Encuentran a unas aldeanas

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo . Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo. Para salir haz click fuera de la AYUDA y la tendrás disponible en la línea de estado (abajo).





Sosegado con  aque_os  pensamientos,

Sancho se quedó al pie del árbol  _asta  al atardecer,

para que su amo  cre_era  que estaba en el Toboso.

y  tu_o  tanta suerte que,

justo cuando se  levanta_a  para reunirse con su señor,

vio venir a tres labradoras sobre tres  _urros  o burras,

que solo Dios  sa_e  lo que eran.

Y, cuando por fin  _egó  hasta don Quijote,

y el caballero le preguntó si traía   _uenas  noticias,

Sancho le   respondi_  con mucha alegría:

-Tan buenas, que   a_ora  mismo va a ver

a la señora  _ulcinea  con sus propios ojos.

Vamos, asómese, que  _iene  por allí

a_ajo  con sus dos doncellas,

montada en una  _egua  blanca como la nieve.

Y va  _estida  de seda y cargada de joyas,

  y lleva los  ca_ellos  sueltos,

que son más dorados que los  ra_os  del sol.

Loco de alegría, don Quijote  e_tendió  la vista

hacia el Toboso, pero cuando  _io  a las tres mujeres

que se  acerca_an,  se quedó más pálido que un muerto.

 -¡Válgame Dios -dijo-, que yo no  _eo

más que a tres aldeanas montadas en   _orricos!

-Pero, ¿qué está diciendo, señor? Fíjese  _ien,

que esas son Dulcinea y sus  _oncellas,

y póngase de   rodi_as,  que ya llegan.

Cuando las _aldeanas  se acercaron,

Sancho se  a_odilló  ante la primera,

que  lle_aba  un palo en la mano para picar a la burra.

-Reina de la  _ermosura  -le dijo con la mayor cortesía-,

aquí os rinden   _omenaje  don Quijote y su escudero.

Don Quijote se puso de  _odillas  y miró

con ojos desencajados a la que Sancho  llama_a  reina,

porque lo que él   _eía  era una aldeana

con la  nari_  chata y la cara muy redonda.

-¡Dejenmos pasar, que  _amos  depriesa!

-gruñó la supuesta Dulcinea,  le_antando  el palo-.

¡Y si tienen ganas de  _urla,

ríanse del  _ideputa  de su agüelo!

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

¿Cuántas labradores vinieron?

 

a) dos. b) tres.  c) cuatro.

Don Quijote se quedó más pálida que un...

 

a) muerto.  b) resucitado.   c) enfermo.

Una de las aldeanas levantó un...

 

a) sombrero.   b) palo.   c) brazo.

 

 





Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:

Contraseña:

 

Información de la matrícula

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El Quijote |

 Descargas 

| Pintura: Greco, El. Doménico TeothocopulosOtros: Manierismo

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL