30. La liberación sexual



  Primera parte

    Se reproduce un artículo de Juanjo Romero sobre la actriz Raquel Welch y la píldora (1).

    “Las sexo en punto: Raquel Welch y la píldora".

    El 9 de mayo de 2010 se cumplía el 50 aniversario de la “legalización” de la píldora anticonceptiva. Desde entonces la píldora, sin más apellidos. Una historia de crueldad y mentiras, que, como en el Jardín del Edén, prometía la liberación y trajo dolor y cadenas.

    No sé si con motivo del aniversario, CNN publicó un artículo de opinión de Raquel Welch: It’s sex o’clock in America. Quien tuvo, retuvo. Hay que admitirlo. Sigue espléndida y rompedora.

    No es apto para fantásticas feministas, ojo, que he avisado. A la vuelta de los años, con la experiencia de 70 tacos, la sex-symbol se une al coro de las que desmontan el mito y llaman a las cosas por su nombre:

    Me avergüenza admitir que yo misma he estado casada cuatro veces, y sin embargo, estoy convencida de que el matrimonio es la piedra angular de la civilización, una institución esencial para la estabilidad de la sociedad, que proporciona un santuario a los niños y nos salva de la anarquía.

    Mira hacia atrás, y busca alguna de las causas de su tiempo perdido, de la situación de decadencia en la que ve sumida a las mujeres:

    Si hubiera tenido una actitud diferente sobre el sexo, la concepción y la responsabilidad las cosas hubiesen sido muy diferentes.

    El efecto más significativo y perdurable de la píldora en las actitudes sexuales femeninas en los sesenta fue: “ahora podemos tener sexo en el momento que queramos sin sus consecuencias”. Aleluya, viva la fiesta.

  A. Hay  5   frases verdaderas y   2  falsas. Pulsa sobre el número de las verdaderas.

 Se ha cumplido el 50 aniversario de la legalización de la píldora anticonceptiva

 La píldora prometía liberación y trajo dolor y cadenas

 ABC publicó un artículo de opinión de Raquel Welch

 Actualmente Raquel tiene 75 años

 La sex-symbol americana desmonta el mito de la píldora

 Estoy convencida de que el matrimonio es lo esencial de la civilización

 Hay que mejorar la actitud ante el sexo, la concepción y la responsabilidad




  Segunda parte

    Pero la realidad es otra, la falta de inhibiciones sexuales, o como alguno lo llama, la “liberación sexual”, eliminó la precaución y el discernimiento a la hora de elegir el compañero sexual, que solía ser el equivalente al compañero con el que compartir la vida. La falta de compromiso, confianza y lealtad en las parejas en edad fértil degenera en infidelidad.

    Es otra manera de formular que la píldora fue la “liberación sexual” pero para los hombres, sexo sin compromiso. Como el “seréis como dioses”, la fórmula era atractiva, pero falsa. La separación de los aspectos unitivo y procreativo termina habitualmente en desastre: personal, casi siempre, y familiar, muchas veces. Supongo que la Welch no leyó la Humanae Vitae, pero ya lo advirtió Pablo VI: En cabeza ajena.

    Consideren, antes que nada, el camino fácil y amplio que se abriría a la infidelidad conyugal y a la degradación general de la moralidad. No se necesita mucha experiencia para conocer la debilidad humana y para comprender que los hombres, especialmente los jóvenes, tan vulnerables en este punto tienen necesidad de aliento para ser fieles a la ley moral y no se les debe ofrecer cualquier medio fácil para burlar su observancia.

  B. Hay  5  frases verdaderas y   2  falsas. Señala los números de las verdaderas 

 La liberación sexual eliminó la precaución de quedarse embarazada

 Se tuvo más cuidado en elegir el compañero sexual

 La falta de compromiso degeneró en infidelidad

 Para las mujeres, la píldora fue sexo sin compromiso

 Se separaron los aspectos unitivos y procreativos del acto sexual

 Se incrementó la infidelidad conyugal y la degeneración moral

 Los jóvenes no tenían un motivo para ser fieles a la ley moral


  Tercera parte

    Podría también temerse que el hombre, habituándose al uso de las prácticas anticonceptivas, acabase por perder el respeto a la mujer y, sin preocuparse más de su equilibrio físico y psicológico, llegase a considerarla como simple instrumento de goce puramente egoísta y no como a compañera, respetada y amada. Aún así, es una gozada leer cómo la actriz intenta coger las solapas y zarandear:

    En serio, si una anciana sex-symbol como yo, agita bandera roja advirtiendo que las normas morales se han desplomado, deberíais caer en la cuenta de la cosa que os diga: ¡vamos chicas!, es hora de dejar de quejarnos. Somos capaces de hacerlo mucho mejor.

   ¿Escarmentaremos en cabeza ajena?, ¿Pedirán perdón las feministas?

(1) Juanjo Romero. Original de: http://infocatolica.com/blog/delapsis.php/1005100647-las-sexo-en-punto-welch-y-la

  C. Hay 4 frases verdaderas y 2 falsas. Pulsa en los números de las verdaderas.

 El hombre mejoró el respeto a la mujer

 El hombre consideró como instrumento de goce egoísta

 Se consideró a la esposa como compañera, respetada y amada

 Raquel se preocupa de que las normas morales se han desplomado

 La actriz dice que la cosa está mal

 Raquel anima a las chicas a hacerlo mejor en adelante



Si estás matriculado escribe tus datos:
 
Nombre:
 

Contraseña:
 

 

Información de la matrícula


 Aplicaciones didácticas 

Atrás

| Vídeos: BachOtros: Música clásica


®Arturo Ramo García.-Registro de Propiedad Intelectual de Teruel nº 141, de 29-IX-1999 Plaza Playa de Aro, 3, 1º DO 44002-TERUEL