La viña de Nabot
para imprimir


Nombre_________________________________Curso:_______Fecha:____________

Instrucciones: Lee y comprende bien este texto y después haz el crucigrama.


    La viña de Nabot
    Por Gabriel Marañón Baigorrí

    Había en tierras de Samaria un hombre llamado Nabot. Tenía una viña junto al palacio de Ajab, rey de Samaria. El rey dijo a Nabot: «Cédeme tu viña para hacer un huerto para legumbres, pues está muy cerca de mi casa. Yo te daré otra viña mejor y si esto no te conviene te daré en dinero su valor». Pero Nabot le respondió: «Guárdeme Dios de cederte la heredad de mi padre». Volvió el rey a su palacio triste y encolerizado por la negativa de Nabot. Se acostó en su lecho y no quiso comer. Jezabel su mujer, vino a él y le dijo: «¿Por qué estás triste y no quieres comer?» El rey contó a su mujer la respuesta de Nabot referente a la compra de la viña. Jezabel le dijo: «Levántate y come. Yo te haré con la villa de Nabot».

    Escribió ella cartas en nombre del rey y sellolas con el sello real y las mandó a los ancianos y magistrados de la ciudad donde vivía Nabot. Las cartas decían: «Promulgad un ayuno y traed a Nabot delante del pueblo y poned ante él a dos malvados que atestigüen contra él, diciendo: "Tú has maldecido a Dios y al rey"; y sacarle luego y apedrearle hasta que muera.

    Las gentes de la ciudad de Nabot, ancianos y magistrados que habitaban en la ciudad, hicieron lo que las cartas mandaban. Trajeron a Nabot ante el pueblo y dos hombres malvados, mintiendo gravemente, acusaron a Nabot delante del pueblo, diciendo: "Nabot ha maldecido a Dios y al rey". Luego le sacaron de la ciudad y a pedradas lo mataron. Cuando el rey Ajab se enteró de la muerte de Nabot, se fue a tomar posesión de la viña de Nabot. La calumnia, el crimen y el robo estaba perpetrado. Entonces, Dios habló al profeta Elías y le dijo: "Vete al encuentro de Ajab, rey de Israel y dile": "Así habla el Señor: ¿No eres tú un asesino y un ladrón? En el lugar mismo donde han lamido los perros la sangre de Nabot lamerán tu propia sangre, los perros comerán a Jezabel cerca del muro de Jezrael".

    El rey de Israel estaba en guerra contra el rey de Siria. En una de las batallas, en que la lucha fue encarnizada, el rey Ajab cayó gravemente herido y murió. Los perros vinieron a lamer su sangre y algunas mujeres se lavaron en ella.
    Los enemigos de Jezabel ordenaron fuera arrojada por la ventana. Se apoderaron de ella y la arrojaron por la ventana. Su sangre salpicó los muros y fue pisoteada. Los perros la comieron. Fueron a enterrarla, pero sólo hallaron de ella el cráneo, los pies y las palmas de las manos.

    Así fueron castigadas por el Señor las calumnias proferidas contra Nabot.

Con la autorización de:   www.encuentra.com

Crucigrama


6

 

 

 

 

 

 

 

3

2

 

 

 

4

 

 

1

7

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8

 

 

 

 

 

 

10

 

 

 

 
   

 

9

 

 

 

 

5

 1. (Vertical) En Samaria había un hombre llamado ...
 2. (V) El rey Ajab quiso comprarle su ...
 3. (V) Nabot se negó porque era una finca de su ...
 4. (V) ¿Cómo se llamaba la mujer del rey? ...
 5. (V) Jezabel escribió muchas calumnias en sus  ...
 6. (H) Dos hombres le acusaron con ...
 7. (Horizontal) Condenaron a Nabot a morir a ...
 8. (H) El rey Ajab le ... la viña.
  9. (H) ¿Qué profeta acusó al rey de su crimen? ...
 10. (H) Ajab y Jezabel fueron castigados con la ...

 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Artículo: Aplazar la gratificación

Otros: Capacidades

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL.