Estudio de la Lengua

   

    CIENCIAS LINGÜÍSTICAS

    El estudio de la Lengua

    Las aptitudes o capacidades para el estudio de esta materia son la reflexión, la lógica, el análisis, la abstracción y la capacidad asociativa.

    El dominio del área lingüística exige esfuerzo, trabajo ordenado y continuado, y saber utilizar una mente lógica que haga posible el desarrollo creciente en los siguientes aspectos:

    1. Riqueza de un vocabulario lo más amplio y completo posible. La expresión oral y escrita, más o menos perfeccionada se fundamenta en el perfecto dominio del vocabulario.

    2. Conocer las formas ordenadas de expresión que se han desarrollado a lo largo del tiempo en el estudio de la lengua. El aprendizaje teórico y práctico que hace posible la fluidez verbal y la armonía en la dicción y la expresión, nos confiere la seguridad y la claridad necesarias para el ejercicio y la satisfacción de esa primera necesidad humana que es la comuni­cación.

    3· Ordenación y estructuración del pensamiento, ya que, en esencia, la gramática es pura lógica y, por tanto, hablar de lenguaje en sentido gramatical es hacerlo sobre el pensamiento ordenado1 consecuente y lógico. En el estudio de la Lengua es conditio sine qua non una actitud reflexiva que pro­fundice en la normativa gramatical, ya que la aptitud mental para ordenar y estructurar los conceptos depende de dos cosas: a) de llegar a captar y dominar la correcta expresión oral y escrita con riqueza, armonía y variedad expresiva; b) de pensar de forma ordenada y consecuente. No en vano se ha dicho que la prueba de inteligencia más objetiva y ajustada de un individuo es su propio lenguaje.

    4. El estudio de la Lengua ha de ser eminentemente práctico, dinámico y flexible, dada la gran variedad de costumbres de quienes construyen su propio idioma.

 

    ¿CÓMO ES EL BUEN ESTUDIANTE DE LAS CIENCIAS LINGÜÍSTICAS?

- Descubre que ninguna de las ramas lingüísticas presenta dificultades insalvables.

- Trata de encontrar lo que es más común y especifico de cada rama gramatical y lingüística, y acierta a descubrir la relación entre todas ellas.

- Sabe que el dominio que adquiera y la facilidad que tenga en cualquier rama de esta ciencia se generaliza a las demás, y los contenidos podrá hacerlos extensibles o complementarios de las mismas.

- No suelen afectarle la torpeza expresiva, los hábitos ortográficos deficientes y el léxico demasiado reducido, ya que compensa cualquier deficiencia con hábitos prácticos provechosos tales como:

· El uso frecuente del diccionario y el interés en ir "al origen y al significado» de las palabras desconocidas para integrarlas en su vocabulario diario.

· La lectura abundante de cuanto cae en sus manos, pero especialmente de literatura selecta.

· El constante enriquecimiento cultural, y un esmerado cuidado en las expresiones orales y escritas.

· Ejercicio constante en el rigor, la elegancia y la soltura expresiva, desarrollando los hábitos más adecuados de comunicación con los demás.

    Interacciones entre Lengua y Literatura

    Es necesario que aprendas a relacionar la Lengua con la Literatura, pero adaptándote a tus conocimientos y tus posibilidades reales.

    Es importante que tras la reflexión y el estudio sistemático aprendas a establecer relaciones e interacciones entre autores, obras, estilos, épocas, géneros y corrientes literarias o lingüísticas. La confección de esquemas y cuadros personales sobre estas cuestiones citadas te ayudará a aprender con más rapidez y eficacia.

Recursos pedagógicos para mayor rendimiento en el estudio de la literatura

    1. Son particularmente provechosos los cuadros sinópticos, los esquemas, los diagramas y los resúmenes realizados con claridad y limpieza, y además establecer relaciones lógicas entre diversos conceptos que faciliten la comprensión y la fijación de los contenidos estudiados, y han de estar hechos con unificación.

    A continuación expongo los dos tipos de relaciones que podemos establecer:

- La relación horizontal. Nos permite establecer analogías, paralelismos y coordinaciones, sincronizando a los autores y sus obras, haciendo juicios críticos comparativos, aproximaciones de tendencias, etc.

- La relación vertical. Permite establecer relaciones de dependencia y subordinacl6n como puede ser la influencia de un autor y su obra en otros autores y sus obras, la pertenencia a determinado movimiento literario, hechos relevantes que se suceden en una época concreta, etc.

    Este sistema de cuadro sinóptico te permitirá asimilar mentalmente y con lógica todos los datos.

    2. La lectura de obras selectas, Impulsado por la curiosidad y el deseo de conocer en vivo a cada autor. La curiosidad1 aunque es buena, no desarrolla realmente el amor por la literatura, ya que mueve a leer deprisa, buscando más averiguar en qué medida te atrae o cómo acaba la obra literaria. Lo que despierta verdadera afición por la literatura es ese verdadero deseo de conocer bien al autor y su obra, captando su estilo literario, sus ideas, sus expresiones más características, sus gustos...

    3. El ejercicio literario propio. La creación es la esencia de la literatura. Conseguirás un buen nivel de dominio literario, cuando seas capaz de llevar a la práctica la expresión de tus ideas y sentimientos con propiedad y con fluidez por escrito.

    Debes sentirte a ti mismo como parte activa y dinámica de la realidad literaria, y para ello puedes ayudarte de las siguientes actividades:

- Realizar entrevistas a escritores y literatos sobre alguna de sus obras más relevantes, c9nfeccionando previamente un guión del cuestionario.

- Componer alguna poesía que exprese tus sentimientos sobre algún acontecimiento social o vivencia personal.

- Redactar alguna novela corta o cuento sencillo alentándote a armonizar la riqueza de expresión con la originalidad del argumento elegido.

- Atreverte a hacer de reportero e Informador periodístico.

- Realizar ejercicios frecuentes de comentarios de texto cada vez más perfectos y detallados.

    4. Hacer trabajos de literatura en grupo. Pueden ser muy prácticos, animados y provechosos, sobre todo si tus compañeros comparten las mismas aficiones literarias que tú. Los comentarios, las sugerencias, los datos, las observaciones, las relaciones y las comparaciones son de gran ayuda para un aprendizaje divertido y muy eficaz.

    Consejos para aprender a "saborear" la Literatura

- Procura estar atento a posibles estrenos de obras teatrales interesantes, recitales poéticos, conferencias, participaciones y experiencias literarias de todo tipo.

- Comparte aficiones literarias y enriquécete también con las aportaciones, las aficiones y los intereses de tu entorno cultural (pueblo, comunidad autónoma).

- No pierdas la ocasión de leer con avidez todo lo que caiga en tus manos para que las lecturas sean más variadas, ricas y estimulantes.

- Familiarízate con la lectura de autores locales y regionales y, a partir de ahí, con la literatura nacional y universal.

    Originario del IES "Bajo Aragón" de Alcañiz (Teruel)





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Artículo: El riesgo de la hiperprotección

Otros: Motivación

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL