Requesones en el casco del Quijote

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






Mientras su amo  con_ersaba,  Sancho se apartó

del camino para comprarles unos  re_esones

a unos pastores que ordeñaban  o_ejas.

Pero, cuando ya los  esta_a  pagando,

don Quijote  e_pezó  a gritarle que volviese,

porque había llegado la  _ora  de una nueva aventura

y  necesita_a  su  casco, que iba atado al borrico de Sancho.

Cuando el escudero  o_ó  a su señor,

no supo qué   _acer  con los requesones,

y no se le ocurrió nada mejor que  _echarlos

dentro del   c_sco  de su amo.

Así que, cuando don Quijote se lo encajó en la  ca_eza,

not_  que por los ojos y por toda la cara

comenza_a  a caerle un sudor muy frío,

lo que le  e_trañó  mucho, porque no tenía ni pizca de miedo.

-Parece que se me están  de_itiendo  los sesos

  -dijo, pero  _entonces  se sacó el casco y,

al mirarlo por dentro,  _ramó  lleno de ira-:

¡Maldito seas, malnacido  _escudero,

que me  _as  llenado el casco de requesones!

A lo que  _ancho  respondió con mucha calma y disimulo:

 -Eso será cosa de algún  _encantador,

porque yo no malgasto requesones en la  ca_eza  de nadie.

-Todo puede ser -asintió don Quijote,  m_s  calmado.

Y, tras  li_piarse  la cara,

se plantó con la  lan_a  en medio del camino,

a la espera de un  ca_o  de mulas que se acercaba.

-Mire, señor -le dijo el del  _erde  Gabán-,

que aquel carro no es de ningún  _enemigo,

porque lleva la  _andera  del Rey.

Pero don Quijote le contestó que él   sa_ía

muy bien lo que se  _acía,

y, cuando el carro llegó por fin, le preguntó al ca_etero:

-Decidme, buen hombre, ¿qué   lle_áis  en ese carro?

-Dos leones  bra_os  enjaulados para el Rey,

que son los mayores que se  _ayan  visto nunca en España.

Y ahora van muertos de  ham_re

porque hace un buen rato que no  _an  comido.

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

Sancho compró unos...

 

a) huevos. b) pasteles.  c) requesones.

A don Quijote le pareció que se les estaban derritiendo los...

 

a) sesos.  b) brazos.   c) hombros.

¿Cuántos leones llevaba el carro?

 

a) dos.   b) tres.   c) cuatro.




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

Formación: Elección de los apóstoles

Otros: Agosto

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL