Envió a Sancho al Toboso

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






Sancho ya no  sa_ía  qué decir para disimular sus mentiras,

pero sucedió que justo  _entonces  don Quijote

vio un  _ulto  grande a la luz de la luna

cre_ó  que había dado con el palacio,

así que para  a_á  se fueron.

Sin   em_argo,  cuando llegaron frente al edificio

descu_rieron  que no era más que la iglesia del pueblo,

que tenía una  to_e  muy alta.

-Con la iglesia   _emos  dado, Sancho -dijo don Quijote.

-Y, si seguimos así,   dar_mos  con nuestra sepultura.

¿No sería mejor que saliéramos del   pue_lo

y  vol_iésemos  mañana a la luz del día?

Y, si es que  _uestra  merced no quiere

que le  _ean  rondando el palacio de su dama,

ya vendré yo a hablarle y a pedirle su  _endición...

A don Quijote le pareció que el consejo era  _ueno,

  así que amo y criado salieron del  _oboso

y se refugiaron en un  bosqueci_o  cercano.

Y, a eso del  _amanecer,  don Quijote dijo:

-Vamos, Sancho,  _uelve  al Toboso

y ve a decirle a  _ulcinea  que estoy preso de su amor.

 Y fíjate bien en si se pone  ner_iosa

o colorada al oír mi   nom_re,

porque eso  que_á  decir

que me corresponde en mis  am_res.

-A_í  voy -dijo Sancho-,

y anime ese cora_oncillo,

que donde menos se piensa salta la  lie_re.

A lomos de su  _orrico,  Sancho se alejó camino del Toboso,

pero en cuanto perdió de  _ista  a su señor,

se apeó del burro y se sentó a pensar al pie de un   ár_ol.

-¡Puto  dia_lo!  ¿Y ahora dónde vas a encontrar a Dulcinea?

-se  pregunta_a  a sí mismo-.

Eso quisiera   sa_er  yo -se respondía

como si estuviera _ablando  con otro-.

Pero, dime, Sancho, ¿no es  _erdad  que tu amo está loco?

Claro que lo  _está,  porque toma los molinos

por gigantes y las ventas por  casti_os.

Entonces, ¿por qué no te  apro_echas

de su locura para  _engañarle?  ¿Y cómo le engaño?

Pues  _aciéndole  creer que la primera labradora

que te encuentres es la señora Dulcinea del  _oboso.

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

Sancho no sabía disimular sus...

 

a) mentiras. b) verdades.  c) imaginaciones.

Al salir del Toboso se refugiaron en un...

 

a) llano.  b) escampado.   c) bosquecillo.

Sancho se puso a pensar debajo de un...

 

a) castillo.   b) molino.   c) árbol.




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

Formación: Jesús junto al pozo de Jacob

Otros: Julio

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL