Así se las ponían a Fernando VII


    ASÍ SE LAS PONÍAN A FERNANDO VII

    Se utiliza cuando alguien, por el trabajo de otros, encuentra muchas facilidades en la ejecución de un proyecto, y, en general, se dice en los casos en los que no hay ninguna dificultad para solventar un problema. Habitualmente, se explica esta expresión recurriendo a la anécdota del rey Borbón y del juego del billar. Se dice que Fernando VII (1784-1833, rey desde 1808) era gran aficionado al billar y que solía enfrascarse en largas partidas cuando no se ocupaba en perseguir a los liberales, en conspirar o en cometer alguna de las muchas fechorías que jalonaron su reinado. En estas partidas, los cortesanos simulaban fallar los golpes, pero aprovechaban para colocar las bolas de modo que al rey le fuera muy sencillo conseguir una carambola. Como la torpeza del rey era mucha, ni siquiera en posiciones muy sencillas era capaz de acertar. De ahí la expresión española, en la que irónicamente y con sorna se alude a la dificultad que encuentra uno para dar con la solución de un problema fácil. También se dice ASÍ SE LAS PONÍAN A FELIPE II, pero los estudiosos no han averiguado qué demonios le ponían a Felipe II, aunque es de temerse lo peor.
Miguel A. Pérez Abad





 Aplicaciones didácticas 

Atrás





Artículo: Estudiar y aprender a través del cine

Otros: Experiencias

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL (España)