preguntas:

             a) ¿Por qué se dividió el reino de Salomón?

             b) ¿Qué le pidieron a Roboán?

   c) ¿Cuántas tribus tuvo Jeroboán y cuál fue su capital?

             d) ¿Cuántas tribus mantuvo Roboán y cuál fue su capital?

             e) ¿Por qué no pelearon entre ellos?

             f) ¿En qué consistía la idolatría?

2. Puesta en común. 





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





| Pintura: Giovanni da MilanoOtros: Gótico

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)