31. La Eucaristía
Sopa de letras

 

  1. La Eucaristía como sacramento

    La Eucaristía es el sacramento del cuerpo y la sangre de Jesucristo bajo las especies o apariencias de pan y vino.

   En la Eucaristía hay que considerar tres cosas:

   a) En la Eucaristía está el cuerpo, la sangre, el alma y la divinidad de Jesucristo y no una imagen o un símbolo que lo representa. Tal es el dogma de la presencia real.

   b) En la Eucaristía, Jesús se ofrece por nosotros en la Santa Misa.

   c) En la Eucaristía recibimos a Jesucristo en la Sagrada Comunión. Es un sacramento.

   En cuanto sacramento, distinguimos la materia, forma, ministro y sujeto.

   - La materia es el pan de trigo y el vino de uva. Con esto quiere decirnos Jesús que igual que el pan y el vino son el alimento del cuerpo, La Eucaristía es el alimento del alma.

   - La forma consiste en las palabras de la consagración: "Éste es mi cuerpo... ésta es mi sangre..." Estas palabras tienen una virtud divina, porque Jesucristo las pronuncia por la boca del sacerdote.

   - El ministro puede ser el obispo y el sacerdote. Sólo ellos, en la persona de los Apóstoles, han recibido de Jesús el poder de consagrar, cuando dijo: "Hacer esto en memoria mía." (Lucas 12,19).

   - El sujeto es todo hombre bautizado que pueda recibir válidamente la Comunión.

  2. La Comunión

   La Sagrada Comunión es recibir al mismo Jesucristo bajo las especies de pan y vino.

   Es el alimento de nuestras almas, nos aumenta la gracia y es promesa de la vida eterna.

   Se debe comulgar porque Jesús dijo: "Si no comiereis la carne del Hijo del hombre y bebiereis su sangre, no tendréis vida en vosotros." (Juan 6,64). Se hace la primera comunión al llegar al uso de razón. Se debe comulgar, por lo menos, una vez al año por Pascua de Resurrección (tercer mandamiento de la Iglesia) y en peligro de muerte.

   Para recibir bien la Comunión son necesarias tres cosas: estar en gracia de Dios (sin pecado mortal), guardar el ayuno eucarístico y saber a quién recibimos.

   El ayuno eucarístico consiste en no haber comido ni bebido nada desde una hora antes de comulgar. El agua no rompe el ayuno.

   Nos hemos de acercar a comulgar con fe viva, fervor, humildad y modestia.

   El que comulga en pecado mortal comete un horrible sacrilegio.

  A. Contesta a cada pregunta con una palabra y escríbela en un papel para buscarla después en la sopa de letras:

 1. Jesucristo está presente bajo las...
 2. Está bajo las especies de pan y...
 3. Jesús se ofrece por nosotros en la Santa...
 4. Recibimos a Jesucristo en la Sagrada...
 5. El pan y el vino son la...
 6. Las palabras del sacerdote son la...
 7. El sacerdote que consagra es el...
 8. El que recibe la Comunión es el...
 9. La Comunión para nuestra alma es el...
 10. La Comunión nos aumenta la...

Sopa de letras


 

 

 

 

 

 

 

 

 



 
Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Religión |
Para los pequeños | Para imprimir |
Interactivo |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL