Con el Caballero del Bosque

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






-Vuestra merced sí que es escudero como _ios  manda

-decía-, no como yo, que lo único que  lle_o

en las alforjas es un pedazo de  _eso

tan duro que puede  descala_rar  a un gigante.

Así  estu_ieron  charlando un buen rato,

y tanto llegaron a  _eber,

que dejaron la bota  _acía  y se durmieron

con la comida en la  _oca.

Entre tanto, el Caballero del  _osque

le  e_plicó  a don Quijote que acababa de luchar

contra una giganta y que  _abía  derrotado

a más de treinta  caba_eros  en pocos días.

-Y uno de los que  _e  vencido -dijo-

es el mismísimo don Quijote de la  _ancha,

de quien sin duda  ha_réis  oído hablar.

-En eso andáis   equi_ocado  -protestó don Quijote-,

porque don Quijote de la Mancha soy  _o.

-Os repito que  _e  derrotado a don Quijote y,

si no me creéis, ni espada  pro_ará  lo que digo.

-Insisto, señor caballero, en que el  aut_ntico

_on  Quijote soy yo, y estoy dispuesto

a defender esta  _erdad  con las armas.

-Acepto el desafío -concluyó el  Ca_allero  del Bosque-,

pero será mejor que esperemos a que  _amanezca

para que el sol nos vea  com_atir.

Y  bata_aremos  con una condición:

que el vencido quedará  o_ligado  a hacer todo

lo que disponga el  _encedor.

Así que fueron a  _uscar  a sus escuderos

para decirles que  tu_ieran  las armas y el caballo a punto

en cuanto amaneciera, porque  i_an  a luchar.

Sancho quedó muy  asom_rado  y temeroso,

pero _izo  lo que don Quijote le había ordenado

 y luego volvió a roncar hasta el  al_a.

Y, cuando el sol asomó por el balcón del  nue_o  día,

lo primero que vio Sancho al  a_rir  los ojos fue la nariz

del Escudero del  _osque,  que tenía un tamaño colosal,

era morada como una  _erenjena

y estaba sembrada de  _errugas  por todas partes.

Era, en fin, una nariz tan  ho_orosa,

que  S_ncho  se puso en pie de un salto

_echó  a correr muerto de miedo.

"¡Ay Dios mío", se decía,  "¡_e  cenado con un monstruo!".

 

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

¿A cuántos caballeros había derrotado el del Bosque?

 

a) veinte. b) treinta.  c) cuarenta.

Los caballeros fueron a defender la verdad con las...

 

a) espadas.  b) cabalgaduras.   c) armas.

¿De qué color era la nariz del Escudero del Bosque?

 

a) morada.   b) roja.   c) amarilla.




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

Vídeo: Dignidad de la persona


Otros: Ética social cristiana

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL