La Hermandad busca a un desalmado

Nombre_____________________________Curso:____Fecha:_______

Escribe sobre el guión la letra que falta.


Nuestro barbero maese  _icolás,

que  sa_ía  mejor que nadie de la locura de don Quijote,

decidió  di_ertirse  un rato siguiéndole la corriente,

así que le dijo al otro  _arbero:

-Señor barbero, como yo soy de  _uestro  mismo oficio,

sé muy bien  c_mo   es una bacía,

y os puedo  _asegurar  que eso que don Quijote

tiene entre las manos es un  _elmo.

-Así es -asintió el cura, que  ha_ía  entendido

enseguida la  intenci_n  de su paisano.

-No  _ay  duda de que es un yelmo -asintieron

don Fernando, Dorotea y  t_dos  los demás.

El barbero  _urlado  se quedó de piedra.

-Pero, ¿es  qu_  estoy soñando? -dijo-.

 ¿Así que  a_ora  resulta que mi bacía es un yelmo?

Debe ser que estoy  _orracho,

  aunque me  e_traña  mucho,

porque  lle_o  dos días sin probar una gota de vino.

  Viendo que  ten_a  las de perder en la disputa,

el barbero renunció a su  al_arda  y a su bacía

y se dispuso a marcharse, con lo que la  pa_

 vol_ió  a reinar en la cuadra.

Pero el  dia_lo,  que todo lo enreda,

quiso que en  aqu_l  mismo instante entrara por la

puerta del  esta_lo  una cuadrilla de la Santa Hermandad,

cuyo capitán le  i_a  diciendo al ventero:

-_amos  buscando a un desalmado que la semana

pasada  li_eró  a unos galeotes.

Es un   ho_bre  alto y seco, de rostro amarillo

y piernas largas, que  lle_a  puesta una armadura

más vieja que   _atusalén

y usa una bacía como si fuera un  som_rero...


Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es





| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El Quijote






®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL