Llegan a Barcelona

Instrucciones: En la columna de la izquierda hay varias frases con una palabra a la que le falta una letra. Pulsa uno de los botones con las letras de la columna derecha. La letra acertada se pone de color rojo (con Internet Explorer). Puedes pulsar en AYUDA para observar el texto completo.

AYUDA






Tres días y tres noches tardaron en  _egar  a la ciudad,

en los que don Quijote quedó fascinado por la  _ida

aventurera que  lle_aban  Roque y sus hombres.

Como la justicia  anda_a  tras ellos,

dormían de pie y con el  _arma  cargada en la mano

y  cam_iaban  de lugar a cada instante,

de forma que amanecían aquí y comían  a_á,

unas  _eces  huían sin saber de quién

y otras esperaban sin  saber  _a  quién.

Y, aunque Roque vivía de  ro_ar  a los viajeros,

tenía  _uen  cuidado de no ofender a la gente de bien

y obraba siempre con una  noble_a

que no parecía propia de un  fora_ido.

En el fondo, tenía un natural compasivo y  _eneroso,

y por eso él mismo se lamentaba de  _evar

aquella vida   misera_le  de crímenes y asaltos,

a la que lo habían  a_astrado

algunos malos pasos de  _uventud.

Y tanto se  a_ergonzaba  de sus fechorías que

alguna vez el propio don Quijote lo vio  _orar  de tristeza.

Al fin, por  ata_os  y sendas escondidas,

_egaron  a Barcelona, donde don Quijote

y Sancho  _ieron  por primera vez el mar,

del que admiraron su abundancia y su enorme  _elleza.

El  _erano  tocaba a su fin, los días eran claros

y Barcelona se mostraba más  _ermosa  que nunca,

_ospitalaria  con los forasteros y amistosa con todos.

Un amigo de Roque, que se  llama_a  don Antonio

y era muy  rico,  aco_ió  en su casa a don Quijote

y a Sancho, pues había leído el libro de Cide  _amete

y quería disfrutar de las  loc_ras  de uno

y las gracias del  _otro.

Don Antonio y sus amigos  cele_raron  muchas fiestas en

_onor  de don Quijote, le llevaron a pasear por Barcelona

y  _asta  lo montaron en una galera

para que  _iese  la ciudad desde el mar.

Sie_pre  que cruzaban con él,

se inclinaban en un a  re_erencia  y le regalaban

los oídos como si  estu_ieran  delante de un príncipe,

y, aunque en verdad lo hacían en son de  _urla,

don Quijote se  enorgu_ecía  de verse tratar tan a lo señor

y  pensa_a  que todo aquello era un premio

por  ha_er  socorrido con sus armas a tantos necesitados.

¿HAS COMPRENDIDO ESTA LECTURA?

 

Roque vivía de robar a los...

 

a) enemigos. b) ricos.  c) viajeros.

Roque tenía un natural compasivo y...

 

a) generoso.  b) envidioso. c) traidor.

Un amigo de Roque se llamaba...

 

a) Antonio.   b) Pedro.   c) Jerónimo.




Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

 Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es

Formación: Rut

Otros: Octubre

®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL