En obscuridad y en luz

 

    Por Don Samuel Valero Lorenzo

45> EN OBSCURIDAD Y EN LUZ

       Llega temerosa la noche, 

sigilosa obscuridad,

ladrona de paisaje y distancias;

sólo el cielo deja ver

románticas estrellas

que brillan la esperanza

de otro seguro amanecer.

     Cae vertical el Sol,

aplastante peso de evidencias,

alud de realidad abrumadora;

deslumbrantes paisajes y distancias:

te dice dónde estás, adónde ir

y a buscar con quien andar.

       Hay en la noche luz,

y en Sol obscuridad.

       (10-I-2004)

 


 

46>    ¡MARANA THA!

        Los antiguos profetas esperaron,

y viniste Niñez en brote de Doncella;

entre virutas, carpintero

de siete espadas de madera.

       Viniste Dios en barro humano

para modelar el barro en Hijos.

Viniste Amor en la utopía

de un Reino para hombres en justicia.

       Mudaste en Oro los harapos;

en Redención nuestras quejas;

en Triunfo las mortajas y la cruz.

Viniste, y vivimos de tu siembra ...

         Pero, como los profetas de antaño,

aún seguimos aguardando:

¡mira que las naciones se amotinan,

que las gentes se adoran a sí mismas,   

y en tu sementera hay cizaña

contra Ti en tus hermanos!

        Ven, Señor Jesús,

aurora triunfal sobre las nubes,

vencido ya el postrer ocaso.

¡No tardes! ¡Marana tha!

te gritamos en la espera.

     - No, hasta que la mía, sea

       Victoria también vuestra.

                   (26-12-2004)


 

47>    TAMBORES Y PASOS

Tuenan los bombos,

los tambores granizan.

Negro el dolor, avanzan los Pasos,

torturados navíos, costaleros sus remos,

en busca de un Faro;

las nubes descuelgan su avispero de rayos.

         Truenan los bombos,

los tambores granizan.

Costaleros sus remos, avanzan los Pasos

heridos de noche:

trallazos morados, espinas que arañan,

rojos los clavos, cañas y lanzas,

lívida muerte, llanto de madre,

sangre en la cruz.

Truenan los bombos,

los tambores granizan.

Avanzan los Pasos, costaleros sus remos,

camino del Faro

donde rompen su espuma las olas,

galerna en espera de luz.

 . . . . . . . . . . . . .

Ancladas las naves en playas del alba,

            los bombos aplauden,

            los tambores retozan,

vitorean los remos:

¡Resucitó! El Faro, opacado,

sigue encendido,

                sin poder apagarlo.

                      (24-III-2005)

 


 

48>   PRIMAVERA

      Aunque la astronomía me dice

que hemos entrado en primavera,

la vida enterrada sigue

aletargada, callada, inerte.

....

       La lluvia y el sol derramarán

olor de almendros y rosales;

la tierra parda copiará

un lienzo de Van-Gogh;

se pintarán de jilgueros los zarzales,

y las aliagas florecerán abejas

de miel en las colmenas.

       También en nuestras vidas

se ha derramado Primavera:

ha resucitado el Señor,

y ha escanciado su vino,

alegría en nuestra mesa.

           28-III-2005

 


 

49>    JUGANDO al ESCONDITE  

           Me pareces un niño que juega

al escondite en tu casa conmigo.

Sé que estás, pero no te veo;

andas tan callado que no te escucho;

te barrunto, te busco, pero me ocultas

tu inefable respuesta.

     Juegas con ventaja en tu morada:

Miro tras los setos del jardín,

subo a la azotea; y las estrellas

y las flores me aseguran:

- ¿Cómo no va a estar el dueño

en su casa?

       Me dicen tus criados que te gusta

esconderte en el amasador del pan

y en la bodega del vino:

voy de puntillas a sorprendente:

seguro que estás, pero la oscuridad

me asusta..

      Ignoro los rincones de tu castillo:

Te llamo por tu nombre,

sé que no andas lejano,

percibo el rumor de tus pasos,

y, aún sabiendo que estás, no te veo,

vives en un laberinto.

       Pregunto a tu Madre, que sí que la veo:

- ¡Sigue buscando que no anda muy lejos!,

me sonríe, y añade:

- ¿No estará dentro de ti?

Cierro los ojos, se me hace el silencio,

 mi laberinto se aclara,

 enciendo el deseo...

       - ¡Te pillé!

       - Porque Mamá se ha chivado.

       - ¿Seguimos jugando?

               (30-III-2005)

          


 

50>    NIÑO TIERNO 

     - ¿Que te puedo decir,

Niño tierno?

Yo, ceniza muerta,

témpano de hielo,

losa de piedra,

arenal desierto,

garganta reseca.

      - ¿Qué te puedo decir,

Niño tierno?

      - Lo que Tú ya sabes:

que te quiero.

       26-XII-2005

 


 

51>   ADORACIÓN DEL NIÑO

        Te han puesto, Niño, tan bajo,

tan a ras de suelo...

       He querido besarte,

he doblado los huesos,

he apoyado las manos,

he inclinado mi cuerpo,

       me han fallado los brazos,

y he caído de bruces:

mi rostro anciano

sobre tu pecho fresco;

       y tu pie desnudo

ha acariciado mi beso

con un pétalo de sangre

en mis viejos labios.

        Has bajado, Niño, tan bajo,

tan a ras de suelo,

que sólo desde los ojos

adorarte puedo.

     27-XII-2005

 


 

52>      LAS ESTRELLAS

        (A las tres de la mañana).

Desde el insomnio

de mi ventana,

he visto brillar

humedad en el asfalto

bajo las farolas del puente.

           He mirado al cielo,

no se veían estrellas,

las eclipsaban las nubes.

He barruntado sus luces

dentro de mí:

eras Tú quien alumbraba,

a esas horas,

mi barro atolondrado.

      30-III-2006

 


 

53>    LLUVIA DE VERANO

         El cielo, todo plomo,

ha desalojado al sol,

ha adelantado la noche:

vendaval de golondrinas

revuela entre sus nidos

bajo el alero de mi casa.

       Están las nubes de parto:

atormentado amasijo;

convulsiones, a trallazos,

de rayos y de truenos;

de luto huracanado.

       Por fin, han roto aguas

sobre el polvo del camino:

trepida el chaparrón,

feliz, en mi ventana,

y brillan los aplausos

de los chopos en la vega.

       El plomo se ha derretido;

vuelve el sol al horizonte;

las golondrinas a sus juegos,

y los samuelvaleros

a soñar con unos versos.

     16-VII-2006

 


 

54>   SEQUÍA

       Manda infernal el sol 

en cielo seco de nubes:

bebe sediento en los ríos,

deja sin agua los senderos

de las truchas,

abrasa sin tregua los campos,

ciega el calor de su luz.

       Agosto se alarga en los huertos,

sestean los chopos,

las chicharras jadean,

ni los pájaros vuelan,

duermen los hombres

en su molicie despierta.

El sol aletarga las alas

de las mentes que aún sueñan.

     ¡Que vuelvan pronto las nubes!

        3-VIII-2006

 



55>  A ANDRÉS OLOGARAY

       "Por nuestro hermano Andrés

 que llamaste hoy a tu presencia".

        Cuando se abrían tus dotes

a la brillantez del cedro,

llegó traidor el hachazo

a tu florida cabeza:

dificultad en la lengua,

torpeza al andar los pasos.

Años de retiro obligado,

de dolor encarcelado,

años de enterrada vida,

de soledad alargada,

años de inútil silencio.

   - Pero si el cedro abatido

vive oculto en su semilla,

desde el rincón de tus días

¿no has logrado escribir algo?

¿aunque sólo sea un verso?

¿Muda también tu pluma?

   - Dejé que Dios redactara

la fecundidad de mi cruz

en sus renglones del cielo.

       - Hoy ya has podido leerlos.

            5-VIII-2006






| Aplicaciones didácticas | Obras de Don Samuel | Descargas |






| Vídeo: IFEMA | Otros: Despedida en Barajas



®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL