Comer, beber, amar


    Comer, beber, amar (Eat, drink, man, woman; Taiwán, 1993)

    DIRECTOR: Ang Lee (taiwanés, 43 años); esta película completa una trilogía sobre las relaciones entre padres e hijos en China y Taiwán: Pushing Hands (1991) y El banquete de bodas (1992, Nominada Oscar mejor película habla no inglesa). EN 1994 dirigió Sentido y sensibilidad.

    PREMIOS: Oso de Oro Berlinale ‘93/ Nominación Oscar mejor película habla no inglesa 1994 (Garci dijo que había 5 películas mejores que Canción de cuna y que le había gustado mucho Comer...)

    LUGAR DE LA ACCIÓN: Taipei, capital de Formosa/Taiwán (isla frente a China continental, en el Pacífico). Recuperado a los japoneses en 1943 e independizado de China por las luchas entre nacionalistas chinos y comunistas: actualmente es el Estado Nacionalista de China. De tradición china, pero con gran influjo occidental por distintas influencias y por el comercio.

    GÉNERO: Comedia dramática.

    ARGUMENTO: El Sr. Chu, el mejor cocinero de la ciudad, trabaja en el Gran Hotel de Taipei. Viudo desde hace varios años, vive con sus tres hijas: la mayor es una tímida profesora, convertida al cristianismo; la segunda es una brillante ejecutiva, aparentemente muy segura de sí; y la pequeña, una romántica estudiante, trabaja en un burger (quizá tres formas de entender la vida).

    Cada domingo, las hijas se reúnen con su padre para una comida ritual tradicional china (se prepararon 100 platos expresamente para la película), donde nos enteramos de las diversas peripecias profesionales, familiares y sentimentales de las tres hijas.

    VALORES CINEMATOGRÁFICOS: Buen guión (de una mujer), con buena definición de personajes, preferentemente los femeninos; vistosa puesta en escena, elegante y delicada, especialmente en las secuencias de preparación y presentación de las comidas, que no molestan la acción; buena combinación de ritmo de cine norteamericano con el esmero oriental por mostrar los detalles (menos lenta que la típica película china); buena dirección de actores.

    DECLARACIONES DEL DIRECTOR: Es una película en la que "lo que preocupa es la comida, porque donde una familia no puede comunicarse entre sí, recurre al ritual de la comida, capaz de unir a la gente".

    "...En la cultura china uno debe someterse a sus padres, porque son quienes te han dado la vida. Durante miles de años, China ha construido una sociedad basada en la unidad familiar. Ahora estamos en fase de transición. Las generaciones jóvenes quieren encontrar la libertad individual en el sistema de vida occidental, pero aún les pesa el concepto de fidelidad filial. Es una lucha dramática. Mi película es un reflejo de lo que les ocurre en la actualidad a muchas familias chinas".

    LECTURAS: Caben varias. Plantea temas universales, no sólo locales. La familia sufre una crisis, que en cada cultura se manifiesta con sus peculiaridades, especificadas por la llamada liberación de la mujer. Una mujer que no quiere ser el quicio de la familia, aunque sus conclusiones son positivas.

    -Incomunicación en la familia: vemos que usan las comidas para comunicarse porque durante la semana apenas hay contacto; ahí se comunican proyectos de vida, de futuro, salen los pequeños resentimientos, las incomprensiones, etc. Problema universal el de la incomunicación; gran soledad en una sociedad paradójica, con gran facilidad para la comunicación audiovisual y dificultad para la comunicación interpersonal, posiblemente porque no se sabe escuchar (una boca y dos oídos). Cuando hay comunicación hay entendimiento; la falta de entendimiento se logra con la comunicación, tendiendo puentes de entendimiento entre las personas que nos rodean (familia, amigos).

    -Educación de los hijos: conflicto generacional autoridad-libertad. Las tradiciones o la independencia. Mantener los vínculos familiares es un valor. El padre es mejor educador de lo que parece; hay sorpresa final.

    -Sentido de la vida. Hay que buscar algo más que los instintos básicos (uno de los personajes se pregunta: "Comer, beber, amar...¿Es que no hay más que instintos básicos?". Lo dice refiriéndose al sexo). La película parece decir -aunque superficialmente- que hay algo más: amistad, cariño paterno-filial, amor sincero, solidaridad y un sentido profundo del trabajo...Lo que pasa es que cuesta encontrar ese algo más en el fárrago del materialismo y de falta de resortes morales del mundo actual.

    -Occidentalización de la sociedad china. El propio Ang Lee está occidentalizado y Taiwán también. Lee parece defender un equilibrio para compaginar lo mejor de lo antiguo y lo moderno: eso hace progresar la sociedad (error: lo antiguo es malo, lo moderno bueno).

Juan Jesús de Cózar

Con autorización de www.foroedu.co


| Página principal | Utilidades | Películas | Arriba | Anterior | Siguiente |






| Artículo: ¿Es compatible ciencia y fe?Otros: Ciencia





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL