Don Quijote combate con los molinos de viento



Nombre_____________________________Curso:____Fecha:_______

Escribe sobre el guión la letra que falta.


-Bien se  _e,  amigo Sancho, 

que no sabes nada de a_enturas,

porque salta _a  la vista que son gigantes.

Pero, si tienes miedo,  ap_rtate  y ponte a rezar,

que yo  _oy   a entrar en batalla.

-¡Qu_  no señor, que son molinos!

-comenzó a  grit_r   Sancho, 

pero don Quijote ya no  pod_a  oírle,

porque  co_ía   a todo galope

contra los gigantes de su  imaginaci_n.

Justo entonces el viento empezó a mo_er 

las grandes  _aspas  de los molinos, y don Quijote dijo:

-¡Menead los  _razos  todo lo que queráis,

que no _os tengo miedo!

-y luego añadi_  mirando a los cielos-:

¡Oh señora de mi alma, fermosísima  _ulcinea,

ayudadme en este   co_bate!

Llegó don Quijote al primer molino y le  cla_ó  la lanza,

pero, como el viento  sopla_a   con tanta fuerza,

las aspas siguieron  _irando,

con lo que la lan_a   se partió por la mitad

y don Quijote y su caballo _echaron a rodar por el campo.

-¡No le decía  _o que eran molinos!

-dijo Sancho, que llegaba corriendo a soco_er  a su amo.

 -Ca_a,   amigo mío,

que lo que  _a   pasado es que el mismo hechicero

que me robó los libros  _a  convertido esos gigantes

en molinos para verme vencido y  des_onrado.

El pobre  caba_ero   apenas podía ponerse en pie,

pero Sancho le  a_udó  a subir a lomos de Rocinante,

que también tenía más de un _ueso  desencajado.

 Cuando  _olvieron   al camino,

don Quijote  i_a  tan ladeado sobre su caballo

que parecía que fuera a   ca_erse   de un momento a otro.


Miguel de Cervantes. Don Quijote. Adaptación de Agustín Sánchez. Editorial Vicens Vives. Barcelona. 2004. Con la autorización de la Editorial www.vicensvives.es





| Aplicaciones didácticas | Ortografía | El QuijoteAnterior | Siguiente |





®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999
Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL