La verdad de maese Pedro

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






El escándalo era tan grande que  _asta  el mono adivino

_echó  a correr y huyó por los tejados de la venta.

Don Quijote no paró hasta destrozar todo el  reta_lo,

y entonces miró a su alrededor con el  orgu_o

del guerrero  _ictorioso  y dijo con voz rotunda:

-Dígame: ¿qué  hu_iera  sido de Melisendra

y su señor esposo si yo no  _ubiera  estado aquí?

¡Vi_a  la caballería andante!

¡Viva la   ca_allería,  y muera yo

-dijo maese Pedro  _echándose  a llorar-,

que  _ace  un momento era dueño y señor de reyes

y ejércitos y  a_ora  me veo pobre y sin mi mono,

porque antes de  _atrapar  a ese animal

_oy  a sudar hasta por los dientes!

-No  _ores,  maese Pedo -le dijo Sancho

con voz tristísima-, que me  quie_ras  el corazón.

Mi señor don Quijote, que es muy  _uen   cristiano,

te pagará todo lo que  _a  roto.

-Ahora ya no tengo  d_das   -dijo don Quijote-

de que mis enemigos los   _encantadores

me  ca_bian  las cosas delante de los ojos,

porque a mí me  pareci_  que todo

lo que hemos  _isto  pasaba de verdad,

y por eso me alteré y quise  a_udar  a Melisendra.

Pero no  sufr_is,  maese Pedro,

que os pagaré los títeres  _otos.

Y así lo  _izo,  pagando real por real

todas las heridas de los que habían perdido la  ca_eza,

los ojos o la nariz, e incluso  desem_olsó

dos reales por el trabajo de  aga_ar  al mono.

Claro que otro  ga_o  le habría cantado

al tal maese Pedro si don Quijote hubiera  sa_ido

quién era en  _erdad  aquel titiritero.

Porque, aunque  alg_no  no lo crea,

juro por todos los  caba_eros  del mundo

y por el  bo_ico  de Sancho Panza,

al que  _ios  tenga en su gloria,

que maese Pedro no era ni  m_s  ni menos

que aquel Ginés de  _asamonte  al que don Quijote

había  li_erado  en Sierra Morena,

y que había agradecido a pedradas el don de su  li_ertad.

Para que la  just_cia  no lo reconociese,

Pasamonte se  ha_ía  tapado la mitad de la cara

con un parche y se había  _echo  titiritero,

oficio en el que se  desen_olvía  como pez en el agua.

Y por eso más de uno, al oír esta  _istoria,

se pregunta por qué el tal  _inés  no se dedicó

a manejar títeres desde el primer día de su  _ida,  en vez

de amargar a tanta gente con sus  _ellaquerías y delitos.

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

El mono adivino huyó por los...

 

a) montes. b) tejados.  c) caminos.

Maese Pedro se echó a...

 

a) llorar.  b) reír.   c) cantar.

Maese Pedro era Ginés de...

 

a) Panza.   b) Zaragoza.   c) Pasamonte.




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

| Vídeos: VariosOtros: Música clásica


®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL