Dos amigos y el oso

DOS AMIGOS Y EL OSO 

A dos amigos se apareció un oso:  

El uno muy medroso, 

En las ramas de un árbol se asegura.  

El otro, abandonado a la ventura, 

Se finge muerto repentinamente. 

 

El Oso se le acerca lentamente;

Mas como este animal, según se cuenta, 

De cadáveres nunca se alimenta,   

Sin olerlo lo registra y toca,  

Huélele las narices y la boca;  

 

No le siente el aliento,

Ni el menor movimiento; 

Y así, se fue diciendo sin recelo: 

"Este está tan muerto como mi abuelo."    

 

Entonces el cobarde,  

De su grande amistad haciendo alarde,  

Del árbol de desprende muy ligero   

Corre, y abraza al compañero,

Pondera la fortuna 

De haberle hallado sin lesión alguna,  

Y al fin le dice: "Sepas que he notado 

Que el Oso te decía algún recado.  

 

¿Qué pudo ser?" "Diréte lo que ha sido;   

Estas dos palabricas al oído:   

Aparta tu amistad de la persona   

Que si te ve en riesgo, te abandona."  

                        Samaniego.                   






Instrucciones: Pulsa uno de los botones con las letras a, b y c. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer).


PRUEBA DE COMPRENSIÓN INTERACTIVA

 

¿Cómo se protegió el primer amigo?  

a) Subiéndose a un árbol.

b) Echando a correr.

c) Refugiándose en una cueva. 

 


¿Qué hizo el segundo amigo?  

a) Salir corriendo.

b) Marcharse lentamente.

c) Fingir que estaba muerto. 


¿De qué se alimentan los osos?     

a) De animales muertos y en descomposición.

b) De carne viva.

c) Solamente de peces.  


¿Por qué abandona el oso a su presa? 

a) Porque cree que está muerto.

b) Porque no le gusta la carne humana. 

c) Porque lo encuentra muy delgado y con poca carne. 


¿Cuándo bajó el primer amigo del árbol?

a) Cuando vio a su amigo en peligro, para defenderle.

b) Cuando se hizo de noche. 

c) Cuando el peligro había pasado.


¿Qué sentía el primer amigo cuando bajó del árbol? 

a) Alegría al ver que su amigo estaba a salvo.

b) Miedo por si volvía el oso.   

c) Curiosidad por saber lo que el oso había dicho a su amigo.  


¿Qué nos enseña esta fábula?   

a) Que no merece nuestra amistad quien nos abandona ante el peligro.

b) Que la amistad es siempre valiosa.

c) Que la caridad debe empezar por uno mismo.



 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

| Aplicaciones didácticas | Poesías |

| Artículo: Atención a los alumnos con déficit de atención por hiperactividadOtros: Familia

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL