Compartir


   
Al entrar en Amiens, un mendigo medio desnudo y casi helado saludó a Martín, soldado. Sin pensarlo dos veces, Martín tomó la capa, la dividió en dos con su espada y le ofreció una de las dos mitades al menesteroso.
En el recodo siguiente estaba Cristo vestido con media capa. Le miraba sonriente.
—Perdona, Señor, por no haberte dado la capa entera.
Con el tiempo Martín se ordenaría sacerdote y más tarde sería obispo de Tours. Con el tiempo fue canonizado y se le venera con el nombre de San Martín de Tours.

Con la autorización de:   www.interrogantes.net




Juego de palabras

Las diez preguntas:  

Puntos :  
Oportunidades gastadas:



 



Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

 Contraseña:

 

Información de la matrícula

 Aplicaciones didácticas 

Atrás

| Formación: PerseveranciaOtros: Autoformación |

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL
.