Vendedor de felicidad

    Es la historia de un hombre que estaba harto de llorar.

    Miró a su alrededor y vio que la felicidad la tenía delante de sí.

    Estiró la mano y la quería coger.

    La felicidad era una flor. La cogió y aún no la tenía en la mano cuando ya se deshojó.

    La felicidad era un rayo de sol. Levantó los ojos para calentarse la cara y, de repente, una nube la apagó.

    La felicidad era una guitarra. La acarició con los dedos. Las cuerdas empezaron a chirriar.

    Cuando al atardecer llegaba a casa, el buen hombre continuaba llorando.

    Al día siguiente, continuó buscando la felicidad.

    Al borde del camino había un niño que lloriqueaba.

    Para tranquilizarlo cogió una flor y se la dio.

    La fragancia de la flor perfumó a ambos.

    Una pobre mujer temblaba de frío cubierta con sus trapos.

    Él la acompañó hasta el sol y también él se calentó.

    Un grupo de niños cantaba.

    Él los acompañó con su guitarra.

    También él se deleitó con aquella melodía.

    De regreso a casa,  de noche, el buen hombre sonreía de verdad.

    Micaló P. Plantes. E. “Vivre enfora”





Sopa de letras

1. Había un hombre que estaba harto de... 2.- Estaba buscando la... 3.- Cogió una flor pero se...    4.- Buscó un rayo de sol pero lo tapó una ... 5.- Tocó una guitarra pero las cuerdas... 6.- Le dio una flor a un niño que ... 7.- Acompañó hasta el sol a una mujer... 8.- Tocó la guitarra con un grupo de... 9.- Por la noche el hombre sonreía de....   10.- La felicidad está en ayudar a los... 


 




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

 Contraseña:

 

Información de la matrícula

 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Artículo: Los límites del castigo

Otros: Disciplina

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL.