Don Quijote trabó combate con un vizcaíno

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






-Ender_cese,  señor -le decía Sancho-, 

que  _a  de medio lado,

aunque  de_e  ser por el dolor de la caída.

-Lo que   m_s  me duele no son los golpes,

sino el  destro_o   de la lanza,

porque un  ca_allero  sin armas

es como un cielo sin  e_trellas. 

Así que si  e_cuentras  una rama gruesa

a la  _era   del camino, dámela, Sancho,

que  enca_aré   en ella la punta de mi lanza

para tenerla a punto si _ega  otro combate. 

Aquella noche la pasaron entre unos  ár_oles,

y don Quijote  a_egló  su lanza

tal y como _abía dicho.

Sancho durmió de un tirón _asta  el amanecer,

pues se había  _ebido  más de media bota de vino

mientras cenaba con lo que  lle_aba  en sus alforjas.

En cambio, don Quijote no  pro_ó  bocado,

y se pasó  t_da   la noche despierto, pensando en Dulcinea.

Al día siguiente, siguieron  _uscando  aventuras,

y don Quijote trabó combate con un  _izcaíno

porque lo confundió con un _encantador

que había raptado a una  _rincesa.

Y, aunque venci_  en la batalla,

 recibió un espadazo  _rutal   en la cabeza

que le  rompi_   el casco

y le  re_anó  media oreja.

Sancho curó a su amo como  me_or  supo,

pero don Quijote no  para_a   de decir que

que el mejor remedio era el bálsamo de  _ierabrás.

-¿Y qué _álsamo  es ese? -preguntó Sancho.

-Uno con el que no  _ay  que tener miedo

a las  _eridas  ni a la muerte.

Porque, si algún  caball_ro   me partiera el cuerpo en dos,

lo único que tendrías que  _acer

es colocar la parte que  _aya   caído

sobre la que siga en pie antes de que la sangre  cua_e

enca_ar   con cuidado las dos mitades

y darme un trago del  _álsamo.

Y ya verás como en un  santiam_n

volveré  _a   estar más sano que una manzana.

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

¿Qué es lo que más le preocupaba a don Quijote?

 

a) Que no tenía laza; b) Que no tenía comida;  c) Los combates.

Don Quijote pasó la noche despierto pensando en...

 

a) La laza;   b) Rocinante;   c) Dulcinea.

El mejor bálsamo era el del gigante...

 

a) Don Alonso;   b) Fierabrás;   c) Montiel.





Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

Artículo: Una jornada escolar a través de los rincones

Otros: Experiencias

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL