La naranja de Toni

    Jaime y Toni eran dos jóvenes de 18 y 22 años que trabajaban juntos pero no se dirigían la palabra desde un día que discutieron y pelearon por una tontería.

    Jaime sufría por esta situación; más de una vez había intentado reconciliarse, pero Toni no quería.

    Un día, por problemas de trabajo y yendo en el mismo coche, tuvieron la desgracia de tener un accidente muy aparatoso y no podían salir.

    Al poco rato, Jaime parecía que iba a desvanecerse y exclamó:

    -“¡Tengo sed!”

    Toni recordó que lo único que tenía era una naranja, pero él también tenía mucha sed. La partió por la mitad y la iba exprimiendo en los labios de su compañero; por unos instantes olvidó su enfado.

    Jaime al ver cómo le asistía, le ayudaba, compartía su dolor y le daba lo único que tenía, la naranja, le dijo:

    -“¿Toni, qué estás haciendo?" Tenías una naranja y la estás compartiendo conmigo”.

    -“Tenías sed.”

    -“Tú también debías tener. Eres un compañero admirable. Dame la mano y perdóname.”

    Y en silencio se apretaron las manos fraternalmente.

    Al poco rato llegaron los equipos de salvamento.

    A partir de aquel día Jaime y Toni se convirtieron en amigos inseparables.

    Carreras Ll. y otros. Cómo educar en valores. Narcea Ediciones.





Juego de palabras


Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:




 

Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

 Contraseña:

 

Información de la matrícula

 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Vídeo: Para cambiar el mundo


Otros: Iniciativas

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.