El cura y el barbero se disfrazan



Nombre_____________________________Curso:____Fecha:_______

Escribe sobre el guión la letra que falta.

-¡Ya me acuerdo! La carta de Dulcinea  dec_a:

"Alta y   som_reada  señora,

estoy muy mal del  coraz_n

y no puedo dormir  porqu_  me paso

toda la noche _esuqueándoos   los pies".

El cura tuvo que esforzarse mucho para no  re_rse.

-¡Qu_  buena memoria! -dijo-.

Enseguida _uscaré  papel y copiaré esas delicadas palabras.

Pero  a_ora  entrad con nosotros a la venta,

que ya es  _ora   de comer.

-Mejor  s_quenme  algo caliente -dijo Sancho-, 

porque prefiero no  _entrar.

El cura y el  _arbero  no entendieron

qué podía tener Sancho contra  aque_a  venta,

pero no quisieron preguntar  m_s,

sino  qu_  le sacaron un plato caliente

y luego se entraron  _a  comer.

Durante el  almuer_o,

el cura   estu_o   pensando de qué modo

podían  de_olver  a don Quijote a la aldea,

y al final le dijo al  bar_ero:

-Lo mejor que podemos _acer es que yo me haga

pasar por una   _rincesa  menesterosa

y  _os  por mi escudero,

y que le pidamos a  _on   Quijote

que nos  aco_pañe   a nuestro reino

para matar a un _igante  que no nos deja vivir.

Como al barbero le pareció  _uena  idea,

le pidieron a la _entera

unas prendas con las que  disfra_arse.

El cura se puso un m_nto  y una falda,

y  _aese  Nicolás se tapó media cara

con una cola de  _uey  que hacía las veces de barba.

Pero, al salir de la  _enta,

el cura  pens_  que no era decente

que un   _ombre  de iglesia

fuese por los caminos  _estido de mujer,

así que le   di_o al barbero:

-Dadme esas  _arbas, que yo haré de escudero

y vos de  donce_a.

Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es





| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El QuijoteAnterior | Siguiente |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL