La ciencia del rebuzno

Nombre_____________________________Curso:____Fecha:_______

Escribe sobre el guión la letra que falta.


A los tres días de salir de la  _enta,  don Quijote y Sancho

se  cru_aron  al pie de una loma con un escuadrón

de más de doscientos  _aldeanos

que  i_an  armados hasta los dientes con lanzas,

ballestas y  arca_uces.

_eno  de curiosidad, don Quijote le preguntó

por las razones que les  mo_ían  a la guerra,

a lo que contestó uno de los  ca_pesinos:

-Resulta que nuestro   _alcalde  tiene un  don

muy gracioso, y que imita los  rebu_nos

del  _urro  a las mil maravillas.

Y por esa habilidad, los del pueblo  _ecino,

cada  _ez  que ven a alguno de nuestro pueblo,

se ponen a  re_uznar  para burlarse de nosotros.

Y, como ya no  _ay  quien soporte tanta burla,

hemos salido a  _uscarlos  para matarlos a todos.

Pensando que su  de_er   de caballero era poner paz,

don Quijote se  a_rió  paso

_asta  el centro de aquel ejército y dijo:

-Yo, señores míos, soy  caba_ero  andante,

por lo que  cono_co  muy bien

el gran daño que causan las  _armas.

Y por eso os digo que a la guerra solo  _ay  que ir

por razones de  i_portancia,  como defender la vida

y la familia, y no por  niñer_as.

Al ver que le escuchaban, don Quijote  ca_ó

un instante para tomar  _aliento,

pero Sancho  apro_echó  su silencio para añadir:

-Y además no tienen por qué  a_ergonzarse

de oír un  re_uzno,  porque yo de mozo rebuznaba

cuando me  _enía  en gana, y tanto se me daba que

algunos tuviesen envidia por lo bien que lo  _acía.

Y, si no me creen,  _escuchen,  que la ciencia

del  rebu_no  es como el nadar,

que una vez aprendida nunca se  ol_ida.


Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es





| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El Quijote






®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL